Quito: en Cumbayá no darán más permisos para discotecas ni bares

Plaza de Cumbayá tendrá restringido las discotecas y los bares.

En el parque de Cumbayá ya no se podrán poner reparación de vehículos, motocicletas y motorizados, centros comerciales de gran escala, grandes equipamientos deportivos como estadios y coliseos, industrias de alto riesgo y mediano impacto, entre otras.

Tras la aprobación del Plan de Uso y Gestión de Suelo (PUGS) el pasado 12 de mayo, varias zonas de la capital ecuatoriana han visto modificaciones significativas en su normativa de uso de suelo. Un caso destacado es el de la Plaza de Cumbayá y sus alrededores, que ahora cuentan con una designación de ‘Protección Urbana Patrimonial’.

Con esta nueva asignación, se reduce y restringe la presencia de bares y discotecas en la zona, estableciendo parámetros estrictos de distanciamiento respecto a establecimientos educativos. Además, los permisos de construcción deberán ser evaluados por la Unidad de Áreas Históricas de la Secretaría de Hábitat y Ordenamiento Territorial, así como por la Comisión de Áreas Históricas y Patrimonio del Municipio de Quito.

Anteriormente, desde al menos 2003, este sector tenía un uso múltiple, permitiendo una amplia variedad de negocios y actividades económicas. Las normativas vigentes hasta antes de la reciente aprobación permitían la presencia de bares, discotecas, gasolineras, billares, restaurantes, centros comerciales de gran escala, venta de gas y materiales industriales, entre otros. Estas licencias fueron obtenidas bajo las normativas de los años 2011, 2015, 2016, 2017 y 2020, promulgadas por ordenanzas de administraciones municipales anteriores.

Lo que está permitido bajo la nueva normativa incluye:

Comercio barrial en establecimientos pequeños, panaderías, tiendas, venta de plantas y productos textiles, venta de alimentos en restaurantes, hosterías y hoteles hasta 30 habitaciones, oficinas, equipamientos de administración pública, equipamientos de bienestar social como hogares de ancianos y salas de cuidado, equipamientos culturales como cines, teatros, museos y casas culturales, equipamientos de recreación como parques, jardines y áreas deportivas, equipamientos educativos como escuelas, colegios, institutos y universidades, equipamientos de salud, incluyendo consultorios, centros de salud y clínicas especializadas.

Lo que no está permitido bajo la nueva normativa incluye:

Gasolineras, reparación de vehículos, motocicletas y motorizados, centros comerciales de gran escala, grandes equipamientos deportivos como estadios y coliseos, industrias de alto riesgo y mediano impacto, explotación de minas y canteras, establecimientos de trabajo sexual e industria de alto impacto. (EC)