Promueven campaña para proteger el medio ambiente

42
CAMBIO. Viveristas entregan fundas biodegradables.

El impacto ambiental puede reducirse si tomamos conciencia acerca de este problema.

ZAMORA. Bajo el lema de “No uses Fundas Plásticas”, viveristas de la dirección de Gestión Ambiental de la prefectura de Zamora Chinchipe, realizan una campaña de sensibilización a la ciudadanía sobre este tema y en su lugar sean reemplazadas por fundas reutilizables de tela. El objetivo es disminuir la contaminación en el planeta tierra y tomar conciencia de su importancia en el diario convivir.

Acompañamos al equipo técnico al recorrido que realizó en el mercado centro comercial Reina del Cisne de Zamora, donde se entregaron las fundas reutilizables de tela a los comerciantes de este lugar de expendio de productos y ciudadanía que se encontraba haciendo las compras.

Miguel Ordóñez viverista de Gestión Ambiental, indicó que previo a esta actividad la fundación Naturaleza y Cultura Internacional (NCI) a través de la Escuela Territorial de Sensibilización Ambiental (ETSA), en convenio con el Gobierno Provincial se los capacitó sobre la protección, gestión y conservación del Corredor de Conectividad Yawi-Sumak, para preservar la biodiversidad, manejo de vida silvestre, incendios forestales, manejo comunitario y con ello aplicar en el campo los conocimientos y la conservación de las Áreas de Conservación y Uso Sustentable (ACUS).

Paúl Samaniego, otro de los viveristas indicó que se pretende llegar con este incentivo hacia las personas para que no sigan contaminando el medio ambiente. Esta actividad se está replicando en todas las parroquias de la provincia de Zamora Chinchipe, en especial en los cantones de Zamora y Yacuambi como una primera fase. Además, informó que cuentan con un vivero agroforestal con una variedad de plantas que ayudan para la conservación del medio ambiente.

María Sucunuta, recibió la funda de tela, a su criterio, es muy importante que este tipo de campañas se realicen “para que nuestro medio ambiente no se siga contaminando”, manifestó. Para Isabel Armijos, es súper interesante que desde los pueblos pequeños la gente tome conciencia de cuánto tarda una funda en degradarse y cuán importante es reutilizar estos materiales.

A su vez, María Betancourth dijo que este tipo de campañas era ideal hacerlo tiempo atrás, y que ahora va a tomar tiempo para que las personas se sensibilicen pero que no es tarde para hacerlo.

Esta campaña tiene una duración de 30 días. Una vez culminado con todas las actividades darán el seguimiento respectivo, a fin de seguir concientizando a los habitantes en el tema ambiental.