La SIP ve un entorno preocupante para la prensa en Ecuador

La SIP halla amenazas para los periodistas tanto desde el poder como de grupos y personas.
La SIP halla amenazas para los periodistas tanto desde el poder como de grupos y personas.

El informe preliminar de la Sociedad Interamericana de Prensa recoge varios ataques cometidos presencial y virtualmente contra periodistas.

MIAMI. Las amenazas, la intimidación y los ataques a periodistas por parte de fuerzas del orden y grupos escondidos en el anonimato marcan un entorno preocupante para la libertad de expresión en Ecuador, según señaló el informe preliminar de la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

«La labor de los medios de comunicación se ha visto entorpecida por la fuerza pública, policía metropolitana y empresas de seguridad que prestan servicios a los municipios», así como por funcionarios que, «valiéndose de sus cargos, han pretendido intimidar a periodistas con ataques verbales y físicos», advirtió la SIP en el capítulo sobre Ecuador.

Efecto de la crisis carcelaria

La SIP afirmó que «causó preocupación la aparición de grupos armados que, con el pretexto de la situación de emergencia que ha sucedido en los centros penitenciarios del país, lanzaron amenazas contra periodistas y medios».

El denominado grupo «Los Fantasmas» trató de intimidar el trabajo del medio digital «La Posta» mediante un video amenazador, mientras que la organización «Teniente Elvis Molina» cuestionó la investigación del periodista Anderson Boscan, del mismo medio, referida a la actuación de la Policía durante motines carcelarios registrados en Guayaquil.

El informe, aún pendiente de aprobación por la SIP, también anotó que la Policía agredió a periodistas del canal de televisión Teleamazonas cuando realizaban la cobertura de un accidente de tránsito y un equipo del medio digital Plan V fue obligado a abandonar una instalación judicial por presión de policías.

Entre otros hechos relevantes en este periodo, la SIP recordó que en octubre pasado el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, dirigió una carta a la dirección de El Universo, en la que descalificó a periodistas de ese diario y advirtió de «ponerles límites» debido a su participación en la investigación global de los llamados «Pandora Papers», en la que figura el mandatario.

La huella de las protestas

Asimismo, la SIP dijo que, durante las movilizaciones efectuadas el 26 de octubre pasado por grupos de campesinos contra el Gobierno de Lasso, la periodista Ana Belén Zapata y el fotógrafo Jorge Guzmán, de El Universo, fueron agredidos por los agricultores en la zona de Daule, en la provincia costera de Guayas (suroeste).

Ese mismo día, la periodista Pamela Morante y el camarógrafo Estarlin Merchán, de Canal 9, fueron agredidos por agentes policiales mientras cubrían la manifestación en un sector cercano a Daule.

El periodista Félix Amaya, del medio digital Ecuador Chequea, recibió el impacto de una bala de goma, a quemarropa, en su pierna izquierda por parte de un policía.

En esa misma jornada, el periodista Fausto Yépez y el camarógrafo Javier Argüello, de Teleamazonas, fueron agredidos e intimidados por manifestantes mientras cubrían unas protestas contra el Gobierno en la Plaza de Santo Domingo, en el centro histórico de Quito.

El 27 de octubre, el periodista Gonzalo Rojas, del canal del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), falleció luego de perder el equilibrio y caer desde un vehículo en movimiento, mientras filmaba las manifestaciones en el sector de Toacazo, en la provincia andina de Cotopaxi.

Además, el periodista Paúl Romero, del canal Ecuavisa, fue insultado y amenazado en redes sociales luego de que se emitiera un reportaje sobre el patrimonio de varios generales de la Policía tras el escándalo de los llamados «narcogenerales», que estalló tras una denuncia de la Embajada de Estados Unidos en Quito.

Ataques cibernéticos y en redes sociales

El informe también advirtió de los ataques cibernéticos contra el medio digital Wambra y los difundidos a través de redes sociales contra la periodista Tania Tinoco y la organización Fundamedios.

Se incluye la denuncia de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP) contra la Liga Profesional de Fútbol del Ecuador ante el impedimento para que los fotógrafos ingresen a los estadios.

La SIP recogió la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) de reconocer que un juicio emprendido por el expresidente Rafael Correa (2007-2017) contra el periodista Emilio Palacio y los directores de diario El Universo Carlos, César y Nicolás Pérez constituyó una violación a la libertad de expresión.

Sin embargo, el informe no recoge la agresión policial contra la periodista Viviana Erazo durante una manifestación por el Día Internacional de la Mujer, episodio que ha sido denunciado por la organización internacional Human Rights Watch (HRW). EFE