lunes, enero 24, 2022
País Destacado La ‘politiquería’ impide consolidar las Fiestas de Quito

La ‘politiquería’ impide consolidar las Fiestas de Quito

Pese a la inversión, las autoridades no logran consolidar el evento en el tiempo para atraer al turismo. ¿Qué se espera en 2021?

Durante los últimos 10 años en los que Quito ha celebrado sus fiestas de fundación (6 de diciembre) han existido cuatro alcaldes. Todos con propuestas y presupuestos distintos, pero con una semejanza: ninguno de sus proyectos ha logrado consolidarse en el tiempo y el número de visitantes – en lugar de crecer– ha caído.

Augusto Barrera y la ‘Fiesta Q’

Durante el periodo del alcalde correísta, Augusto Barrera, las Fiestas de Quito vivían la transición por la culminación de las corridas de toros, tras la consulta popular de mayo de 2011.

Mientras una parte de los quiteños aseguraba que las fiestas no eran lo mismo sin la tradicional ‘Feria Jesús del Gran Poder’ –que generaba ganancias mayores a los $30 millones– Barrera intentaba posicionar la ‘Fiesta Q’ en la que el mensaje era decirle “no” al consumo del alcohol con “un carácter más cultural, más diverso, más cosmopolita”, según el exburgomaestre.

El rubro de las fiestas estaba entre los 2 y los 2, 8 millones de dólares, pero no logró consolidar ni los eventos culturales, ni las ferias de emprendimientos quiteños que desaparecieron en la siguiente administración.

Las últimas fiestas del periodo buscaban recibir, por lo menos, a un millón de personas, pero el promedio fue de 500 mil visitantes.

Mauricio Rodas y una millonaria ‘Quitonía’

En su primer año de periodo, Mauricio Rodas sorprendió al anunciar que Sting tocaría ‘gratis’ para los quiteños. Si bien los conciertos no tuvieron costo para los espectadores, a la ciudad le representó 4, 8 millones de dólares. El presupuesto más alto destinado para las fiestas de fundación, en la historia.

Las críticas al evento se enfocaron en que la mitad del presupuesto se destinó al artista británico, lo que disminuyó la cantidad de eventos en otros sectores de la ciudad. En total fueron  menos de 300 eventos.

Ese año, los visitantes fueron 700 mil, según datos del Observatorio de Gasto Público.

Para los años posteriores, Quitonía contó con menos presupuesto pero más eventos, aunque todos enfocados en generar conciertos gratuitos con artistas internacionales. “Nunca se ha contado con espacios culturales independientes en agenda. Siempre hay una pomposa competencia de los alcaldes por ver quién trae los artistas más caros y se deja de lado la promoción de los barrios”, dice Ana Obando, gestora cultural y maestra de danza.

Ya para 2018, el ingreso de visitantes a Quito para las festividades de fundación fue de 97.095, según cifras de Quito Turismo.

​​En promedio, un visitante nacional gasta $60 diarios en Quito y un extranjero $100.

Jorge Yunda y las ‘fiestas de la reconciliación’

Tal como sus antecesores. Jorge Yunda hizo ‘borrón y cuenta nueva’ a los proyectos de Fiestas de Quito y lanzó las fiestas de la reconciliación, ya que la ciudad había quedado golpeada anímica y económicamente, por el paro de octubre, en 2019.

El objetivo de las fiestas en ese año era que los programas vayan a los barrios, así que cada uno de las zonales tuvo entre tres y cuatro conciertos. Uno de los giros del 2019 fue que, por primera vez la Reina de Quito no fue parte de los eventos oficiales, ya que Yunda eliminó los convenios con el certamen que, además, tuvo que cambiar de nombre.

En total, 104.757 visitantes, entre nacionales y extranjeros, llegaron a la capital por sus fiestas.

Para el 2020, el 90% de eventos fueron virtuales debido a la pandemia por covid-19. El presupuesto se redujo a la mitad y se priorizó la contratación de bandas nacionales.

 Santiago Guarderas y las fiestas de la reactivación

Este 19 de noviembre de 2021 se realiza el lanzamiento oficial de las Fiestas de Quito. La gente volverá a los eventos presenciales, bajo los aforos permitidos por el COE nacional.

El concejal René Bedón, presidente de la Comisión de Turismo y Fiestas, detalló que el presupuesto será de 1,6 millones de dólares, pero que si se suma la empresa privada –encargada de gestionar los conciertos de artistas internacionales como Fonseca– el presupuesto aumentaría a 1,9 millones. Esto se conocerá hasta hoy (19 de noviembre).

Para evitar aglomeraciones se mantendrá el esquema de conciertos y programas en barrios y parroquias, aunque  sí habrá un pregón que recibirá a 2.500 personas y habrá ‘mapping’ arquitectónico (proyección de imágenes sobre monumentos y edificios). Los coches de madera no se harán, a menos que una aseguradora quiera ofrecer planes de seguros para los corredores en casos de emergencias.

El objetivo de este año – dice Bedón– antes que posicionar un evento a posterior, busca reactivar la economía tras la crisis provocada por la pandemia. “Con los números que se tiene desde ya vamos a programar el bicentenario (200 años de batalla de Pichincha) para generar un gran proceso turístico”, agrega el edil.

Para este año se estima que haya 324 eventos.

Mi opinión en 30 segundos

Raúl García, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha.

Por los temas ‘politiqueros’ no se ha retomado la promoción de la ciudad y no existe un esquema que establezca las actividades y atractivos de Quito que es la puerta de entrada al país.

Hay atractivos importantísimos pero ha faltado un plan estratégico porque no solamente son las fiestas de Fundación sino explotar que hay un patrimonio histórico. Pero los últimos alcaldes han estado más preocupados de los votos, de su imagen y no de la ciudad.

Mi opinión en 30 segundos

Edgar Valencia, licenciado en turismo y planificación territorial.

Un proyecto turístico se establece a inicios de años, se planifica con un año de anticipación de tal forma que el visitante planee ya el viaje; ese es el éxito de festividades posicionadas como los carnavales en Brasil o en Colombia, por ejemplo.  Las operadoras turísticas deberían contar con la oferta de promoción de eventos de Quito, pero lamentablemente no existe porque ni siquiera el nombre han dejado los alcaldes que entran y comienzan todo de cero.

Lo mismo con la marca ciudad. Si te pregunto ¿cuál es nuestro logo? ¿Cuál es el slogan de Quito? ¿Cuál es su principal festividad? Posiblemente tú me digas una cosa, un ciudadano otra y habrá quienes no sepan ni qué contestar.

Noticias relacionadas

La Hora TV