lunes, diciembre 6, 2021
País Rescatan un delfín atrapado en redes de pesca en Guayas

Rescatan un delfín atrapado en redes de pesca en Guayas

El Personal de conservación de la provincia del Guayas rescató un delfín nariz de botella, malherido, que quedó atrapado en una red de pesca.

Personal de conservación de la provincia de Guayas, en el suroeste de Ecuador, rescataron un delfín nariz de botella que había resultado malherido por un instrumento de pesca que se le había quedado atascado en la cola, el rescate se llevó a cabo la mañana del viernes 23 de abril de 2021, según informó el Ministerio del Ambiente y Agua.

El hallazgo se produjo en la víspera en el Golfo de Guayaquil, cuando guardaparques del área protegida Refugio de Vida Silvestre Manglares, y del Área de Recreación Playas Villamil, dieron con el ejemplar de la especie Tursips truncatus, que era monitoreado desde hacía dos meses.

Rescate

De acuerdo al Ministerio ambiental, el personal de las áreas protegidas siguió el protocolo de Atención de Varamiento y Rescate de Fauna Marina y se acercaron al delfín, a quien atendieron con una herramienta llamada arpeo, para liberarle de las sogas que encontraron enrolladas en su cola sin causarle más daño.

Especies

Los delfines nariz de botella se caracterizan por tener picos cortos y anchos, y pueden llegar a medir de 2 a 4 metros y pesar entre 150 y 650 kilos.

La población de delfines que habitan en el estuario del Golfo de Guayaquil ha disminuido cerca del 50 % en la última década, lo que coloca a estos animales en riesgo de extinción, según un estudio científico publicado el año pasado.

La investigación detallaba que mientras hace 30 años, en 1990, la comunidad de delfines en esta región costera era de 637 individuos, la población en 2020 abarcaba poco más de 30 ejemplares.

Según estimaciones de los investigadores, los delfines en el sector de Posorja, aledaño al Golfo de Guayaquil, podrían desaparecer en veinte años, y en el canal o estero de El Morro, en sesenta. Además, muchos de ellos podrían migrar a otras zonas.

Esta especie se encuentra muy amenazada por la pesca, el tráfico marítimo, el turismo y la contaminación, que son algunos de los factores que más afectan estas zonas.
El tráfico marítimo obliga a los delfines a esquivar los botes todo el día y eso hace que gasten más energía.

Noticias relacionadas

La Hora TV