Comerciantes informales protestan en medio de la cuarentena

MAY, 22, 2020 |

Reclamos. Decenas de comerciantes informales protestaron contra lo que llamaron "persecución municipal” y por la crisis económica que atraviesa el país.

La manifestación se tomó ayer las calles del Comité del Pueblo, en Quito.

Redacción QUITO
EFE

Decenas de comerciantes informales de un barrio del norte de Quito efectuaron una protesta por lo que denominaron "persecución municipal”, así como por la crisis económica que atraviesa el país, en medio de la cuarentena por el Covid-19, que ya lleva dos meses en el país.

Los comerciantes se quejaron por la abrupta retirada de sus mercaderías por parte de agentes municipales, que intentan frenar el comercio informal como fuente de contagio, una actividad que ha proliferado en las barriadas de varias ciudades del país.

El suceso se produjo en el barrio Comité del Pueblo, en el norte de la capital ecuatoriana, donde los comerciantes informales y autónomos, muchos de ellos migrantes, reclamaron por la actitud de los agentes municipales.

Un contingente policial, de un medio centenar de efectivos, apoyados por una veintena de militares con materiales antidisturbios, acudieron al lugar para calmar el ánimo de los manifestantes que exigían la devolución de sus mercaderías.
 

Salir a trabajar o no comer

Una mujer, que se identificó sólo como una comerciante autónoma que ha trabajado en el sector "por mucho tiempo", aseguró a Efe que con esta actitud, los agentes municipales les "están condenando", pues es "el único trabajo" que tienen.

Militares y policías confrontaron con los manifestantes en el Comité del Pueblo. "Se llevaron nuestras cosas, nos quieren hacer pagar una multa, pero no nos devuelven la mercadería”, añadió la mujer que vende legumbres en la calle, junto con otras mujeres que, según dijo, "a diario salimos a ganarnos el pan de cada día".

Aseguró que hay ecuatorianos y también inmigrantes haitianos y venezolanos que realizan actividades informales de comercio en la calle, aunque hizo notar que "mucha gente ha salido a vender cosas" para sostenerse y trabajar en algo, ante la oleada de despidos que se han producido como efecto nocivo de la pandemia del coronavirus.

Finalmente, amenazó a los agentes municipales con impedir su ingreso al populoso barrio Comité del Pueblo y culpó también de la situación al Gobierno del presidente Lenín Moreno, a quien recriminó por unas últimas medidas económicas que incluyen la liberación del precio de los combustibles y la eventual reducción de la jornada laboral y de los salarios.

"Déjennos trabajar", "Devuélvannos la mercadería", "Abajo el Gobierno", fueron algunos de los gritos de los manifestantes que advirtieron con salir en los próximos días al mismo sitio para ejercer su oficio y "defender los derechos".

La protesta de los trabajadores informales autónomos se dio también en un momento de preocupación social por el impacto de las medidas económicas y los reajustes presupuestarios aplicados por el Gobierno, que han recibido el rechazo de sindicatos, algunos gremios empresariales y de otros sectores sociales.

Incluso la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, la organización social más importante del país, ha advertido de un posible "estallido social", como reacción a las medidas económicas y laborales impuestas por el Ejecutivo en medio de la pandemia del coronavirus.