Que continúe la donación de comida, piden parroquianos

130
En 10 días se termina el Estado de Excepción que han permitido a los gobiernos autónomos donar alimentos.

Con el confinamiento por el Covid-19, que empezó en marzo, también llegaron ciertas ayudas para las familias más vulnerables de la provincia de Esmeraldas. Para esto, las autoridades se organizaron para entregar kits de alimentos y de bioseguridad por familia o por casas.

María C., es una adulta mayor que habita en la parroquia Majua, cantón Esmeraldas. Recuerda que desde que se declaró la pandemia, desde la Junta Parroquial le entregaron por dos o tres ocasiones víveres que le permitieron subsistir por algunos días. Ella desconoce hasta cuándo seguirá el Estado de Excepción, de lo que sí está pendiente es de la donación de un kit de alimentos que tanta falta le hace.

Una moradora de Tahigüe, conoce que el Estado de Excepción culmina el 12 de septiembre, ella considera que las autoridades deberían continuar otorgando los kit de alimentos hasta que la gente vuelva a trabajar y generar sus propios ingresos.

Gestiones

Para conseguir los alimentos, los presidentes de algunos gobiernos parroquiales firmaron un convenio de cooperación interinstitucional con la coordinación Distrital del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES). Otros hicieron alianzas con la Prefectura de Esmeraldas y los municipios locales.

Este fue el caso del presidente de la Gobierno Parroquial de Chinca, José Luis Caicedo. Él no hizo convenio con el MIES, reconoce no haber llegado con la ayuda a todas las familias de los 26 recintos que tiene la parroquia. Agrega que como Junta entregaron raciones una vez, las demás llegaron a través de la autogestión con la Prefectura y el Municipio de Esmeraldas.

El presidente del Gobierno Autónomo Descentralizado de la parroquia San José del Cayapas, cantón Eloy Alfaro, Aníbal Pichota, acudió al Banco de Desarrollo para obtener recursos económicos e invertirlos en la compra de alimentos para entregar a 570 casas de las 11 comunidades, explica que no entregaron por familia porque en cada casa suelen habitar hasta tres familias.

Agrega que no disponen de dinero para comprar alimentos y llegar con la ayuda a las familias necesitadas. De ahí que hace un llamado a la Alcaldía de Eloy Alfaro y a la Prefectura para de manera coordinada abastecer de comida y de implementos de bioseguridad a las comunidades, pero su pedido todavía no ha tenido eco. Justifica no haber recibido respuesta positiva del Cabildo Local, porque también carecen de dinero. “ Nos ayudaron una vez”, dijo.

Que depositen

Aclara que con la colaboración del Gobierno Provincial entregaron dos veces kits de alimentos y utensilios de aseos. “Los presidentes conocemos las dificultades de la gente porque a nosotros vienen a pedirnos la ayuda y el Ministerio de Finanzas debería depositar un rubro económico a cada GAD parroquial para suplir las necesidades de las comunidades”, sugirió.