Sector hotelero con altas y bajas en este primer año de pandemia

99
Hospedaje: Reactivación mínima en los hoteles de Loja.

Algunos establecimientos sí tienen clientela, otros -en cambio- trabajan a pérdida. Esperan nueva normalidad, tras vacunación masiva.

Durante el último año el sector hotelero de Loja todavía no ha podido reponerse de las cuantiosas pérdidas, a causa de la pandemia por el coronavirus, que azota al país desde marzo de 2020. Algunos establecimientos sí tienen clientela desde julio porque trabajan con empresas y compañías mineras de la Amazonía.

Jorge Gutiérrez, presidente de la Asociación de Hoteleros de Loja, expresó que el hotelería en Loja ha tenido dos comportamientos, el primero al inicio de la pandemia por Covid-19 en donde tres y cinco meses fueron duros con pérdidas económicas cuantiosas, hubo reducción de personal, cierre de locales; mientras que la segunda parte, cuenta desde junio, donde se activó la industria minera y fue un alivio para los hoteles”, dijo.

Desde esa fecha, en Loja cerca de 10 establecimientos de forma mensual reciben a los trabajadores en cuarentena hasta que pasen un riguroso proceso de vigilancia para el ingreso a las minas. “Hasta la actualidad, seguimos ofertando el alojamiento, eso ha permitido tener réditos y nivelarnos con lo sucedido en el 2020. No hemos sentido mucha afectación, esperamos irnos recuperando poco a poco con la llegada de la vacuna para la ciudadanía”, alegó.

Suspensión

En el Ecuador algunos hoteles con más de 30 y 50 años de trayectoria cerraron sus puertas, en Loja no se registran cifras, pero sí locales que viven al día y otros con pérdidas. En cada hotel que trabaja en convenio con las empresas mineras tiene un porcentaje de ocupación de un 80%, en general. Los clientes hacen una cuarentena de ocho días y salen a sus trabajos, previo un chequeo exhaustivo. “La idea es que estas personas ingresen a laborar sin virus, garantizando así que continúen laborando en la explotación de oro”, señaló.

Con el resto de clientes, según Gutiérrez, el movimiento es lento en Loja y va muy de cerca con el comportamiento de la pandemia, es decir gente de las empresas corporativas de otras ciudades ya no llegan, hay pocos que arriban a Loja en comparación con otros años. “No se restablece la confianza, los ciudadanos no se aventuran todavía a un viaje de trabajo presencial, ahora todo es virtual, haciendo que los negocios se manejen de esta forma”, finalizó.

Baja demanda

Diana Castillo, propietaria del Hotel Villonaco, expresó que los pequeños establecimientos están complicados, porque no hay gente que se hospede a causa de esta pandemia. “En mi caso pese a ser un hotel pequeño en el 2020 me tocó dejar a varias personas sin trabajo, porque no había ingreso de recursos para cubrir con los gastos. Junio, julio y agosto trabajamos a pérdida, pero posteriormente recién sacamos algo, debido a que se hospedaron los jugadores del Libertad Club”, reveló.

Señaló que el mantener un negocio es difícil, porque tiene un alto costo fijo, sumado a las deudas en los bancos. “Desde diciembre 2020 hasta este mes, no existen personas que buscan hospedarse por miedo al contagio, eso ha conllevado que la reactivación no supere el 20% y 30%. Los fines de semana por ejemplo, no hay más de dos y tres hospedados, en la mayoría de casos”, aclaró.

 

EL DATO

Los hoteles de cuatro estrellas, tienen el convenio con las empresas mineras, los pequeños no.

TOME NOTA

En Loja, en algunos hoteles, una habitación individual va desde los 17 dólares, incluye el desayuno y parqueadero.