martes, agosto 3, 2021
País Sin el apoyo del PSC, Guillermo Lasso prepara su plan B de...

Sin el apoyo del PSC, Guillermo Lasso prepara su plan B de gobernabilidad

Previo al cambio de Gobierno, el presidente electo ocupa su tiempo entre la conformación de su gabinete y las desavenencias de las alianzas que se rompen.

A menos de seis días de asumir la Presidencia del Ecuador, Guillermo Lasso vive horas de agitación política por quiebre de la alianza con los socialcristianos, y el posterior acercamiento del Partido Social Cristiano y el movimiento correísta UNES.

Por el momento, Lasso no cuenta con el apoyo de Jaime Nebot y su fuerza política, pero suma a los militantes de Pachakutik, la Izquierda Democrática (ID) y la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), pese a que los dos primeros partidos que no se identifican con los preceptos ideológicos del movimiento CREO.

Correa y Nebot dudaron en fustigar al electo mandatario Guillermo Lasso. Lo calificaron como un líder “falto de palabra” y no le auguran buenos resultados con sus nuevos aliados.

 Un plan programático repartido

Max Donoso Müller, analista político, considera que durante el primer año de Gobierno, Lasso «trabajará de la mano» con las organizaciones políticas aliadas. «Esto le dará tranquilidad», dijo.

Para ello, agrega Donoso, con las fuerzas políticas de izquierda, Lasso podría manejar temas de carácter social que no afecten «el bolsillo de los ecuatorianos». En este ítem será importante el trabajo en áreas del turismo, reactivación del tren y el plan de vacunación. Su ejecución permitirá la reactivación económica del país.

Donoso reflexiona que el área económica será tratada con base en la ideología de CREO; es decir, con parámetros de derecha. «Tiene que trabajar programáticamente para que no sea un golpe muy fuerte para el común denominador», manifestó.

Marcela Holguín, asambleísta de UNES, considera que lo más importante en este momento del país es darle gobernabilidad a Lasso, pero sin ceder en temas que afecten a los ecuatorianos. «Nuestra prioridad será trabajar en función de las necesidades, preocupaciones e inquietudes de la gente», dijo.

«No seremos oposición por hacer oposición», aclara. Seguidamente recalca que le pondrán especial atención al tema laboral. «Es un momento de mostrar apertura», acota. (AS)

 Ceremonia de cambio de mando

El 24 de mayo iniciará el camino en el poder de Guillermo Lasso. El acto de posesión está programado para las 10h00. Hasta el salón plenario Nela Martínez llegarán algo más de 300 personas. El aforo se redujo por las medidas de bioseguridad implementadas por el COE Nacional en su afán de mitigar y controlar los contagios por el Covid-19.

 Los retos urgentes de Lasso

Desde el 24 de mayo, Guillermo Lasso, tendrá que poner en marcha su plan de Gobierno y por el que el 52,36% de electores.

  1. Plan de vacunación: La propuesta de Lasso consiste en vacunar a 9 millones de personas en los primeros 100 días de Gobierno. En este plan estarán involucrados Alfredo Borrero, vicepresidente del Ecuador; y, Ximena Garzón, ministra de Salud.

El padrón de vacunación se implementará con la ayuda del Consejo Nacional Electoral (CNE). Para ello se utilizará el padrón electoral que será actualizado con datos que proporciones el CNE. Este registro será revisado por la Cartera de Salud para que los ciudadanos conozcan donde serán inoculados. En primera instancia la información circulará a través de los canales que el CNE empleó para dar a conocer los lugares de votación.

  1. Reactivación económica: Durante los 4 años de Gobierno, Lasso ofreció en campaña que creará hasta 2 millones de empleos y elevar el Salario Básico Unificado (SBU), hasta los $500.

Reitero que el 24 de mayo, día de su posesión, enviará una reforma tributaria al legislativo que simplifique el sistema y aumente la recaudación tributaria. Atraer la inversión extranjera, incentivar el emprendimiento, promover una minería responsable, fortalecer la extracción petrolera, son parte de los planes que debe poner en marcha.

Todos estos proyectos los debe realizar sin dejar de lado la deuda pública que alcanza el 66,2% del producto interno bruto (PIB).

  1. Estabilidad y gobernabilidad: La Asamblea Nacional es un espacio al que Lasso le pone especial atención para conseguir la tan nombrada gobernabilidad. Para ello, se alió para la designación de sus autoridades con el movimiento Pachakutik, la Izquierda Democrática (ID); y, la Bancada Acuerdo Nacional (BAN).

Eso le costó romper definitivamente con sus aliados electorales del Partido Social Cristiano (PSC), cuyo apoyo le sirvió para llegar a Carondelet. Al momento hay fuego cruzado entre estas agrupaciones que pugnan por mantener el control político que se maneja en la Asamblea. Al momento esa estabilidad está en construcción, pero pende de un hilo.

  1. Seguridad: La crisis carcelaria, cuyo episodio más sangriento se vivió en febrero de 2021 luego del asesinato de al menos 79 privados de libertad; la seguridad interna; combate al crimen organizado; y, el control del narcotráfico, sin tres de las aristas que Lasso deberá enfocar para devolverle la seguridad a los ecuatorianos.
  2. Compromisos adquiridos con distintos frentes: Para la segunda vuelta electoral Guillermo Lasso hizo compromisos con varios sectores. Grupos de mujeres, GLBTI y ambientalistas son solo algunos a los que deberá atender.

A esto se suman los jóvenes en edad de ingresar a la Universidad. La propuesta original se centró en eliminar el examen de ingreso y la Senescyt. Ahora este planteamiento ha ido mutando y la eliminación de la Senescyt no se dará como tal, sino que se harán modificaciones a su estructura y a la Ley de Educación Superior (LOES).

Pachakutik, la Izquierda Democrática y la Bancada Acuerdo Nacional y CREO trabajan para darle gobernabilidad desde el 24 de mayo.
Vacunar al menos 9 millones de personas. El plan agresivo y ambicioso de Lasso.

Noticias relacionadas

La Hora TV