lunes, diciembre 6, 2021
País Lo que dicen los ‘pasillos’ de la Alcaldía

Lo que dicen los ‘pasillos’ de la Alcaldía

En el Cabildo de Quito hubo fuerte cabildeo. El 2 de junio fue un día diferente. La expectativa sobre la remoción de Jorge Yunda invadió a todos fuera y dentro de la Alcaldía.

Puertas abiertas. Esa imagen es común en el Municipio de Quito, al menos en las oficinas. Por ahí se ve a un trabajador municipal observando una transmisión en Facebook. Es 2 de junio, un día -por decir lo menos- extraordinario en la Municipalidad quiteña.

Los trabajadores pegan sus ojos a las pantallas para seguir la sesión del Concejo, cosa que no es muy común entre la burocracia. Esas juntas no tienen guiones entretenidos ni estallidos de emoción. Pero, el 2 de junio de 2021 se vio como partido de fútbol.

cabildo-concejo-remocion-yunda-ambiente
Los alrededores del Municipio amanecieron cercados por vallas y Policía.

“Lo que sí sabíamos poner un poco alto son los partidos de la Selección”, se atreve a revelar el empleado municipal. No había un juego, se definían cosas más serias: la Alcaldía de Quito. No obstante, muchos siguen el streaming con la emoción e incertidumbre que genera una final de campeonato.

El marcador es reservado y las expectativas altas. En los pasillos se bromea con apuestas sobre el resultado. ¿Podrá Jorge Yunda seguir en la Alcaldía? El hombre que en la «tuitósfera» se maneja como @LoroHomero llegó al sillón de burgomaestre el 24 de marzo de 2019, con el 21,3% de los votos (269.094). El 2 de junio querían retirarle de su asiento.

Saltaron a la cancha 

Los titulares del encuentro en las calles Venezuela y Chile fueron los 21 concejales. Pero pocos conocían la estrategia de las bancadas para remover al Alcalde. En la mañana del 2 de junio del 2021, en los mismos pasillos, corría el rumor de que la oposición no tenían los votos suficientes.

Contra el excomunicador y empresario recayeron dos pedidos de remoción de las agrupaciones civiles ‘Quito Unido’ y el ‘Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito’.

Los 21 concejales de Quito durante la audiencia de remoción de Jorge Yunda.

La sesión para votar se programó a las 08:30, pero los equipos de comunicación del Municipio y los medios llegaron a las 06:00 sin saber que la expectativa terminaría 16 horas más tarde.

Los concejales Juan Manuel Carrión, Luis Reina y Fernando Morales fueron los primeros en llegar. Antes que ellos, habían ingresado 16 representantes de mercados municipales y de ligas barriales que se autodenominaron “veedores ciudadanos”.

De un momento a otro, las 16 personas pasaron de veedoras a hinchas y al grito de “Yunda amigo el pueblo está contigo” mostraron su afinidad por el Alcalde que llegó al Municipio, pero no ingresó a su audiencia.

El cabildeo en el Cabildo

«No hubo cabildeo» para lograr los 14 votos que dejaron fuera de la Alcaldía a Jorge Yunda. Al menos así lo asegura la edil Luz Elena Coloma.

Ella acepta que hasta el final nada estaba dicho, pero tenían dudas sobre la bancada correísta que anunció que votaría en bloque.

Mientras las lectura de alegatos se daban, los concejales abandonaban su lado de la cancha para ir hacia los ‘jugadores’ de las bancadas contrarias.

Así, mientras la lectura de informes y pruebas transcurría, se podía ver a Coloma rodeada por Mónica Sandoval y Gissela Chalá, concejalas del bloque de Fuerza Compromiso Social (FCS).

Lo mismo pasaba con Bernardo Abad y Eduardo del Pozo que se levantaban de vez en vez para hablar con otros ediles.

En medio de la bancada correísta estaba Morales (concertación), activo denunciante de la gestión de Yunda, por lo que su contacto con sus ‘vecinos’ de curul fue mínimo.

Esos detalles no se veían en la transmisión por Facebook Live o eran tomas de paso. Y para los espectadores -quizás- lo menos importante porque solo querían ver el resultado final.

Hallo polarizó al Concejo

Antes de este escenario de concejales hablando, preguntando cómo votarían, persuadiéndose.

La Superintendencia de Pichincha constataba el aforo de la sesión en la que Yunda se jugaba la titularidad en la Alcaldía.

“Vamos a constatar que se cumpla el aforo permitido”, dijo una de las funcionarias mientras se escuchaban susurros en la sala: “que no nos veamos muy pegados o nos sacan”, “distancia, distancia o se van”.

Al final, en la se sala permitió el ingreso de un periodista por medio, un asesor por concejal y al demandante Marcelo Hallo junto a su abogado, que se sentaron en primera fila a esperar por su intervención.

Donde no hubo mucha distancia fue entre los ediles, que durante la reunión estrecharon las manos, se hablaron al oído y al final, hasta se abrazaron.

Pero no todos, Orlando Núñez, Juan Carlos Fiallo y Luis Robles, del partido Fuerza Compromiso Social (FCS), fueron los que menos interactuaron con los miembros de las bancadas contrarias.

Yunda-cabildo-remocion
Bernardo Abad habla con Blanca Paucar.

Esto a diferencia de Guisella Chalá y Mónica Sandoval – también de FCS– que mantuvieron frecuente contacto con los acérrimos detractores del Alcalde: Eduardo del Pozo (CREO), Bernardo Abad (ID) y Luz Elena Coloma (CREO).

Analía Ledesma confesó que en medio de la sesión hubo ediles que cambiaron su voto. Para Coloma, que Hallo haya dado un paso al costado la denuncia contra Yunda, polarizó al Concejo.

Pero los votos no estaban sobre la mesa. “No pudimos saber hasta que ya se terminó la votación. Un sufrimiento hasta el último voto”, agrega Ledesma.

Aunque para unos Hallo generó incertidumbre para otros, como la denunciante Jessica Jaramillo, fue el impulso para persuadir al Concejo sobre los niveles a los que puede llegar la corrupción.

El anuncio de Hallo de no seguir con el proceso contra Yunda estuvo acompañado por los gritos y aplausos de los partidarios que esperaban fuera de la sala del Concejo y miraban en una televisión la sesión.

Yunda y el pan con mantequilla

Dos apariciones hizo Jorge Yunda. Una al llegar (08:30) y una luego de que la primera votación se suspendiera.

El aún Alcalde dijo sentirse traicionado por Santiago Guarderas y destacó que cuando el vicealcalde estuvo al frente del Metro de Quito “no sesionó” porque no le habían dicho cómo trabajar.

“Es como si yo le mandara a comprar pan y regrese sin el pan y me diga es que no sabía si era con mantequilla o sin mantequilla”, ejemplificó el Burgomaestre que le designó su defensa a su abogado y no volvió a ser visto.

yunda- cabildo
Jorge Yunda no ingresó a su audiencia. Apareció dos veces en público durante la sesión del Concejo Metropolitano.

‘No es la Tri, pero da nervios’  

Los funcionarios del Municipio evitaban hablar sobre su postura. Por los pasillos se escuchaba que en cada oficina se transmitía la sesión.

“Traje humitas para compartir y seguir oyendo. No es la Tri pero si da nervios”, dijo el trabajador y resaltó que la salida de Yunda provocaría tristeza para unos y alegría para otros.

La salida del Alcalde significa comenzar nuevamente. Hay procesos que se detienen y los funcionarios deberán explicar los procesos a las nuevas autoridades. ¿Valdrá la pena?.

A las afueras el ambiente era similar. Los vendedores informales aprovecharon para comercializar  trompetas, pitos y banderas. Quien sea que se quede al frente, ellos esperan poder trabajar.

Lo mismo esperan los dueños de los locales que no sienten que se ha trabajado por el casco colonial. Las ventas en el día son pocas y en la noche, la inseguridad impide que abran. Es así que, a las 21:00, las calles que rodean la Plaza Grande, lucen como si ya fuera de madrugada: silenciosas y sin nada abierto.

Un voto sorpresa y uno decisivo 

Expectativas altas, votos inciertos. Esa frase resume el último tramo de lo ocurrido en el Cabildo. La remoción de Yunda dependió de las pruebas de demandante y demandando.

Jessica Jaramillo y Alejandra Moreno aludieron al Concejo pidiéndoles pensar en Quito. Marcelo Icaza, abogado de Yunda, confundía de vez en cuando a los ediles y los llamaba jueces.

Bernardo Abad también se confundió y lo llamó Marcelo Hallo. Tal vez, las confusiones eran fruto de las más de 12 horas de sesión a la que aún le faltaba votar.

La sorpresa fue el voto de Juan Carlos Fiallo que fue a favor de la remoción. Y la decisión recayó sobre Brith Vaca que al votar a favor sumó 13 votos, el último fue el de Guarderas que al decir “a favor” generó aplausos en la sala donde ya era la 01:30, del 3 de junio de 2021.

Solo los guardias permanecían en sus puestos. No se pueden mover de ahí pues cuidan el edificio en que entre el miércoles 2 y la madrugada del 3 junio  se escribió un nuevo capítulo en la historia de Quito.

Por primera vez, su Alcalde fue removido y aunque no es un partido de la Tri fue una jornada que mantuvo en vilo a todo el país. (AVV)

Noticias relacionadas

La Hora TV