Proponen ordenanza para que Intag sea ‘santuario de vida’

1086
LUGAR. A pesar de ser hábitat de especies endémicas, tanto de flora como de fauna, Intag tiene más del 90% de su territorio cubierto por concesiones mineras.
LUGAR. A pesar de ser hábitat de especies endémicas, tanto de flora como de fauna, Intag tiene más del 90% de su territorio cubierto por concesiones mineras.

Proteger bosques, fuentes de agua, especies endémicas y ecosistemas primarios, es el objetivo de la normativa.

Redacción IMBABURA

La amenaza de la industria minera y la minería informal, que vive Intag, en el cantón Cotacachi, provincia de Imbabura, es el principal motivo para que la municipalidad busque impulsar una ordenanza que nombre a esta zona como “santuario de vida”.

Auki Tituaña, alcalde de Cotacachi, mencionó que el extractivismo “invita a construir nuevas herramientas legales que permitirán que Cotacachi siga siendo pionero en la conservación y defensa de la vida y la paz social”.

Agregó que la creación y socialización de la ordenanza es parte de una segunda etapa en la que  Cotacachi busca ser un referente de ecología. “Nos sentimos muy satisfechos por esta labor compartida al construir una herramienta jurídica que nos permita trabajar con nuestras familias, comunidades y organizaciones en el cuidado del agua, de la naturaleza y de la vida”.

Una lucha de más de 25 años

En la Casa de Pueblos Mágicos de Cotacachi, durante la primera semana de marzo de 2021, se realizó la entrega oficial de la propuesta de ordenanza, denominada “Intag Santuario de Vida”, por parte de las organizaciones Cedenma, Decoin, el Centro Jambatu, Fundación Aves y Conservación, Fundación Cóndor Andino, Ecominga, Aptnorte, ACAI y Casa Interamericana al Municipio de Cotacachi.

Natalia Greene, coordinadora ecuatoriana de Organizaciones para la Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente (Cedenma), señaló que consideran que Intag es un verdadero santuario de vida, un espacio rico en bosques nativos, fuentes de agua cristalinas, aire puro, suelos productivos, pueblos diversos y comunidades sanas que albergan una gran biodiversidad única en todo el país.

Para Greene, si esta zona se protege y se maneja inteligentemente, como un patrimonio natural, puede seguir siendo base para el desarrollo de vida sana y digna para incontables futuras generaciones.

Carlos Zorilla, representante de la Decoin, recordó que la lucha contra el extractivismo en Intag es un producto de 26 años, “porque sabemos lo que es la minería en lugares como Intag”.

Resaltó que “si no impulsamos este marco legal, sé que lo que va a pasar en nuestra zona es realmente un crimen de lesa humanidad.”

En la entrega de la ordenanza también estuvo Javier Ramírez, defensor de la naturaleza y referente de la comunidad de Junín, de la parroquia de García Moreno, quien fue apresado en el 2014 por la supuesta participación en un ataque en contra de integrantes de Enami.

Para Ramírez, quien pasó 10 meses en prisión por defender la minería, la ordenanza “es una puerta que nos sirve para seguir protegiendo a nuestro territorio y garantizar estas tierras bendecidas para nuestros hijos”.

Desde la municipalidad detallaron que esta declaratoria, sin lugar a dudas, llamará la atención mundial sobre la importancia de los derechos de la naturaleza, “como un marco legal que busca una relación armónica entre el ser humano y naturaleza, tomando en cuenta el rol que juegan los elementos naturales en el equilibrio ecológico y de la vida misma”.

Luego de la etapa de socialización, la propuesta de ordenanza ingresará al Concejo Municipal para su aprobación.
Hallazgos científicos detallan la diversidad biológica de Intag, donde destaca la presencia de especies en peligro de extinción, como el mono araña.

Cuidar la naturaleza no es algo nuevo para el cantón

La iniciativa de “Cotacachi cantón ecológico”,  nace de un grupo de personas de la zona de Intag y del Comité de Gestión Ambiental, con el fin de preservar los recursos naturales, proponiendo su declaratoria desde 1997.

El 11 de septiembre del 2000, el Concejo Municipal de Cotacachi declara, mediante ordenanza, la declaratoria de cantón ecológico. Y hoy, 21 años después, se presenta una nueva iniciativa legal para proteger la vida y el ambiente, intentando declarar a Intag como “santuario de vida”.