Guaridas de indigentes y delincuentes

Actualidad. El lugar permanece abandonado. En ocasiones indigentes llegan a dormir.

Moradores del sector se quejan por los problemas de insalubridad e inseguridad en la avenida Bruselas.

De a poco la maleza y basura gana espacio en el terreno donde se planificó la construcción de la miniterminal y mall Santo Domingo, zona que pretende acoger a parte del comercio local.

El principal objetivo era dinamizar el sector y agremiar a un grupo de comerciantes. Sin embargo, hasta el momento solo ha sido un factor para que se incrementen los problemas delincuenciales.

Moradores de la cooperativa de vivienda 9 de Diciembre y puntos aledaños se quejan por el abandono de la obra. En el sitio hay varias casetas con puertas y otras a media construcción, que sirven como albergue de personas foráneas e indigentes.

Quejas

Luis Vera frecuentemente pasa por el lugar y cuestiona el abandono de este proyecto. “A pie me daría miedo circular por aquí. Hay tipos consumiendo drogas y eso hace que sea un lugar inseguro”.

Aproximadamente un año ha transcurrido desde que las maquinarias iniciaron los trabajos en el sector. En ese entonces las autoridades municipales manifestaban que el proyecto sería completamente técnico, pero al poco tiempo fue paralizado y hasta la fecha no se lo retoma.

“Observo indigentes. Sé que en ocasiones se han dado riñas entre ellos, que consumen droga y que hay problemas de delincuencia en los alrededores”, expresó el morador Carlos Arias.

Respuestas

Elvis Escudero, director municipal de Obras Públicas, dijo que en el lugar se planifican tres proyectos comandados por la Empresa Pública de Construcciones, (EP-Const).

Manifestó que hace aproximadamente cinco meses se paralizaron los trabajos porque hubo variaciones en los estudios. Calcula que en las próximas semanas se solucionarán todos los detalles para retomar con la fase 2. (JD)

Operativos
En varias ocasiones el personal de Control Municipal, Policía Nacional y autoridades han llegado a este sitio para desalojar a las personas que habitan en las casetas. El último operativo fue el sábado 12 de junio, donde quemaron varios artículos decomisados.
El dato.
El alcalde Wilson Erazo, en un medio local, ratificó que el proyecto se plasmará.