Se han suspendido 55 fiestas clandestinas en lo que va del año en Tungurahua

En Ambato los lugares más conflictivos son Huachi Grande, Izamba y Santa Rosa. Otro cantón problemático es Pelileo.

286
Trabajo. El fin de semana las autoridades suspendieron un matrimonio y bautizo en Salasaca, donde estaban alrededor de mil personas.

Sin importar que la pandemia no ha terminado, en Tungurahua, continúan las fiestas clandestinas y los encuentros masivos en eventos deportivos. 

En lo que va del año, la Intendencia de Policía de la provincia, suspendió 55 fiestas y clausuró 12 canchas, en donde las personas jugaban vóley.

Los lugares más conflictivos de Tungurahua son: Ambato, Pelileo, Salasaca y Píllaro, en ese orden, así lo indicó el intendente Diego Flores.

En Ambato las parroquias con más aglomeraciones son Izamba, Santa Rosa y Huachi Grande.

 

EL DATO 
El fin de semana, en Ambato 18 ciudadanos fueron 
sancionados por no usar mascarillas en el espacio público.

 

Siguen las reuniones

Durante el fin de semana se suspendió dos canchas de vóley en Izamba y dos fiestas clandestinas, en Huachi Grande se desalojó un evento con más de 300 ciudadanos que no cumplían con las normas de bioseguridad.

Susana Echeverría, moradora de Izamba dijo que, “todos los fines de semana, las canchas están repletas, a la gente no le interesa que ponen en peligros su vida y la de los demás, porque el virus se expande y la irresponsabilidad de unos nos perjudica a todos”.

Mientras que en Salasaca se desalojó un matrimonio y un bautizo, en donde había alrededor de mil personas. En la parroquia Benítez se retiró a 300 personas que estaban en un evento.

En Tisaleo seis canchas de vóley fueron desalojadas y en la parroquia Quinchicoto se suspendió una novillada clandestina en donde estaban 80 personas.

TOME NOTA 
En la ciudad seis personas fueron detenidas por conducir en estado etílico.

Labor

Ante la indisciplina ciudadana, Flores manifestó, “vamos un año de emergencia sanitaria y hasta la fecha no existe la conciencia necesaria para cumplir con todas las restricciones que se han emitido, es importante que todos nos unamos para evitar que el virus se siga propagando”.

Además, aclaró que no hay una norma con la que puedan sancionar a los dueños de las casas en donde se hacen los eventos clandestinos.

Y bajo el principio de sin norma no hay pena, no podemos seguir ningún expediente disciplinario administrativo en contra de estas personas, pero es importante que pese a que no existan las leyes para sancionar, los ciudadanos nos comportemos con empatía y responsabilidad”, finalizó el Intendente de Policía. (APQ)