Tributación in situ, una necesidad para el cantón Santo Domingo

FEB, 11, 2019 |

Servicio. Los cobros de los tributos se efectúan en las ventanillas del primer piso del Municipio y en varios puntos de pago autorizados.

Desde noviembre desde la administración municipal se propuso ante autoridades nacionales establecer mecanismo para garantizar el cobro de tributos en territorio.

En la ciudad hay sucursales de empresas, corporaciones y consorcios, que tienen sede matriz en diferentes provincias del país. El hecho de contar con dirección en un cantón diferente a Santo Domingo, implica que hay recaudaciones de dichas entidades privadas que no ingresan a las arcas del Municipio por concepto de tributos.

Con el objetivo de lograr que esos recursos no se vayan a otros territorios, Víctor Quirola, alcalde del cantón por el momento con licencia sin sueldo por la contienda electoral, presentó en noviembre pasado una propuesta ante la Asociación de Municipalidades del Ecuador, durante la reunión nacional efectuada en Galápagos.

“Es necesario reformar el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT) por lo que presenté una propuesta a la Asamblea Nacional: la tributación in situ. Con esto se lograría que se pague donde se genera el tributo”, mencionó en entrevistas anteriores a La Hora.

Quirola agregó que la Ley dice que la empresa tributa donde tiene la administración, pero sin embargo, no es algo que se cumpla a cabalidad, tomando como ejemplo algunas instituciones financieras con agencias en Santo Domingo y almacenes de electrodomésticos.


Criterios

Para el microempresario, Oswaldo Chicaiza, sería un logro importante, no solo para Santo Domingo, sino para todos los Municipios donde logre aplicarse alguna normativa de este tipo.

“Miles de dólares dejan de ingresar para el desarrollo de las ciudades cuando se abren nuevas agencias de grandes empresas en los cantones más pequeños. Usan servicios básicos y un área de suelo, deberían retribuir con impuestos, como lo hacen todos los ciudadanos”, mencionó.   

“Debe existir coherencia en la propuesta del esfuerzo fiscal, y tomando como referencia el potencial tributario, debe establecerse el mecanismo legal para que los recursos se paguen en los territorios donde se realiza toda actividad económica y no en la sede domiciliaria”, considera Esther Barroso, quien durante cinco años se ha dedicado a hacer declaraciones del impuesto a la renta.

Uno de los rubros que se suma cada año al presupuesto municipal es la recaudación, donde se toma en cuenta una proyección de la cantidad de dinero que, por concepto de patentes y rentas, deben ingresar a las arcas de la administración local. (ARR)