Ministerio de Trabajo emitió reglamento para regular los contratos colectivos

HECHO. Ministra de Trabajo, Ivonne Núñez, buscar cortar abusos de contratos colectivos.

El Gobierno de Daniel Noboa ha cuestionado en múltiples ocasiones los abusos y sueldos dorados en los contratos colectivos del sector pública. La pregunta es si el nuevo reglamento servirá para poner un freno. Entérese qué dice lo emitido por el ministerio de Trabajo.

La misma ministra de Trabajo, Ivonne Núñez, en múltiples ocasiones ha denunciado los abusos, incluyendo sueldos dorados, al amparo de los contratos colectivos en el sector público.

En medio de la crisis eléctrica, también se levantaron voces que apuntaron a que los costosos contratos colectivos como los de Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) son parte de los problemas de fondo que han  desfinanciado al sector y dado como resultado apagones cada cierto tiempo.

El contrato colectivo del Cnel cuesta $500 millones al año y es una de las razones de fondo de la crisis eléctrica

En este contexto, a través del Acuerdo Ministerial Nro. MDT-2024-080, la ministra Núñez acaba de emitir un nuevo reglamento para regular y revisar con contratos colectivos y las actas transaccionales, unificando los procedimientos para el sector privado y público

Esta medida, en teoría, busca proporcionar un marco normativo claro y uniforme para la presentación, negociación y suscripción de contratos colectivos en ambos sectores laborales.

¿Cuáles son las claves de este nuevo reglamento?

1.- En el sector privado, el Comité de Empresa o las asociaciones de trabajadores presentarán el proyecto de contrato colectivo ante el Inspector del Trabajo, adjuntando documentos como la solicitud, el proyecto del contrato y la credencial de los dirigentes.

2.- En el sector público, el proceso lo llevarán a cabo los representantes del Comité de Empresa o del Comité Central Único, presentando los mismos documentos.

Una vez presentados los proyectos, se inicia un proceso de negociación entre las partes, el cual puede ser supervisado por la Dirección de Mediación Laboral del Ministerio del Trabajo si así se requiere.

3.- Al finalizar las negociaciones, el contrato colectivo debe ser remitido al Director Regional del Trabajo y Servicio Público para su suscripción. También establece disposiciones en caso de incumplimiento del contrato colectivo.

4.- El Ministerio de Trabajo verificará que los gerentes y administradores y quienes ejerzan la representación legal en las instituciones en las que el Estado tenga mayoría accionaria, «bajo ningún concepto se beneficien» de las cláusulas de la contratación colectiva.

5.- Se realizará el control posterior de los contratos colectivos suscritos en las empresas públicas o en las entidades de derecho privado en las que haya participación mayoritaria de recursos público.

El sector Ejecutivo tiene 13 empresas públicas, pero Petroecuador y Flopec generan el 86% de los ingresos

Asimismo, se evaluará si previa su suscripción, los contratos colectivos contaron con el dictamen obligatorio y vinculante del Ministerio de Economía.

6.-  Desde el ministerio de Trabajo  se realizará el control posterior de los contratos colectivos suscritos en las Empresas Públicas o en las entidades de derecho privado en las que haya participación mayoritaria de recursos públicos, a fin de verificar que estén excluidos de la contratación colectiva, los servidores públicos de libre designación y remoción.

Además, de quienes ocupen cargos ejecutivos, dirección, representación, gerencia, asesoría, de confianza, apoderados generales, consultores y los servidores públicos de carrera, servidores y funcionarios sujetos a regímenes diferentes al Código del Trabajo.

Las disposiciones contempladas son de aplicación obligatoria, tanto en el sector privado, como en las instituciones, entidades, organismos del sector público, gobiernos autónomos descentralizados, empresas públicas y demás instituciones señaladas en el artículo 225 de la Constitución de la República del Ecuador.

7.-  El incumplimiento de lo dispuesto en el reglamento será notificado por este ministerio de Trabajo a la respectiva autoridad nominadora y a la Contraloría General del Estado.

El camino es cortar los abusos en contratos colectivos

Rodrigo López, docente y miembro de la Escuela de Economía de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), puntualizó que antes de los sueldos dorados, los esfuerzos deben encaminarse a un análisis profundo sobre los costos y las condiciones de los contratos colectivos, sobre todo en las empresas públicas, pero también en los ministerios.

A través de esos contratos se han establecido beneficios en el sector público que no tiene ningún trabajador del sector privado, explicó Carlos Andrade, economista y consultor empresarial.

Mientras se transparentan y analizan las reales implicaciones de los contratos colectivos, se deberían tomar medidas para evitar más perjuicios al Estado.

En primer lugar, establecer una moratoria en la negociación de los contratos colectivos, es decir, que no se firme un solo contrato colectivo más en la administración pública hasta que se defina qué va a pasar con este tipo de mecanismo.

En segundo lugar, se debe prohibir la incorporación de nuevo personal a los contratos colectivos existentes.

El país debe tener claro cuánto realmente le cuestan los contratos colectivos y a partir de ahí tomar correctivos e incluso pensar en su desaparición del sector público.

López recalcó que los contratos colectivos parten de un error de concepto en el sector público ecuatoriano.

“Los contratos colectivos surgen como una defensa del trabajador cuando el empresario quiere abusar. Pero, en el sector público, la negociación es con un Estado garante de derechos que no va a ir en desmedro de sus propios trabajadores y no busca ganancias de capital, sino ganancias sociales”, explicó el economista de la USFQ. (JS)

Tres medidas más efectivas que la lucha contra los “sueldos dorados” para optimizar el gasto en la nómina estatal