Nuevas variedades de haba y quinua se cosechan más rápido y aumentan la productividad

El desarrollo de estas nuevas variedades tomó 16 años y ahora permitirá ahorrar costos de producción, reducir las pérdidas de cosecha. 

Tras 16 años de investigación, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de su entidad adscrita, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), presentó las nuevas y mejoradas variedades de haba y quinua.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Eduardo Izaguirre Marín, felicitó la gestión realizada por el Iniap. “Impulsamos la investigación de los cultivos tradicionales, como la quinua, el haba y el chocho para abrir nuevos mercados. Esta es una oportunidad para hacer conocer nuestros productos de alta calidad que vienen de las manos de nuestros pequeños productores, que son los portadores de tan nutritivos alimentos”, dijo Izaguirre.

La nueva variedad Quinua Iniap-Excelencia tiene importantes beneficios para el agricultor. La más destacada es su precocidad, por su crecimiento en 145 días, siendo 35 días menos en comparación con la variedad anteriores. Esto permite ahorrar costos de producción y tener dos cosechas en diferentes épocas, incrementando de esta manera los ingresos de los agricultores.

Produce 1.838 kilogramos por hectárea, contiene un 17,9% de proteína y es resistente a la enfermedad del mildiu, un hongo que afecta al rendimiento de producción. Iniap-Excelencia tiene menor altura de planta que otros tipos de quinua, lo que reduce el volcamiento de plantas en épocas de vientos; esto disminuye pérdidas de producción en la cosecha.

Respecto al haba, la nueva variedad Iniap 442-Sultana se cosecha entre 140 a 170 días; es considerada más precoz en relación con otras variedades. Esto le permite al productor cosechar y comercializar más pronto el producto en vaina tierna, obteniendo mejores precios en el mercado. Además, el grano es más grande, característica muy demandada en el mercado interno, principalmente para consumo en grano tierno.

La producción promedio de Iniap SULTANA es de 21 toneladas por hectárea en vaina verde y contiene un alto nivel de proteína. Para el cultivo de esta variedad, se recomienda realizarlo en la región Sierra con una altura de 2.600 a 3.400 metros sobre el nivel del mar.

El director Ejecutivo del Iniap, Raúl Jaramillo, mencionó que desde el Instituto se han investigado nuevas variedades de quinua y haba para disminuir los tiempos de cosecha y dar más oportunidades a los productores al momento de comercializar.

“Hasta el momento hemos liberado 270 variedades en diversos cultivos, que ayudan a transformar la vida de los agricultores y del sector agrícola”, dijo Jaramillo. (JS)