Próximo presidente iniciará su gestión con menos dinero en las arcas fiscales

    PIE DE FOTO RETO. El futuro inquilino de Carondelet deberá gestionar la escasez desde el día uno.

    Los niveles de reservas están a la baja, debido a los compromisos de gasto en medio de un año electoral.

    El 24 de mayo 2021, el nuevo presidente de la República inmediatamente tendrá que pagar cuentas y gestionar gastos; pero los recursos en la caja fiscal serán escasos. Al inicio de este año, el nivel de reservas internacionales, en el Banco Central del Ecuador (BCE), era de $7.195,65 millones, en gran medida gracias al último desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI), por $2.000 millones.

    Sin embargo, esa inyección de liquidez se ha ido rápidamente en la cobertura de atrasos y otros compromisos en el sector público. Así, las reservas cayeron a $5.550,33 millones en este mes de marzo. De ese total, $571 millones son efectivo en caja; $1.705,13 millones en oro; y $3.011,43 en inversiones, entre los principales rubros.

    Según Fausto Ortiz, exministro de economía, cuatro años atrás, durante el proceso electoral de febrero 2017, el nivel de reservas fue $4.889 millones y cayó a $2,790 millones en la primera semana de gobierno de Lenín Moreno.

    Por eso, el analista considera que es completamente inviable que se insista en hacer promesas de pago de ayudas sociales excepcionales o la cobertura de gran parte de la deuda con los Gobierno locales, si los recursos disponibles no alcanzan para tanto y, además, no son de propiedad del Gobierno Central de turno.

    Ayer, durante una reunión con la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), el candidato Andrés Arauz prometió transferir, de manera inmediata, $400 millones a los municipios durante sus primeros días en Carondelet, como un abono a la deuda pendiente.

    Por su parte, Guillermo Lasso aseguró que, además de los desembolsos mensuales por el Modelo de Equidad Territorial, también irán pagando las cuentas no cubiertas, pero lo hará a través de financiamiento de organismo multilaterales.

    En este sentido, con un panorama con tan poco margen de maniobra, se vuelve importante los $450 millones que el FMI programó entregar al país, entre finales de abril y comienzos de mayo 2021, de la mano de la aprobación de la Ley de Defensa de la Dolarización, la cual ha sido rechazada dos veces por el Consejo de Administración Legislativa (CAL). (JS)

    El dato.– Solo en sueldos, el gasto público en el Gobierno Central promedia los $750 millones mensuales.