Provincia verde

    Por: Verónica Narváez

    Creo firmemente que la identidad de Santo Domingo radica en su naturaleza, su ecosistema, su flora, su fauna, esto sobre la capacidad productiva o comercial que tenemos.

    Nuestra producción deriva de nuestra tierra, rica en nutrientes y minerales que permite que tengamos una producción única en el país, pero tiene fecha de caducidad si producimos y comercializamos y no reponemos, si no lo hacemos de manera sostenible, a un ritmo depredador me pregunto ¿qué nos quedará en el futuro?

    Nuestra tierra fue selva, agua por todos sus lados, aves, monos, tigres, tigrillos y tanto animal emblema. Aún en los finales de los 80′ recuerdo que en el parque central entre sus majestuosos árboles, vendían carne de venado, tigrillos, sangre de tortugas gigantes, culebras, aves, todo lo que pudimos y en relativamente pocos años lo matamos.

    A pesar de nuestra intensa deforestación, aún tenemos remanentes de bosques en nuestros cantones y en general en la Provincia, y estos son nuestros baluartes de identidad por los que tenemos que actuar.

    Luego de grandes esfuerzos de construcción de nuestros pilares ambientales, la semana pasada la cámara legislativa del Consejo Provincial aprobó la Política Pública Ambiental de la provincia, la misma en el marco de las competencias de la Prefectura. Comprende 5 ejes de acción y el primero corresponde al: Impulso a la Conservación de los remanentes de bosques nativos, su biodiversidad y servicios ecosistémicos a través del Sistema Provincial de Áreas de Conservación.

    Costa Rica es un país cuyo lema se conoce como “Pura vida” y es conocido a nivel mundial por sus políticas de conservación y turismo sostenible. Su embajadora visitó nuestra tierra, la misma nos da la esperanza de que es posible tener una “Provincia verde”, nuestra verdadera identidad.

    venarvaezteran@gmail.com