El Ministro de Defensa habla, sin tapujos, sobre el narcotráfico, Colombia, las necesidades de FF.AA. y sus nuevas metas

Luis Lara, exministro de Defensa del Ecuador. (Archivo)

Luis Lara revela los cambios en las FF.AA. a raíz de la declaración de que el narcotráfico es una amenaza a la nación. Inteligencia Militar ya trabaja en ese tema. Además, altos oficiales presentarán sus declaraciones de bienes en Contraloría.    

El ministro Luis Lara, oriundo de Macará, Loja, lleva cuatro meses en la cartera de Defensa. Este héroe de la guerra en el Alto Cenepa, general en servicio pasivo, tiene amplia experiencia en la milicia, luego de 36 años de trayectoria profesional.

Llegó a lo más alto del mando militar, fue Comandate del Comando Conjunto. Además, ha liderado grupos de élite, como el Grupo Especial de Operaciones ‘Ecuador’ (GEO). Esa experiencia le sirve ahora para ser el canal de las Fuerzas Armadas con el Gobierno, comunicar las necesidades y reforzar cambios.

Pero esa es una de las tareas. Tiene dos más, fundamentales. Una es el control del narcotráfico a raíz del cambio de visión estratégica del Estado, ocurrido hace pocas semanas. Y mejorar la el control anticorrupción en las tres fuerzas, Ejército, Armadas y Fuerza Aérea; hay tolerancia cero a la corrupción, asegura.

Habló con LA HORA durante 60 minutos. Detalló los cambios. Conozca lo que dice el General en servicio pasivo.   

P. Hace algunas semanas el Consejo de Seguridad Pública (Cosepe) declaró al crimen organizado y narcotráfico como una amenaza nacional. ¿Cuál es el efecto real que ha tenido esto en las Fuerzas Armadas y en su Ministerio?

El presidente Guillermo Lasso ha manifestado, desde un inicio, la decisión política del combate al narcotráfico, a sus delitos conexos, y al crimen organizado. El Cosepe declaró al narcotráfico como una amenaza a la soberanía y a la integridad territorial. Una amenaza a la democracia. Ante esta situación, Fuerzas Armadas adquiere nuevas competencias al ser una amenaza, y es la lucha contra el narcotráfico. Y esta tiene que llevarse en las fronteras. Ante esto, el Ministerio de Defensa elabora una directiva de Defensa y la remite al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Esta Directiva contiene lineamientos para la planificación militar, para el entrenamiento, la capacitación, el equipamiento. Porque se trata de una nueva amenaza, es una nueva competencia para Fuerzas Armadas.

P. ¿Qué cambios hay en lo operativo?

Desde esta declaratoria, las Fuerzas Armadas enfoca su accionar y sus operaciones en la frontera. Inteligencia, no tenía como blanco el narcotráfico. Hoy el narcotráfico es un blanco para Inteligencia Militar.

P. ¿Inteligencia de cada Fuerza está investigando a líderes, a bandas?

Inteligencia Militar está iniciando el trabajo para obtener información sobre este blanco. No es de la noche a la mañana que va a conocer cuáles son las redes, los líderes y como se llaman. Tenemos algo sobre la base del trabajo previo y que aún mantiene: localización de grupos ilegales en la frontera, localización de tráfico de armas, municiones y explosivos. Esa base la está utilizando para la búsqueda de información del narcotráfico y su organización. Conocemos lo que pasa en Colombia. Ahí están los diferentes cárteles. ¿Pero cómo esos cárteles están operando en las fronteras? Eso es lo que hoy Inteligencia esta está haciendo.

Operativo antinarcóticos en Sucumbíos.

P. ¿Solo fronteras o todo el territorio?

En las fronteras. La competencia de Fuerzas Armadas la estamos llevando a las fronteras. En la medida en que nosotros seamos eficaces en la frontera, que impidamos el paso de la droga hacia el interior, en la misma medida, se reducirá la violencia en el interior del país. Se reducirá el microtráfico. A raíz de la declaratoria del narcotráfico como amenaza, Fuerzas Armadas ha decomisado en las fronteras 6,5 toneladas de droga.

P. ¿Eso es en casi ocho semanas?

Sí. Y FF.AA., producto de este trabajo en la frontera norte, está taponando el ingreso de la droga. Ha tenido tres enfrentamientos ya con disidentes de las FARC en Mataje, donde hay dos detenidos, armamento, equipo y material que ha sido decomisado. Están verificando a qué agrupación pertenecen. Nosotros lo conocemos como disidentes de las FARC.

P. ¿Hay nuevos actores?

Los actores son los cárteles del narcotráfico. Están apoyados por los disidentes de las Farc. Y también están los diferentes grupos, en el sector de Colombia, que se disputan los corredores de movilidad de la droga. Este trabajo que hace Fuerzas Armadas, está obligando a estos grupos a buscar nuevas rutas. Y por eso se encuentran con fuerzas militares en la frontera.

P. A usted se lo conoce por ser un duro critico del Socialismo del siglo XXI…

(Ríe) No me meta en política…

P. Pero ahora vivimos un cambio político también, especialmente con el vecino del norte y recientemente el presidente Gustavo Petro ha dicho que se pare la erradicación forzosa de los cultivos, que él espera ir a una erradicación voluntaria. ¿Cuál es el análisis que tiene el Ministerio de Defensa sobre el tema?

Los países son soberanos para tomar sus decisiones y en esas decisiones no nos inmiscuimos como país. Nosotros tenemos que prepararnos, como siempre lo hemos hecho, prepararnos aún más para enfrentar esta amenaza del narcotráfico en las fronteras. Hay que intensificar nuestras operaciones en las fronteras, a fin de que, de pronto, esa flexibilización que se está realizando en el lado colombiano no vaya a influir todavía más en nuestro territorio. Entonces hay que incrementar la actividad de Inteligencia. La actividad operativa.

P. Usted está cuatro meses en el cargo y le tocó enfrentar la revuelta de junio pasado. ¿Qué tan debilitadas están las Fuerzas Armadas?

No. Debilitadas no se encuentran.

P. No tiene suficientes aviones de transporte. Hay poco personal. Poco armamento. En junio se vieron algunas debilidades. ¿Cuáles son en verdad?

Hay que entender las competencias de Fuerzas Armadas. Si hacemos un símil con lo octubre del 2019, ahora no vio Fuerzas Armadas desde un inicio. El paro fue anunciado el 13  de junio inició el paro. El papel que desempeñó Fuerzas Armadas fue el de emplearse de acuerdo a la competencia que le da la Ley de Control de Municiones , Armas y Explosivos. A partir del 17 de junio, cuando se declara el estado de excepción, ingresa Fuerzas Armadas a apoyar a la Policía Nacional en el control del orden público. Pero hay una serie de operaciones que se realizaron. Tenemos las operaciones de seguridad en las áreas estratégicas, esas se mantuvieron todo el tiempo. Esto es una competencia de Fuerzas Armadas. Mire, se dio seguridad a diferentes convoyes que transportaban alimentos, medicinas. Se realizaron puentes aéreos con aeronaves para llevar alimentos, medicina, particularmente a Cuenca. Oxígeno. Sí es verdad que las capacidades operativas de Fuerzas Armadas están reducidas. Esto es producto de que las gestiones anteriores fueron bastante esquivas.

P. Pero sí es verdad que las capacidades están reducidas.

Sí, es verdad. Están reducidas. Las administraciones anteriores fueron esquivas con Defensa y, consecuentemente, con la seguridad del pueblo ecuatoriano.

P. ¿Qué significa eso Ministro?

Redujeron los presupuestos, a eso me refiero. Particularmente hablemos en la década del socialismo, Fuerzas Armadas no recibió para fortalecer sus capacidades, por eso digo fueron esquivas. Algo se recuperó en la época del presidente Lenín Moreno, cuando estaba de ministro mi general Oswaldo Jarrín. Hoy, existe el compromiso, lo ha hecho público el señor Presidente, del fortalecimiento de las capacidades de Fuerzas Armadas. Y eso se está realizando. Ustedes conocen que el señor Presidente viajó a Israel y fue a ver la industria de defensa.

P. Estamos hablando de armamento, por ejemplo.

Estamos hablando de todo. Tenemos que ver mando y control, maniobra, movilidad y una serie de capacidades que se manejan dentro de Fuerzas Armadas para poder cumplir de la mejor manera la misión encomendada. El recurso humano que tenemos, yo pienso, que es de lo mejor que existe en Latinoamérica. En el mundo es muy reconocido el soldado ecuatoriano por su profesionalismo. Suplen muchas veces la falta de la capacidad tecnológica.

P. En la era del Socialismo del siglo XXI se empujó alguna gente, incluso de Inteligencia a ir a Cuba, a Venezuela. ¿Qué ha pasado con eso?

No. A Cuba que yo conozca, no. En Venezuela se mantenía la agregaduría militar.

P. La preocupación Ministro es porque empezó a introducirse esa ideología a la fuerza militar.

Sí, yo no puedo negar. Fue una realidad que, poco a poco, se ha ido descartando porque se ha trabajado y fortalecido los valores, los principios. Ese juramento que se hizo a la bandera, considerando y diciéndoles que los soldados somos subordinados a un poder político, pero sobre todas las cosas servimos al pueblo ecuatoriano. Aquí no hay banderas políticas. Quisieron introducir, pero eso se descartó.

P. También ha debido enfrentar las críticas por los ‘narcogenerales’, el caso Naza, el radar también de Montecristi. ¿En el tema de los ‘narcogenerales’ qué ha hecho?

A ver. Nosotros conocimos esta situación por una entrevista en un medio del señor Embajador de Estados Unidos. Y el periodista le indicaba que se conoce que mandos militares, 18 oficiales, estaban involucrados. En su mayoría de la Armada del Ecuador, habrían sido revocados la la visa. Esa fue la pregunta. El Embajador no dijo ni sí, ni no. Pero ante está ante esta situación, como Ministerio de Defensa, enviamos oficios al Consulado de Estados Unidos, a través de la Embajada, a la Fiscalía General del Estado, a Cancillería y al Ministerio del Interior. Esto para que nos den información referente a este caso, pero hasta la presente fecha no hemos recibido contestación. Además, se dispuso al Comando Conjunto y a las fuerzas, para que todos los Generales y Almirantes, más el Ministro de Defensa, presenten su declaración juramentada de bienes a la Contraloría General del Estado, a fin de que analice y, si encuentra anomalías, se realicen los trámites administrativos y legales. El plazo termina el 31 de agosto.

P. ¿Ya entregaron a la Contraloría?

No.

P. ¿Cuántos oficiales deben hacerlo?

42.

P. Sería raro que estas sean las únicas Fuerzas Armadas de la región donde narcotráfico no haya permeado. ¿Hay más investigaciones?

De la misma forma se dispuso al Comando Conjunto y a las fuerzas para que, a través de las inspectorías, realicen las investigaciones y determinen si existe alguna anormalidad. Es importante manifestar que esta lucha contra del narcotráfico es una nueva competencia y el personal militar está expuesto a ser seducido para cometer actos ilegales. Ante esta situación, el Ministerio de Defensa, el mando militar, mantiene una política de tolerancia cero a la corrupción. No vamos a permitir conductas irregulares, ni conductas que vayan reñidas contra la moral.

P. ¿El control de este tema específico también es nuevo?

Los controles que se realizan son permanentes en Fuerzas Armadas. Para ascender de un grado a otro tiene que cumplir una serie de requisitos, tiene que presentar su declaración de bienes, por ejemplo. Los controles para cada ascenso son rigurosos, más aún, para los grados superiores, que son los que van a comandar tropa.

P. Entonces, que la Contraloría intervenga sí es nuevo.

Sí.

P. ¿Cómo lo tomaron los generales?

Con la tranquilidad del caso, si no hay nada que ocultar.

P. El narcotráfico está permeando en todas las esferas de nuestra sociedad. ¿Cuál es el procedimiento interno para entender cómo deben manejarse estos casos?

El último caso lo que pasó con la embarcación en la isla Darwin, en Galápagos, donde fueron denunciados por Inteligencia de la Armada ocho uniformados. Dos fueron detenidos, seis están con medidas cautelares sustitutivas. Esto dentro de la parte legal. Pero esta mala conducta es llevada al proceso administrativo disciplinario y el Consejo Regulador ya estableció, en el caso de los detenidos, están con un trámite de separación. Los seis están como trámite de disponibilidad.

P. Y con el juicio penal encima.

Sí. Y no son solamente los ocho. La tripulación era de 27. Los otros también están siendo investigados por parte de la Armada. Están siguiéndose los procesos administrativos que corresponden por falta de control del Comandante. La política es cero tolerancia a la corrupción.

P. En esa línea, hay la sospecha de que radar de Montecristi también fue destruido por el narcotráfico.

Hay dos casos, el caso Big Money y el caso del radar. En los dos casos se ha actuado de la misma forma, con denuncias a la Fiscalía y también con procesos administrativos disciplinarios. En los dos casos existe personal sancionado y también personal que aún está en proceso, independiente de la parte penal. Estamos por la Fiscalía en ambos casos, y se tomará también acciones correspondientes.

P. ¿Ya se ha deteminado qué sucedió con el radar?

No. La Fiscalía no determina, y es importante el dictamen porque dirá si fue una falla mecánica o fue un sabotaje. Nos interesa que eso salga lo más pronto posible porque el seguro varía, si es falla mecánica o es sabotaje. La empresa Indra, máximo en 15 días, empezará una evaluación de los daños del radar. Entonces, ahí determinaremos cuál es el costo de la recuperación de ese radar, el costo que pagaría el seguro.

P. Regresando al tema de Israel. Existen acercamientos y ya hay negociaciones. ¿Qué nos puede contar de eso?

Están activadas unas mesas técnicas, saber qué es lo que se adapta al fortalecimiento de las capacidades de Fuerzas Armadas.

P. ¿Armas?

Tecnología. Tenemos que fortalecer, urgentemente, Inteligencia y el sistema de mando y control. También movilidad, pero habrá que esperar a ver cuáles son los resultados de las mesas. Son asuntos de Defensa y siempre hay que mantener reserva.

P. Ministro, hay analistas que indican que el problema del narcotráfico es en toda la frontera. Si se tapona en un lado, entra droga por otro lado. De hecho, aseguran que Sucumbíos se ha convertido, otra vez, en zona de paso. La droga va hacia Baños y de ahí se distribuye para los diferentes puertos.

Sí.

P. ¿Por qué replicar las Fuerzas de Tarea Conjunta como la de Esmeraldas o modalidades de control militar pleno a diez kilómetros de la línea de frontera?

Hay que entender qué es una Fuerza de Tarea y para qué sirve. Esmeraldas fue declarada una zona de seguridad por lo que estaba sucediendo y se necesitaban realizar acciones urgentes en seguridad. Para esas acciones urgentes se creó esta fuerza de tarea que involucra el empleo de Ejército, Marina y aviación. La Policía Nacional apoya el trabajo de esta Fuerza de Tarea en Esmeraldas. La situación de Esmeraldas era muy crítica. Muy crítica. En Sucumbíos trabaja la unidad normal, que es la Brigada de Selva N.19 Napo. Tienen buenos resultados, se está controlando. Y lo mismo pasa en Carchi.

P. ¿Por qué Esmeraldas es diferente a las otras dos provincias?

En la frontera norte, los departamentos colombianos de Nariño y de Putumayo de Colombia son los mayores productores de coca. Hasta el 51% de droga se producen en estos dos departamentos. Más en el departamento de Nariño, que tiene la salida al mar y el paso de la droga es mayor. Entonces, nosotros nos volvemos más vulnerables por el flujo de la droga. Por eso es que tenemos que incrementar la presencia militar y evitar ese paso en la frontera marítima y terrestre. Pero eso no significa que descuidamos el resto de la frontera. Eso no. Seguimos trabajando.

P. Hay la línea de militarizar la lucha antinarcóticos. ¿Fuerzas Armadas trabaja en otros ámbitos?

Hay cerca de 16 misiones complementarias, y muchas tienen relación directa con apoyo a la población civil, por ejemplo,  el plan de vacunación. Apoyando también al Ministerio de Salud, a la Secretaría General de Riesgos, a un sin número de instituciones y se hace acción cívica. Estamos retomando, con la Fuerza Aérea, el programa Alas para la Salud con los aviones Twin Otter. No descuidamos a la población. Es por eso que Fuerzas Armadas es la institución de mayor confiabilidad y credibilidad que tiene el país.

P. ¿Estas acciones cívicas que están haciendo en la frontera incluyen una coordinación con otros ministerios?

Son coordinadas con las de otras instituciones del Estado. Incluso se ejecutarán acciones cívicas binacionales, donde ingresan con elementos de los dos países. Fuerzas Armadas colabora dando la seguridad y van a ir todas las instituciones. Y esto no solamente en la frontera norte, también en la frontera sur o en la Amazonía. Esto es producto de las reuniones binacionales que realizan los presidentes y otros mecanismos de los mandos regionales de fronteras.

P. Es decir, el cambio político en Colombia no afectó este tipo de proyectos.

Estamos recién 15 días. Se mantiene todo esto sin problemas.

P. Hay una experiencia muy documentada en países como Colombia, en México, en Brasil, incluso en Guatemala, donde a partir de una decisión política de declarar la guerra al narcotráfico se desata toda una serie de hechos violentos que no se han podido mitigar. Dice que actua todo el Estado, pero ¿cuál es la meta de aquí a cuatro años, qué queremos lograr?

Nosotros no somos productores, no tenemos sembríos. A lo largo de la historia se han encontrado pocos laboratorios que han estado en nuestro territorio…

P. ¿Todavía hay?

Últimamente no se han encontrado.

P. ¿Hay pocos o no hay?

No podemos decir que no existen. En la cadena de valor entregamos precursores, que pasan para la producción de la droga. Materia prima. Cuando esta droga viene, proveemos la logística para que sea el paso por los puertos y de ahí va para Estados Unidos, para Europa. Nosotros debemos cortar la materia prima y cortar el ingreso de droga al país. Eso es lo que va a reducir los índices de criminalidad, los índices de violencia. En la medida en que nosotros en la frontera seamos eficaces en la lucha contra el narcotráfico, disminuirá la violencia al interior de el país.

Operativos en frontera norte.

P. ¿Qué se hace ahora para cortar la materia prima?

Estamos trabajando y ustedes van a ver los resultados.

P. ¿Cuál es la principal materia prima que exportamos a la industria de drogas en Colombia?

El combustible, la gasolina blanca en el sector de Putumayo. Y hay otros elementos químicos que también se cruzan, que no son sujetos a fiscalización. La úrea también es utilizada como un precursor  químico. Y hay otros elementos que cruzan hacia Colombia. Eso es lo que estamos cortando. Siempre se ha tratado de cortar, pero nuestra frontera es sumamente permeable. Usted puede cruzar por cualquier lado. Lógicamente tenemos que cortar el ingreso de la droga al país.

P. ¿Cómo va el control de las pistas clandestinas en Santo Domingo, Los Ríos, Manabí?

Se tiene un levantamiento de todas las pistas. Están trabajando, se mantienen monitoreando todas las pistas, hay reconocimientos aéreos permanentes, hay una vigilancia permanente. (GV/JC)