lunes, mayo 10, 2021

Editorial Columnistas Nacionales Seguridad y trabajo

Seguridad y trabajo

Pablo Escandón Montenegro

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, cuando cada vez tenemos menos seguridad de tener trabajo y menos certeza de que conservaremos el que poseemos, pero a la vez, es importante reconocer si en nuestros lugares de trabajo hay preocupación por la salud laboral de quienes somos dependientes de un patrono.

En teletrabajo debemos ser más meticulosos sobre la salud en casa, en un espacio adecuado que no perjudique más la salud física y que no afecte a la mental.

Los confinamientos selectivos los fines de semana deberían ir acompañados de desconexión laboral completa, pues eso es saludable: tener mayor interacción con nuestra familia en actividades físicas y lúdicas que es la mejor terapia para eliminar las tensiones… Es cierto que muchas familias son disfuncionales, con malas relaciones y sus integrantes son peligrosos. Es allí donde el acompañamiento laboral debe estar presente, debe mantener alerta permanente y consultar con sus colaboradores acerca de las condiciones familiares.

Hoy más que nunca necesitamos que la salud y la seguridad del trabajo se extienda a la familia, que la responsabilidad del patrono, la empresa o institución que paga un sueldo, vaya más allá de pagar a tiempo, pues lo económico es indispensable, pero mucho más es la sanidad mental y física de quienes trabajan.

Campañas de prevención y de acompañamiento deben ser permanentes, con llamadas constantes para establecer vínculos reales y no solo charlas remotas, pues el seguimiento y compañía son indispensables para prevenir casos fatales y poder corregir malestares físicos y sociales.

En esta fecha, bien deberíamos hacer una evaluación de las condiciones en nuestros hogares para realizar el trabajo, para exigir que se realicen cambios que nos permitan acondicionar nuestro hogar para que no dañe tanto ni interfiera mucho en las relaciones familiares.

Todos debemos cuidarnos.

Artículo anteriorFeriado y confinamiento
Artículo siguienteComo diablo en botella

Más columnistas

La Hora TV