El ingenio cultural ecuatoriano: sacándole risas al llanto

Los cafteatros y el FBI est tras la pista de dos personajes que surgieron luego de un mes y medio de los ataques perpetrados el 11 de septiembre en los Estados Unidos, los ilegimos sobrinos de Osama Bin Laden.

Estos dos personajes «Os Odia Bin Laden», Orlando Schwarz, y Btrax Bin Laden, Santiago Naranjo, amenazaron con cometer un atentado terrorista a la risa de los quites.

Estos sujetos fueron vistos, no por tima vez, en el Centro Cultural del CafLibula (Amazonas 1587 y La Pinta), con su obra «Los sobrinos de Bin Laden», que lejos de ser una sira a los enfrentamientos entre Estados Unidos y Afganist, muestran una comedia del Ecuador.

La obra, que sale de lo acostumbrado, nacide una hipesis realizada por Naranjo y Schwarz, quienes se preguntaron qupasar si dos terroristas vinieran al Ecuador.

Tenemos nuestro propio terrorismo
Por la experiencia de estos fundamentalistas de la comedia se reafirma la legendaria profes popular (atribuido a santa Mariana de Jes) de que «el final del Ecuador no provendrde los terremotos ni del terrorismo, sino de un demonio mayor, los policos».
Retomando ciertas partes de esta parodia, Naranjo cuenta como y su primo de actuaci se encuentran con sus amigos, los policos abes, los Bucar, y terminan junto a la ‘Mama Lucha», en su bqueda del lugar perfecto para dar a los ecuatorianos.

En un recorrido desde el Malec 2.000 hasta el monumento de la Mitad del Mundo los exicos personajes quieren destruir un sbolo de los ecuatorianos para quedar bien con su t Osama. Sin embargo, entre la hora ecuatoriana, los robos, el cierre de los bancos, las huelgas y la paralizaci hospitalaria, los sufridos protagonistas, a la larga, logran provocar estallidos, pero de risa, desde lo m profundo de la realidad ecuatoriana.

Los atentados se llevar a cabo mana, pasado y al d siguiente.