martes, diciembre 7, 2021
Loja Destacado Niños sin vacunas pentavalentes podrían tener daños neurológicos o quedar sordos

Niños sin vacunas pentavalentes podrían tener daños neurológicos o quedar sordos

Padres de familia denuncian la escasez de dosis pentavalentes. El Ministerio de Salud ofreció regular la vacunación hasta el 22 de febrero de 2021, han pasado tres meses y el panorama es el mismo.

 José Insuasti lleva a todas partes el carnet de vacunación de su hijo que en dos semanas cumplirá 6 meses de nacido y no ha recibido la vacuna pentavalente, que se coloca a los dos, cuatro y seis meses de edad. “Lo tengo en el carro (el carnet de vacunación), porque cada vez que paso por un subcentro o un hospital o algo, me bajo y pregunto si tienen pentavalente”, detalló Insuasti, quien vive en Guayaquil.

En Quito el panorama es igual. LA HORA visitó un subcentro de salud donde el personal indicó que no hay vacunas pentavalentes y que, posiblemente, llegarán el 15 de este mes. Al preguntar dónde se pueden encontrar las dosis el personal contestó: “al momento no hay en ninguna unidad, está escasa”.

Carnet de vacunación José Insuasti. La primera dosis la colocó de forma privada, lleva dos meses buscando la segunda dosis en el Ministerio de Salud. (Guayaquil)
Carnet de vacunación José Insuasti. La primera dosis la colocó de forma privada, lleva dos meses buscando la segunda dosis en el Ministerio de Salud. (Guayaquil)

 Daños irreversibles

La vacuna pentavalente protege a los niños – menores de cinco años– contra la difteria, el tétanos, la tosferina, la hepatitis B e influenza de tipo B, que causa neumonía y meningitis.

Fernando Aguinaga, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría de Pichincha, indicó que no colocar las dosis puede causar daños irreversibles en los menores. “Mientras más pequeños son, el riesgo de contraer una de estas enfermedades que cubren las vacunas pueden ser mortales”.

Si los niños no son vacunados y les da meningitis podrían tener secuelas a nivel neurológico, podrían quedar sordos o con trastornos de motricidad. En el caso de la tosferina, podrían experimentar ataques de tos que termine en problemas cerebrales por hipoxia.

Aguinaga indicó que los niños deben completar sus calendarios de vacunación y, aunque no pasa nada si hay retrasos en las fechas, el riesgo en los menores de un año sin vacunas es mayor, al contraer una enfermedad.

El médico- pediatra destacó que el 70% de la población infantil debería estar vacunada para evitar tener brotes o epidemias de hepatitis, difteria o neumonía. En un panorama como el actual, donde los hospitales están a tope, el escenario es aún más peligroso.

Según la encuesta sobre el bienestar de los hogares ante la pandemia de Covid-19 en el Ecuador (Encovid-EC), desarrollada por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), se observa que el 27,7% de los hogares con niños de 0-4 años no continuó con la vacunación durante las restricciones de movilidad. “Entre las razones más comentadas se encuentran el miedo al contagio y el cierre de esos servicios”.

Relación con la Covid-19

Si un niño tiene sus vacunas al día y contrae coronavirus, la enfermedad posiblemente no se agrave. Pero si se contagia de Covid-19 y, además no ha sido vacunado, puede sufrir coinfecciones y esto puede ser mortal.

Pese a las alertas de los profesionales al Ministerio de Salud respecto a las vacunas para los niños, los cambios de administración en el Ministerio de Salud han impedido que la Sociedad de Pediatría tenga una contestación.

La escasez, dijo Aguinaga, no es solo en vacunas pentavalentes, sino también en vacunas contra la varicela, rotavirus y neumococo.

 

 El silencio del Ministerio de Salud

Desde el 27 de marzo de 2021, LA HORA ha solicitado información sobre el proceso de vacunación al Ministerio de Salud (MSP), así como entrevistas con voceros de la Cartera de Estado, sin recibir respuesta.

A inicios de 2021, el MSP indicó que la falta de vacunas para infantes tuvo que ver con el impacto causado por la pandemia en la cadena de producción y distribución de la pentavalente y aseguró que el proceso de vacunación se restablecería hasta el 22 de febrero. Han pasado tres meses y nada ha cambiado.

Sobre el nuevo periodo de escasez no hay pronunciamiento y los funcionarios de los centro de salud indican que tienen prohibido dar declaraciones.

 Ir al sector privado en medio de la crisis

Insuasti comentó que cuando su hijo cumplió dos meses (diciembre 2020) tuvo que ir a un consultorio privado ante la escasez de la vacuna. Ahí le cobraron $120 por la dosis. “Perdí el trabajo por el tema de la pandemia (…) si hasta el 15 no llega la vacuna me tocará ir al pediatra privado a pagar los $120 más lo de la consulta”, dijo y comentó que incluso ha buscado en otras ciudades.

El hijo de Insuasti está a dos semanas de cumplir seis meses y no ha recibido la vacuna de los cuatro meses. La preocupación del padre de familia dice que al consultar qué pasaba si el menor no ha recibido su segunda dosis y le contestaron que hasta los 11 meses necesita las tres dosis si no, hay problemas irreversibles. (AVV)

 

En el país hay 1.781 centros de salud donde se aplican vacunas.
La inmunización salva entre 2 y 3 millones de vidas de niños, cada año, a nivel global, según Unicef.
Se debería vacunar al menos al 70% de la población infantil para evitar tener brotes, pandemias o epidemias graves.
Cerca de 20 vacunas forman el esquema básico de vacunación en el país.
Una  dosis de la vacuna pentavalente en el sector privado cuesta entre $70 y $120.
Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), la población infantil, de cero a 12 años, en Ecuador, suma cerca de 5 millones.

Noticias relacionadas

La Hora TV