Educación emocional

SEP, 22, 2019 | - Por OSWALDO AGUILERA ORTIZ

Oswaldo Aguilera Ortíz

Países que apuestan a la educación como medio para alcanzar su progreso, realizan permanentes innovaciones a sus sistemas educativos e introducen en el currículo asignaturas como Educación Emocional, procurando que la educación formal ejerza, no sólo el papel de desarrollar cognitivamente al individuo, sino también de aportar condiciones para su desarrollo emocional.

La Educación Emocional es un proceso educativo, que pretende potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con el objeto de capacitarle para la vida, y aumentar el bienestar personal y social.

Las cinco competencias emocionales básicas son: 1. La autoconciencia emocional, que permite identificar en qué estado emocional nos encontramos; 2. El autodominio emocional, que posibilita controlar nuestros impulsos; 3.  La automotivación,  referida a la capacidad de cada persona para establecer objetivos y lograrlos; 4. La empatía, entendida como la capacidad de entender a los demás; y 5. Las habilidades sociales, concernientes a la capacidad de influir, resolver conflictos y trabajar en equipo.

El currículo ecuatoriano debería incluir en sus programas la asignatura de educación emocional, para que a través del desarrollo de estas competencias, nuestros estudiantes aprendan a identificar sus estados de ánimo y disminuyan conductas sintomáticas que vienen siendo el denominar común en su comportamiento dentro y fuera del aula, como las adicciones, el abandono escolar, las depresiones, la promiscuidad, la violencia, el bullying,  que hacen que caminen sin brújula, perdidos y desorientados. Si lográramos educarlos emocionalmente, otra sería su realidad.

osvartu@hotmail.es

COMENTA CON EL AUTOR

osvartu@hotmail.es

Más Noticias De Opinión

Paz, un estado necesario

| Después de varios días de intensas manifestaciones, con episodios de caos social, jornadas de violencia, odio y temor provocados por sectores infiltrados dicho por la dirigencia indígena y el propio gobierno; nos queda mucho por reflexionar en lo político y social.

¡Nunca más!

| Los indígenas no paralizaron el país. ¡lo destruyeron! No hay que romantizar el movimiento indígena. No es lo que fue en los 80.

La encrucijada nacional

00:15 | | Los economistas se rompen la cabeza, mientras los aficionados ofrecen todo tipo de soluciones – unas creativas, otras trilladas; muchas populistas.

El Estado doblegado

00:10 | | Los ecuatorianos solemos avanzar cien pasos para luego retroceder noventa y nueve.

Ciegos

00:05 | | Los ilustradores otomanos que están a órdenes del sultán turco, en ‘Me llamo rojo’, de Orhan Pamuk, son activistas políticos, pues sus trazos, colores y formas preservan la tradición pictórica oriental y lo que dictan los preceptos religiosos de no hacer idolatría.