sábado, noviembre 27, 2021
País Concejales callan su voto sobre remoción de Yunda hasta el final

Concejales callan su voto sobre remoción de Yunda hasta el final

Los ediles capitalinos no anticipan cómo votarán mañana para no caer en prevaricato, aunque la mayoría muestra su rechazo a la gestión del Alcalde de Quito.

Todo parece estar en contra del alcalde Jorge Yunda a menos de 24 horas de que los 21 concejales capitalinos voten a favor o en contra de los dos pedidos de remoción establecidos en contra de la autoridad quiteña. Los ediles se muestran prudentes respecto a anticipar su decisión, aunque cuestionan abiertamente la gestión del burgomaestre.

Sin embargo, a menos que haya un cambio de opinión repentino en alguna de las cinco organizaciones políticas presentes en el Concejo, parecen existir los votos suficientes para la destitución.

Si se da paso a la remoción, sería la primera vez que un alcalde de Quito sea destituido”, comenta el concejal Bernardo Abad (ID), quien prefiere no anticipar su voto para no caer en la figura del prevaricato.

Esto significa que si uno de los concejales expresara su decisión antes de la resolución final del Concejo, podría incurrir en esa figura y la sesión podría suspenderse. Así lo explica el penalista Fredy Castillo.

«Al anticipar su voto, un edil podría caer en prevaricato, porque se estaría anticipado a una resolución del Concejo que aún no está resuelta”, explica. “Así, el alcalde Jorge Yunda podría usar esto para suspender la sesión e incluso tomar acciones en contra del concejal. Con esto no anula el debate de su remoción, pero sí retrasaría el proceso”.

Conscientes de esto, ediles como Abad y también Luz Elena Coloma, del Movimiento CREO,  prefieren no dar un pronunciamiento puntual. Eso sí, Abad asegura: “Voy a dar un voto en defensa de Quito y defensa de los quiteños”.

Pero aunque no expresen abiertamente su voto, CREO y la Izquierda Democrática -que suman cinco voluntades- son dos bloques que piden rendir cuentas al Alcalde por sus acciones y le han pedido que dé un paso al costado con el fin de que atienda a la investigaciones por corrupción que pesan en contra suya y de su familia.

Los que llevaron a Yunda a la Alcadía

El movimiento Unión Ecuatoriana auspició a Yunda para llegar a la Alcaldía. Son tres ediles los que forman parte de este bloque: el vicealcalde Santiago Guarderas y los concejales René Bedón y Marco Collaguazo.

Guarderas se distanció del burgomaestre a raíz del destape de los escándalos de corrupción y ahora es parte de la Comisión de Mesa que aprobó el trámite de los pedidos de remoción. El vicealcalde también decidió no adelantar su postura. “Mi votó se ajustará a lo que sea examinado, siempre garantizando el debido proceso y la presunción de inocencia”, dice.

Tras ser cuestionado por su antigua cercanía política con Yunda, asegura que su lealtad “es con Quito”. “Si no hubiesen existido estos actos bochornosos en la administración municipal, no habría esta moción de remoción”, señala.

El correísmo votaría en bloque

Son nueve los votos que suma el bloque del movimiento correísta Fuerza Compromiso Social, rebautizado por sus miembros como Revolución Ciudadana. Aunque ellos conformaron desde el inicio de la gestión un fuerte grupo de apoyo al Alcalde, en las últimas sesiones han mostrado distanciamiento y una postura contraria a la de Jorge Yunda.

Sobre la posición de los integrantes de la bancada, el concejal Juan Carlos Fiallos señala: “Es preferible que nosotros votemos en bloque como lo hemos venido haciendo, pero deberemos escuchar primero todas las pruebas para tomar una decisión”.

Por su parte, el edil Luis Reina, también correísta, asegura que el bloque todavía discute sobre la remoción del alcalde; incluso, aún no se define si habrá sanciones si uno de sus nueve compañeros vota diferente.

“El bloque hará sus análisis y propondrá un voto; luego, cada uno tendrá la elección de votar como la conciencia lo determine”, dice. “Siempre la conciencia de uno va a estar sobre todo y nosotros somos partidarios por la libertad de conciencia”.

Según Reina, si bien el Alcalde fue puesto en el cargo por elección  popular “no porque recibió el favor popular puede hacer lo que se le dé la gana”. “El Alcalde debe cumplir con sus promesas de campaña, debe manejar los recursos públicos con transparencia y cumplir con el ordenamiento jurídico”.

Este medio pudo conocer extraoficialmente que el bloque correísta baraja un voto a favor de la remoción de Yunda, pero ninguno de sus integrantes lo ha dicho públicamente.

El Concejo Metropolitano decidirá el futuro de Jorge Yunda

Un punto de acuerdo

Una acción a futuro que fue mencionada por varios concejales es la necesidad de llegar a acuerdos, sea cual fuere la resolución que el legislativo quiteño adopte mañana.

“Si se da la remoción, en el bloque de la Revolución Ciudadana hemos acordado que debemos llegar a acuerdos mínimos, para que en los siguientes años podamos trabajar por la ciudad”, dijo Fiallo.

Coincide Bernardo Abad. “Debemos llegan a una agenda legislativa mínima para que podamos cambiar el rumbo de Quito. Hay temas urgentes que tratar como el proceso de vacunación, de la mano con el Ministerio de Salud; está también la reactivación del comercio, la seguridad ciudadana, debemos preocuparnos por los grupos vulnerables”.

“Se deberán impulsar soluciones ante el manejo de la pandemia de COVID-19, la movilidad, los barrios, la pavimentación de las calles, entre otros”, asegura el concejal Fernando Morales, del Movimiento Concertación. (LGP)

Noticias relacionadas

La Hora TV