Alfonso Espinosa de los Monteros cuenta su larga espera para vacunarse

    349
    Alfonso Espinosa de los Monteros
    Momento. El periodista, Alfonso Espinosa de los Monteros, de 79, años fue inoculado con la vacuna de Pfizer. (Captura de Pantalla, noticiero Ecuavisa)

    Cinco horas esperó el periodista Alfonso Espinosa de los Monteros, de 79 años, para vacunarse. Además, hizo un llamado al Ministerio de Salud a ordenar el proceso y no jugar con el tiempo de los ancianos.

     “Les cuento amigos que hoy me vacuné, sin privilegios ni favoritismos”, comentó Alfonso Espinosa de los Monteros, durante el noticiero que presenta desde hace 54 años.

    El periodista de 79 años relató la experiencia e hizo un llamado a las autoridades pues, debido a lo que calificó una mala organización,  esperó casi cinco horas para ser inoculado.

    “Me pidieron que vaya media hora antes de la hora señalada, es decir, 09:30 porque la cita era a las 10:00. Fui a las 08:30 y me encontré con casi tres cuadras de fila”, relató.

    Una hora se tardó en llegar y sentarse. Siguió la espera por algunas horas y finalmente, después entregar sus datos y ser evaluado, Espinosa de los Monteros indicó que todo parecía estar listo para ser inoculado, pero no fue así.

    “¿Cuál era el problema? Pues lo increíble, lo inaceptable, las vacunas no llegaban y entonces viene la pregunta, ¿para qué nos citaron si las vacunas iban a tardar?”, cuestionó Espinosa de los Monteros y pidió al Ministro de Salud, que para el momento aún era Mauro Falconí, a poner orden definitivo.

    Reacciones

    En la red social Twitter las reacciones no se hicieron esperar. Comentarios como “ejemplo de honestidad”, “sin favoritismo”, entre otros destacaron el hecho de que el periodista acudió al proceso de vacunación sin ser beneficiario de una invitación o una “palanca”. Su compañero de canal, Juan Carlos Aizprúa, comentó: “Nuestro compañero Alfonso Espinosa de los Monteros cuenta que tuvo que esperar 5 horas para recibir la vacuna contra el COVID-19 este miércoles en el colegio Luis Napoleón Dillon de Quito. Dice que el principal problema es que las vacunas no llegaban”. (AVV)