Valeria Coronel: ‘La feria de libro de Quito no ha tenido la responsabilidad y profesionalización necesaria’

La Feria del Libro de Quito será en mayo de 2024.
La Feria del Libro de Quito será en mayo de 2024.

La Secretaria de Cultura  explica por qué no habrá feria del libro este año y destaca que la fecha en la que se debe hacer este evento es en mayo y no en diciembre.

Desde hace 14 años, Quito tiene una feria del libro. El tiempo, sin embargo, no ha significado institucionalización de esta vitrina que se da también en países como México (Guadalajara), Colombia (Bogotá) o Argentina (Buenos Aires), donde las ferias de libro tienen una extraordinaria convocatoria.

En 2022, por ejemplo, la Feria Buenos Aires batió sus récords al superar 1’300.000 personas, 100.000 más que en 2019. En Guadalajara, el mismo año, hubo 800.000 asistentes; y en Bogotá, 600.000. Mientras que las personas que visitaron la Feria Internacional del Libro (FIL) de Quito fueron 24.000, según datos de la Red Metropolitana de Bibliotecas.

Para este 2023, las nuevas autoridades de la capital han anunciado que no se realizará la FIL. Valeria Coronel, secretaria de Cultura de Quito, explica los motivos y señala cuál es la estrategia para que uno de los eventos más relevantes de la literatura se constituya en un referente, como en los países vecinos.  (AVV)

¿Cuál ha sido el problema para que la FIL de Quito no se institucionalice?

Esta feria del libro estuvo, durante mucho tiempo, a cargo del Ministerio de Cultura, otros ratos a cargo de la Cámara Ecuatoriana del Libro y luego hubo un desplazamiento de la Feria, del Ministerio a la Secretaría de Cultura que asumió, pienso, sin la experiencia suficiente, la preparación que requiere una feria del libro de una ciudad capital como es Quito, con cerca de 4 millones de habitantes. En anteriores administraciones se hizo lo que se podía, pero de alguna manera, como es conocido, la feria no tuvo la dimensión, la responsabilidad y la profesionalización que debía tener. Incluso hubo un conflicto entre actores que forman parte de este gran espectro: industria del libro e industria editorial y de las redes comerciales del libro.

¿Cómo lograr que Quito tenga una feria del libro constituida y que sea parte de una agenda marcada a nivel nacional e internacional?

Se requiere la cooperación de muchos actores para tener la dimensión que requiere tanto la producción de libros de un país y una ciudad, como la FIL. El año pasado se dieron prácticamente tres miniferias, cada actor armó su feria y nosotros entramos a la gestión a finales de mayo de 2023 y empezamos a analizar los asuntos fundamentales, los mandatos claves que tenía la Secretaría, entre esos, todo el tema de la activación del espacio público para el verano.

¿Es por el tiempo que en 2023 no hay feria del libro?

Una feria del libro estable y profesional requiere un proceso preparatorio, donde se reúnan todos los actores de la producción del libro, desde la pequeña imprenta hasta las transnacionales del libro que vienen a negociar con nosotros y ante las cuales nosotros tenemos que saber negociar los intereses del libro ecuatoriano. Entonces, para eso, hacemos dos etapas de la feria del libro.

Solo seis de cada 100 escuelas tienen una biblioteca en Ecuador

 

¿Cuál es la primera etapa?

La primera etapa es el gran encuentro de la industria del libro y la campaña metropolitana de lectura, la cual ya tiene espacio reservado (Centro de Convenciones Bicentenario) y presupuesto aprobado ($311.000). Estamos muy felices, tenemos todo un trabajo ya en curso para realizar el gran encuentro de la industria del libro y la campaña en noviembre de 2023, por cinco días. Habrá exhibición de los libros que se produjeron este año. Habrá también mesas de trabajo sobre los distintos eslabones que componen la industria del libro y talleres sobre qué negocia un país frente a las transnacionales del libro, la profesionalización de las editoriales y la difusión, hablaremos sobre cómo se posicionan. Con la campaña vamos a activar el sistema de bibliotecas que tenemos en la ciudad y hacer todo un proceso de preparación junto con las escuelas municipales.

La segunda fase es en 2024 ¿en qué mes?

Para la FIL Quito tenemos la suerte de haber podido reservar el mes que va después de la feria del libro de Bogotá y antecede la de Buenos Aires, entonces en Quito debería ser siempre en mayo.

Esta feria tendrá su propio concepto como ciudad, del pensamiento social en Ecuador. Vamos a tener una provincia invitada y un país invitado. Vamos a llegar con una feria preparada con un año, como corresponde.

La idea no es ser una sede para la exposición de libros de las cadenas globales, sino negociar con las cadenas globales la presencia del libro ecuatoriano en el mundo.

¿Cuánto dinero se necesita para la FIL 2024?

El presupuesto para el año 2024 se conocerá a finales de 2023. Es inviable para mí, en términos administrativos y jurídicos, decir cuánto será, pero lo que sí tenemos claro es que vamos a proponer el presupuesto que se necesite y el que sea más consistente para las aspiraciones que tenemos.

¿Se contempla que la FIL de Quito ya no sea gratuita?

Es una buena pregunta, pero no tendría una decisión final, pero para el gran encuentro del libro no habrá precio.

En Ecuador las mujeres leen más que los hombres

 

El gran encuentro del libro se realizará del 30 de noviembre al 3 de diciembre de 2023.

“Lo que queremos es que esta feria del libro sea una institución, un proceso estable, como lo es en Guadalajara, Bogotá y Buenos Aires, como lo merece Quito”.

“La idea no es ser una sede para la exposición de libros de las cadenas globales, sino negociar con las cadenas globales la presencia del libro ecuatoriano en el mundo”.

Valeria Coronel