Prefecto logra involucrar a dos cantones en Consorcios Viales

72
Atención: El trabajo de intervención de la vialidad rural en algunos cantones se cumple de forma regular.

La temporada invernal provoca que algunos cantones o parroquias no dispongan servicio de buses.

Atender de una mejor manera y de forma eficiente la vialidad rural, es uno de los objetivos de la Prefectura de Loja, para implementar los Consorcios Viales en la provincia. Hasta la fecha, existen consolidados algunos acuerdos con los municipios y gobiernos parroquiales.

Rafael Dávila, prefecto de la provincia de Loja, mencionó que existe un sinnúmero de vías de tierra y lastre en la provincia que necesitan ser intervenidas, para que su población pueda movilizarse y dinamizar su economía local. “Pese a nuestro arduo trabajo, un mejoramiento de una vía, según el clima y uso, puede durar entre dos, cuatro y seis meses. Por lo que es necesario ir a un sistema más eficiente con un mayor número de equipo caminero, para llegar con mayor frecuencia y por ello se plantea los consorcios”, dijo.

Objetivo

La propuesta es realizar un esfuerzo conjunto entre Prefectura, Municipios y juntas parroquiales y adquirir un equipo caminero para cada cuatro parroquias, y así atender de mejor manera la vialidad. “La idea es formar un consorcio con seis socios, que permitirá a las cuatro parroquias contar con un equipo caminero de forma anual, y no como actualmente los ocho equipos camineros atienden a 10 parroquias, debido que son 78 jurisdicciones en la provincia”, explicó.

Según la autoridad, existe una debilidad en el tema de atención porque si cada equipo atiende a 10 parroquias, eso significa que en cada sector la maquinaria no puede estar más de un mes. Mientras si se forman el consorcio, el equipo puede atender a las cuatro parroquias entre dos y tres veces al año.

Socialización

A decir de Dávila, es una propuesta que está vigente desde 2019, no se puede obligar, esto depende de las prioridades presupuestarías que tiene cada GAD. “Esto permite romper con ciertas falencias, como el hecho de que los obreros (operadores) trabajen 10 días y descansen cuatro. Pero su salida es el día uno a las 08:00 de Loja, llegando a las parroquias tipo 14:00 y 15:00, imposibilitando que ese día puedan laborar; igual ocurre con el día de la salida que deben estar en Loja a las 16:00, es decir únicamente trabajarían 8 días y no los 10 que lo dice la normativa”. Mientras si se crean los consorcios, la ventaja es que el personal debe ser del lugar, lo que permitirá que se trabaje en jornadas completas.

Actualmente, el único consorcio en firme está suscrito con Calvas y próximamente se legalizará en Espíndola. Mientras que en: Gonzanamá, Chaguarpamba, Quilanga y Sozoranga se firmaron acuerdos, debido a que estos cantones tienen equipo caminero, lo único que necesitan son los recursos para atender.

EL DATO:Mediante la zonificación de la provincia, la Prefectura socializó el tema de consorcios viales a mediados de 2019.
TOME NOTA: Una vez asociados, los GAD adquieren maquinaria y la Prefectura dota de 50 mil dólares a cada parroquia, para costos de operación, se suma los costos de inversión que alcanzan los 300 mil dólares.