domingo, noviembre 28, 2021
País 'Gobierno de Moreno ordenó sacarme del puesto', dice Freddy Carrión

‘Gobierno de Moreno ordenó sacarme del puesto’, dice Freddy Carrión

El Defensor del Pueblo aseguró que sus denuncias de corrupción contra el exministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, y otros funcionarios del Gobierno de Moreno son las verdaderas razones para su juicio penal y político.

Freddy Carrión, defensor del Pueblo, que está en prisión preventiva desde el 17 de mayo 2021, rechazó todos los cargos en su contra duranta su alegato final ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea.

El juicio político se lleva adelante por supuesto incumplimiento de funciones. El motivo es que el funcionario habría violado el toque de queda y utilizado dolosamente bienes públicos para trasladarse el 15 de mayo 2021 al departamento del exministro de salud, Mauro Falconí.

En ese lugar, Carrión se vio envuelto en un violento altercado, donde la esposa de Falconí lo terminó acusando de intento de abuso sexual.

El interpelado, en su último alegato, aseguró que » el gabinete en pleno del Gobierno de Moreno había aprobado que se lo saque del puesto a como de lugar».

En ese contexto, Carrión dijo que «no concurrió al departamento de Falconí para participar en una fiesta clandestina ni tomar licor», sino que fue porque el exministro de Salud le había ofrecido entregar el listado de vacunación VIP.

En ese listado estarían familiares del Presidente y ministros del anterior Gobierno, los cuales se vacunaron contra la Covid-19 antes que los médicos y otros funcionarios de primera línea.

De acuerdo con el Defensor del Pueblo, «se confió de los ofrecimientos de Falconí» y cayó en la trampa para armar una trama para sacarlo de su cargo.

Ese objetivo sería en represalia a sus acciones en contra de funcionarios de la administración de Moreno. Esas acciones incluirían la denuncia por trafico de influencias y peculado contra el exministro de salud, Juan Carlos Zevallos; las denuncias de delitos de lesa humanidad contra el Presidente y la Policía; pérdida de miles de vacunas a cargo de la ex Vicepresidenta de la República, María Alejandra Muñoz.

Incluso, Carrión recalcó que tenía información de corrupción en el manejo de la compra de medicamentos, a través de un amigo cercano de Lenin Moreno en el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop).

«No me perdonan haber denunciado por delitos de lesa humanidad a la Policía y el Presidente. Tenía información de que todo el gabinete había pedido que se me saque del cargo como sea», puntualizó Carrión.

El interpelado afirmó que las acusaciones en su contra se fraguaron desde las altas esferas, donde citó al exsecretario de la Presidencia, Jorge Wated, así como al exministro de Gobierno, Gabriel Martínez.

‘No cometí abuso sexual ni estaba borracho’

Carrión afirmó que fue drogado mientras estuvo en el departamento del eministro Falconí. «Me sirvieron unas alitas de pollo y dos copas de vino. Y luego no me acuerdo de nada».

El Defensor del Pueblo repitió varias veces que en un examen toxicológico, realizado el mismo día de la reunión con Falconí, no presentaba rastros del alcohol. Por eso, puntualizó que se le tendió una trampa.

Sin embargo, Fernando Villavicencio, presidente de la Comisión de Fiscalización, cuestionó esa versión porque recordó que, durante las comparecencias previas, el doctor de familia de Carrión había declarado que en los exámenes » no se encontraron restos de drogas, pero sí de alcohol«.

Según el interpelado, la acusación de abuso sexual se basa en un video incompleto, descontextualizado, cortado y manipulado. «He sido víctima de linchamiento mediático. Desde el 15 de mayo no se me ha tratado como inocente, sino como culpable. De acuerdo a redes sociales y medios de comunicación se me ha hecho un linchamiento tenaz», acotó.

A pesar de que la fiscal general, Diana Salazar, aseguró en su comparecencia que no se pudo probar la presencia de terceras personas en el departamento, Carrión repitió varias veces que las agresiones sufridas por la esposa de Falconí fueron hechas por dos extraños a la reunión.

Acusaciones contra la Izquierda Democrática

Carrión aseguró que, además del Gobierno de Moreno, otro sector involucrado en la persecución política en su contra es la Izquierda Democrática.

Para sustentar eso, el funcionario dijo que, luego de su prisión preventiva, y a través de la defensora del Pueblo subrogante, Zaira Rovira, se gestionaron cargos para personas cercanas a ese partido.

Como ejemplo, citó que se posesionó a Vicente Astudillo Saquicela como defensor del Pueblo de Loja, el cual es familiar del segundo vicepresidente de la Asamblea. Además, Ramiro Oswaldo Ordóñez ocupó el mismo puesto en Cuenca, mediante las mismas vinculaciones políticas.

Jessenia Guamaní, asambleísta interpelante y miembro de la Izquierda Democrática, pidió a Carrión que si tiene pruebas de tráfico de cargos las presente en la Fiscalía, pero no intente con eso desviar la atención de los procesos en su contra. (JS)

Noticias relacionadas

La Hora TV