Silencio en las calles tras el inicio del confinamiento

CUMPLIMIENTO. El panorama del primer día de confinamiento en el centro de la ciudad fue solitario y silencioso.

Las nuevas medidas buscan frenar el auge del contagio de la Covid-19 y aliviar la presión en los servicios de atención sanitaria.

Pocos vehículos y calles desoladas se apreciaron, ayer, sábado, en un recorrido realizado por el centro de la ciudad, así como en el sector Las Palmas, donde solo hubo paso de los  agentes de tránsito, policías, fuerzas armadas, personal de recolección de basura, vehículos de transporte de alimentos, medicinas y motocicletas de entrega de víveres y comida a domicilio.

Entre las 06:00 y las 17:00 todo estuvo cerrado en el cantón Esmeraldas, excepto las farmacias, gasolineras y hospitales que tienen permiso de atención durante los cuatro fines de semana de confinamiento, además hubo poca carga vehicular y varias calles lucieron completamente vacías. Camiones, tanqueros con combustible, vehículos que transportan alimentos y livianos cuyos propietarios ejercen actividades exentas de las restricciones de movilidad, circulaban por las vías.

28 días de restricciones

Según el jefe de la Policía,  Willian Villarroel, los controles policiales no faltarán en el Estado de Excepción. Tampoco la presencia de patrullas a lo largo de los 28 días. Al menos seis controles de tránsito hubo en el cantón Esmeraldas durante el primer día de confinamiento. Agrega que, la restricción de movilidad durante este fin de semana ha iniciado con pocas novedades.

Policías, agentes municipales y de tránsito detenían a los vehículos para verificar que sus conductores tuvieran autorización para circular.

Solo abrieron algunas farmacias y locales autorizados para la entrega de víveres a domicilio, así como también los centros de vacunación contra la covid-19, donde se registró poca afluencia de usuarios, especialmente de adultos mayores que tenían cita para aplicarse las dosis.

Taxis autorizados, y vehículos de distribución de gas de uso doméstico también circularon en algunos barrios, donde la ausencia de personas permitió ver algunos paisajes inhabituales, que permanecen anónimos en los días de gran ajetreo. Los parques también lucieron vacíos y pocas personas se animaron a salir en sus bicicletas  o a pasear a sus mascotas.

No hay clausura

Un funcionario municipal de control, detalló que durante el primer día de confinamiento no se han clausurado locales comerciales, ni licoreras y tampoco se han reportado conflictos. El equipo de control del Municipio recorre los barrios para vigilar que se cumplan las medidas dispuestas por el Estado de Excepción que rige desde ayer.

“Esta vez la gente sí ha hecho caso a las restricciones. Estamos desde las 06:00 controlando y solo pasan doctores o personas con alimentos”, dijo uno de los agentes de tránsito que realiza operativos en el centro de la ciudad.

Sanciones

*Para las personas que lo incumplan la sanción puede ser hasta prisión de uno a tres años, según el artículo 282 del Código Orgánico Integral Penal, (COIP).

*Para los vehículos circulando durante el toque de queda, “la sanción será del 50% de la remuneración básica unificada y cinco días de detención del vehículo.

*Para los establecimientos de diversión y comerciales, entidades bancarias, licoreras, mercados, supermercados, entre otros; la sanción por incumplir el horario de cierre será de 1 salario básico unificado y la clausura de los mismos. Si se reitera el incumplimiento será de 10  remuneraciones. 

En los parques y veredas del centro de la urbe tampoco se evidenció la presencia de personas. Los locales comerciales amanecieron cerrados. Sólo las gasolineras y farmacias estaban abiertas.