martes, junio 15, 2021

País ¿Qué pasa con el sistema de transporte en Quito?

¿Qué pasa con el sistema de transporte en Quito?

Uno de los sectores más afectados por la pandemia del Covid-19 es el transporte público en Quito

Desde el 2003 se fijó el pasaje en 25 centavos en Quito. Ciudades como Guayaquil, Santo Domingo y Esmeraldas tienen tasas de 30 centavos. ¿Por qué la capital no sube la tarifa?

Las rutas, paradas, velocidad y confort son algunos de los lineamientos que se deberían cumplir para proceder a un incremento de pasajes, según Diego Mafla, experto en movilidad y planificación urbana.

Mafla recalca que la ciudad “tiene un transporte público precario sin un sistema de conectividad ni de accesibilidad de alta eficiencia”. No hay un circuito para que el usuario pueda acceder y desplazarse con seguridad por todo el Distrito Metropolitano, señala.

En 2017, se estableció el Plan de Fortalecimiento de la Calidad de Servicio de Transporte Terrestre Público Intracantonal Urbano de Quito, en el cual se detallan algunos índices de calidad que las unidades debieran cumplir:

Fortalecimiento de la Caja Común

Buen trato a los usuarios
Respeto a los límites de velocidad
Respeto de las paradas
Limpieza
Sistema de información al usuario
Adecuación de las unidades para discapacitados

Quienes cumplan con todos los requisitos tendrán una calificación ‘A’ y recibirán $1.000 dólares mensuales como compensación.

Mafla comenta que se necesita realizar un estudio técnico de flota, en el cual se considere las condiciones del transporte, kilómetro ofertado, números de pasajeros y confort.

Según una veeduría del Observatorio Metropolitano de Movilidad, se evidenció que 9 de cada 10 personas “piensan que el servicio no ha mejorado en lo absoluto”.

Paralización de transportistas en Quito

El lunes 10 de mayo del 2021, la ciudad se despertó con el servicio de transporte de buses paralizado. Los transportistas suspendieron actividades por el incremento del diésel y en rechazo al concurso de asignación de frecuencias y rutas.

Decenas de personas en el norte, sur y centro se vieron obligadas a esperar un medio para transportarse a su trabajo o cita médica.

Ciudadanos del sector productivo, en los casos que no apliquen el teletrabajo, se vieron afectados. El transporte municipal (Trolebús y Ecovía) operaron con normalidad. Sin embargo, según reportes en redes sociales, varias personas publicaron su descontento por la falta de afluencia de unidades.

¿Compromiso político del alcalde Jorge Yunda o presión?

Yunda ganó la Alcaldía con un porcentaje muy dividido en la capital, cerca del 24%. Para poder gobernar en Quito, trazó alianzas con sectores estratégicos, entre ellos los del transporte público.

Para Mauricio Peña, gerente de la Empresa de Transporte de Pasajeros del Municipio, esta manifestación de los transportistas “no responde a un reclamo directamente hacia el Municipio, sino a una situación concreta” por el aumento del diésel.

“Un sector de los transportistas, no todas las cooperativas, han plegado a la convocatoria. En medio de un proceso de mejoramiento de calidad del transporte, que incluye la nivelación y actualización de tarifas”, señala Carlos Páez, concejal de Quito.

El edil recalca que en estas situaciones el ciudadano es el que pierde por la paralización. “Las autoridades deben tomar acciones para garantizar este derecho público que es el transporte”.

Además, Paéz dice que no se puede caer en divergencias políticas sobre este tema “a costas del bienestar y tranquilidad de las personas que día a día utilizan este servicio”.

Esmeraldas, Guayaquil y Santo Domingo son algunas ciudades con pasaje de 30 centavos
9 de cada 10 personas “piensan que el servicio no ha mejorado en lo absoluto”, según veeduría del Observatorio Metropolitano de Movilidad.

Situación en otros países 

En Venezuela existen problemas similares a los de Quito como la falta de disponibilidad de transporte en ciertos sectores de la ciudad, congestión, altos tiempos de conmutación.

En Michoacán, México, se analizaron las rutas en servicio en la ciudad, sus frecuencias,  sus  rutas  y  sus  horarios. Solo un 10.87%  de  las  rutas cumplen  con  las expectativas en aspectos tan esenciales como la disponibilidad.

En  Buenos Aires, Argentina, el uso del transporte público es de 42% y el privado subió a 36%. Existen problemas en cuanto a la fluidez del transporte y por lo tanto se presentan mayores tiempos de espera.

Noticias relacionadas

La Hora TV

Publicidad