Daniel Noboa debe conducir al desarrollo del país con medidas aprovechando su alta aprobación

MOMENTO. El presidente de la República, Daniel Noboa, contaría con tiempo suficiente para recuperar su popularidad en caso de caer . Foto: Presidencia
MOMENTO. El presidente de la República, Daniel Noboa, contaría con tiempo suficiente para recuperar su popularidad en caso de caer . Foto: Presidencia

La aprobación del presidente de la República, Daniel Noboa, y el cansancio ante la conflictividad deben ser aprovechados por el Gobierno para desarrollar medidas que fortalezcan el crecimiento del país.

El Gobierno de Daniel Noboa se perfila a tomar una de las decisiones de mayor trascendencia para la reconstrucción y el fortalecimiento de la economía del país, la posible eliminación del subsidio a las gasolinas extra y eco país.

Desde el Ministerio de Gobierno y en un trabajo conjunto con otras carteras de Estado, como Economía, Transporte y MIES, se han desarrollado diálogos con sectores claves como transportistas, empresarios, movimientos sociales y sindicales para tratar el tema.

A diferencia de otros procesos, el Gobierno parece tener preparadas acciones que le permitan superar la implementación de esta medida sin sobresaltos, ni conflictividad.

De mantenerse este ambiente de gobernabilidad, el primer mandatario estaría apuntándose una victoria en la reducción del déficit fiscal y ganando una nueva herramienta de negociación ante los organismos internacionales.

Como toda medida económica, siempre contará con detractores y apoyos, pero pareciera llegar en un momento en el que la ciudadanía ve la necesidad de realizar sacrificios en el objetivo común de acabar con la inseguridad y mejorar la situación económica del país.

Noboa convenció coyunturalmente para un recorte tibio

Joselo Andrade, director ejecutivo del Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP), al ser consultado sobre si el Gobierno aprendió de las lecciones dejadas por gobiernos anteriores, indicó que la razón estaría en la coyuntura por la inseguridad que vive el país.

“En este caso, el Gobierno logró convencer coyunturalmente a los ecuatorianos de que en esta ocasión es necesario hacer una especie de sacrificio, en términos de aceptar un aumento de impuestos e incluso renunciar o aceptar la eliminación de determinados subsidios, en razón de la seguridad”.

Recalcó que actualmente no existen los recursos económicos suficientes para afrontar los problemas de inseguridad y de salud que golpean a los ciudadanos.

En este sentido calificó la eliminación de los subsidios como “un recorte tibio, incompleto y hasta tembloroso”.

Para el director del IEEP, es importante que los ciudadanos entendamos que los subsidios lejos de ayudar al bolsillo de los ecuatorianos son parte del problema que tenemos en el Ecuador”.

Popularidad de Noboa y focalización favorecen la medida

El académico de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE), Eduardo Alfonso Toledo, puntualizó que la eliminación del subsidio a la gasolina llega en un momento en el que se mezcla la alta aprobación presidencial y el cansancio a la conflictividad política.

Explica que la gente en Ecuador se encuentra cansada de salir a las calles a exigir cosas y todavía tiene fe en el Gobierno. “Es una mezcla de que la gente está un poco cansada de la protesta y de que el Gobierno está utilizando la popularidad de Noboa”.

Toledo aclaró que la implementación de una medida de este estilo, en otros países o en el mismo Ecuador, “siempre ha sido controversial”.

Añadió que mantener abiertas las puertas del diálogo y las conversaciones con los sectores que serán afectados directamente ha evitado que se generen conflictos, por el momento.

“Han sabido manejar a los sectores más conflictivos, el tema de los descuentos, la segmentación del subsidio y que aún están en conversaciones, entonces, ellos todavía no han asumido ninguna protesta”, alertó.

Indicó que, siendo un año electoral, la medida se estaría tomando en un momento justo. “Tiene tiempo suficiente para no dar marcha atrás, pero sí para limar asperezas y volver a tener una mejor imagen. Incluso tiene tiempo para recuperarla con la estrategia adecuada de comunicación”.

 Recomiendan más acciones y demostrar los resultados

El docente de la UIDE, Eduardo Toledo, recomendó al Gobierno avanzar hacia otras acciones que le permitan optimizar la recaudación de nuevos recursos y mostrar los resultados tangibles del Plan Fénix.

“El Gobierno debe lograr una herramienta para la optimización del sistema de recaudación de impuestos”, advirtió al señalar que una parte del empresariado no está cumpliendo con sus obligaciones. “Si el gobierno realmente logra negociar con ellos, tendríamos una mejor perspectiva”.

En este sentido, Andrade hizo un llamado a abrir el país a nuevas inversiones y a otros acuerdos internacionales.

“Algo que ha demostrado hacer progresar a las sociedades y hacer que los países crezcan y mantengan su crecimiento es su mayor conexión con el mundo y esto pasa cuando una sociedad tiene más acuerdos comerciales. Esa debería ser la agenda del país”, agregó. (ILS)

¿Quieres recibir las noticias más importantes? ¡Suscríbete sin costo, recíbelas por WhatsApp! Da clic aquí.