Solidaridad con Colombia

    IVÁN PAREDES

    Es lamentable observar los acontecimientos suscitados en la hermana República de Colombia, tanto por la historia que nos une, la similitud en cultura y tradiciones, y el compartir la misma frontera que nos hace vecinos dentro del maravilloso continente americano.

    En octubre del 2019 nuestro país Ecuador tuvo que atravesar la amarga experiencia de estas inusuales protestas que dejaron varios muertos (11) y la quema de la Contraloría General del Estado en su capital Quito.

    De la misma manera estos últimos días le ha tocado vivir al pueblo colombiano que hasta el cierre de esta edición van 19 personas fallecidas y alrededor de 800 heridos; entonces, como no entender y solidarizarnos al existir muchos lazos que nos unen como hermanos de este prodigioso territorio de riqueza natural inigualable en donde el padre sol irradia sus mejores rayos y la madre luna alumbra con su canto las noches de ensueño que solamente se puede sentir en el perfil montañoso de la Cordillera de los Andes, donde los dos países son parte del encanto de la Pachamama, entre otros.

    Hace, aproximadamente, 200 años nos convertimos en un solo territorio denominado ‘La Gran Colombia’, donde se desarrolló el carisma y afecto entre los dos pueblos que hasta el día de hoy perdura, haciendo que la amistad mantenga el vínculo de hermandad compuesto de respeto, admiración y cordialidad entre colombianos y ecuatorianos que, hasta los colores de sus banderas son iguales.

    Hemos tenido la fortuna de transitar por varios departamentos colombianos donde la palabra ‘parcero’ se escucha a cada momento transmitiendo confianza y calidez. Con lo dicho, y más allá de las diferencias políticas no podemos aceptar que la violencia gane terreno, somos países de paz, amor y alegría, y desde este sentir se debe gobernar. ¡Mi saludo cariñoso al pueblo Kankuamo y su lideresa Manuela!