Horas de decomisos y muerte en cárcel Bellavista

INTERVENCIÓN. Se confiscaron armas, electrodomésticos y drogas que estaban en posesión de los reclusos.
INTERVENCIÓN. Se confiscaron armas, electrodomésticos y drogas que estaban en posesión de los reclusos.

Se hacen investigaciones para identificar cómo y quiénes ayudan a ingresar objetos prohibidos.

Durante las últimas 72 horas, ha existido mucho movimiento en el interior del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Bellavista, en Santo Domingo de los Tsáchilas.

La tarde de hoy, domingo 4 de febrero, familiares de los internos llegaron al lugar tras rumores de una supuesta matanza en el interior de esta cárcel.

Hasta el cierre de esta edición, se confirmó la muerte de un privado de libertad, a quien identificaron como Stalin Guerrero, cuyo cuerpo fue trasladado al Centro Forense.

Las causas de este deceso no han sido corroboradas al 100%. En un principio, se rumoraba que al hombre lo encontraron colgado, pero después surgió una información donde se aseguraba que el fallecimiento ocurrió por una descompensación de salud, ya que tenía afectación cardíaca.

‘Adiós a las comodidades’

Uniformados que conforman el ‘Bloque de Seguridad’ intervinieron los tres pabellones para hacer requisas minuciosas en las celdas ocupadas por decenas de reos.

La intención es erradicar todo tipo de privilegios para los privados de libertad, y desde la última intervención se decidió dejarlos únicamente con el colchón.

Esta medida surgió tras los resultados del operativo que inició la madrugada del viernes 2 de febrero y que generó repercusiones durante el fin de semana debido a las numerosas evidencias recopiladas.

En el allanamiento de los pabellones, se encontraron refrigeradoras, parlantes, congeladores y televisores tipo plasma. Hasta el momento, no se ha determinado cómo ingresaron estos accesorios al interior de la cárcel.

También se decomisaron alrededor de cinco fusiles industriales, 11 pistolas, 10 granadas, armas blancas, 60.000 dosis de sustancias sujetas a fiscalización, 130 celulares y más de 12.000 municiones de diferentes calibres.

Limpieza

El representante de las Fuerzas Armadas confirmó que se hará una ‘limpieza’ total del centro carcelario para retirar todos los artículos prohibidos.

“Empezamos una fase de limpieza con retroexcavadora y volquetas. Vamos a iniciar desde cero, las celdas van a quedar totalmente vacías”, expresó el uniformado.

Por su parte, La Policía Nacional confirmó que se utilizó a más de 500 uniformados para la intervención y ratificó que continuarán con esta línea de trabajo para mantener el orden en el sistema carcelario.

Sobre el modus operandi para el ingreso de artículos prohibidos, el coronel Lenin Peralta explicó que los entes encargados ejecutan el proceso investigativo para determinar responsabilidades.

“Los privados de libertad van a estar en sus celdas solamente con un colchón. Los enseres que tenían han sido trasladados a una escombrera”, expresó. (JD)

Incertidumbre
En la parte externa de la cárcel, muchos familiares de los reos llegan para pedir información. “No sabemos nada, las visitas están suspendidas y eso me tiene preocupada”, dijo la mujer de un preso.
‘Caletas de cemento’
El armamento y explosivos fueron encontrados en compartimientos de cemento. Según las fuerzas del orden, los reos modificaban las infraestructuras para esconder estos artículos letales.
EL DATO
Los objetos fueron retirados en volquetas para su posterior destrucción.