¡Ahora Sí!

    “Cuando el saqueo se convierte en el modo de vida de un grupo de hombres en una sociedad, no tardará en crear un sistema legal que lo autorice y un código moral que lo glorifique.” Frederick Bastiat. Recuperar la vergüenza, es entender a la dignidad, reconquistar la moral es idear la ética, rescatar la justicia es despertar la conciencia, libertando al honor se devasta a la impudicia, se recupera lo robado y saqueado al Pueblo. Después de tanto trajín eleccionario viene lo más conflictivo, cómo financiar la deuda en medio de crisis pandémica, económica, social, política, desempleo, y, lo más denigrante, corrupción y delincuencia galopante. Un futuro de trabajo prometedor está en peligro, pues, el deterioro de la sostenibilidad económica por acumulación de deudas, frustra mejoras en la pobreza extrema, pero, resiliencia, conocimiento, experiencia, ética, suministrados en todos los espacios de la vida pública y privada, florecerán normas democráticas, solventando una sólida personalidad e institucionalidad libres de tendencias desprestigiadas, oscurantistas, nefastas. No más restricciones a la comunicación, al desarrollo personal, familiar, de grupo, ya que, deliberadas irresoluciones y componendas del socialismo del siglo XXI, captando conciencias, generando violencia, fraguando corrupción, han promovido fraudes de todo aspecto, adicionándose en decenas. Por fin se entenderá, que “El problema del mundo no son los banqueros, que hacen posible los créditos para comprar casas, carros, etc., ni tampoco los empresarios, que dan trabajo, estos son los auténticos creadores y ejecutores de la economía. El gran problema son los vagos y holgazanes, que sin el menor esfuerzo critican a quienes lucharon por metas o ideales que hicieron grande a nuestro país.” Barack Obama.