Está mal, Presidente

    Por: Orlando Amores Terán

    Se preparó para campaña, no para gobernar, porque no tiene una planta de ministros, subsecretarios, directores, gobernadores de CREO y de quienes trabajaron para su triunfo, ratifica a vinculados a la década infame que debe descartar.

    Si no cambia rápido el sistema constitucional, en dos años el narco-terrorismo retomará alcaldías, prefecturas y Asamblea, dada la ineptitud y estúpida arrogancia de quienes lo asesoran mal, porque no escuchan; serán los causantes de que termine su mandato como un traidor, porque es la última oportunidad que tiene Ecuador para desarmar el narco-Estado impuesto en Montecristi.

    Pero no lo va a lograr con actitud complaciente con el narco-terrorismo, al que sigue incluyendo en la nómina burocrática. No caracteriza al narco-comunismo como terrorismo, lo cual los legitima como sujetos políticos. No exige que el CJ declare ilegal que los jueces se “asocien”, porque adquieren compromisos, incurren en causal de excusa. No les advierte a quienes amenazan con paros, que transformar la protesta en vandalismo, es guerrilla a sueldo; porque no hay vandalismo, hay terrorismo, financiado e impulsado por las narco-dictaduras de Cuba y Venezuela.

    La percepción eufemista de los problemas, impide adoptar la solución correcta. No asistimos a manifestaciones como las de los 70 a 90; hoy presenciamos imposición política a través de violencia que se concreta en incendio, saqueo, vandalismo, destrucción de bienes públicos y privados; eso es terrorismo.

    Al terrorismo no se lo combate con “amigables encuentros”, sino con neutralización selectiva y fuerza letal, caso contrario prospera, se ensoberbece y afianza, a través de sus alcahuetes infiltrados en organismos nacionales e internacionales de DDHH y “defensorías del pueblo”, pagadas con el dinero de los ciudadanos indefensos ante la arremetida terrorista.

    Disponga que alguien de su confianza haga un resumen de lo que opinan los articulistas de todos los diarios, no se confíe de “asesores”, ellos dicen lo que usted desea escuchar, para mantener el cargo; cree su propio criterio y actúe en consecuencia. No pierda tiempo.

    logcaba33@gmail.com