sábado, enero 29, 2022
País Luz Acosta: ‘Imagino que a partir de ahora habrá más inversión para...

Luz Acosta: ‘Imagino que a partir de ahora habrá más inversión para las pesas’

Luz Mercedes Acosta relató el triunfo de Neisi Dajomes en Japón. Cree que Ecuador es un referente en halterofilia y se perfila como un protagonista de los próximos Juegos Olímpicos, en París.

Luz Acosta hizo un anuncio premonitorio: “La pelea va a estar entre Ecuador, México, Corea, Ucrania, EE.UU. (…)”. La frase la dijo al inicio de la transmisión de la final de halterofilia de 76 kg en los Juegos Olímpicos de Tokio. Ella es comentarista de Marca Claro y Claro Sports y junto a Ricardo Bravo narraron el triunfo de Neisi Dajomes en Tokio. Ambos se emocionaron con la victoria de la ecuatoriana, pero Luz reveló que lloró al conocer su historia.

Luz Mercedes Acosta es mexicana, medallista olímpica (bronce) en la misma disciplina en 63 kg. Ganó en Londres 2012 y antes había debutado en Pekín en 2008. A pocas horas del triunfo de Neisi, atiende a LA HORA desde la Ciudad de México.

Durante la transmisión usted dijo que lloró cuando conoció la historia de Neisi Dajomes y que si la cuenta volvería a llorar. ¿Lloró al ver a Neisi en el podio?

Se cortó un poco la transmisión, pero yo estaba eufórica; emotiva. Yo sé que es muy fácil criticar atletas y decir: “Lo hace fácil” o “cualquiera la puede hacer”. Cada una tiene su historia y aún así se reponen. Neisi es una guerrera en toda la extensión de la palabra. Me imagino que todo el país está festejando desde su trinchera esa gran medalla porque es histórica. Es algo excepcional. Ella se repuso de la muerte de su mamá y de su hermano. Sigue poniendo a Ecuador muy en alto.

Es hija de refugiados colombianos, su madre y hermano fallecieron hace tres años ¿Cómo ayuda eso en una competencia de estas características y llenarse de fuerza? ¿Qué piensas al momento de competir?

Honestamente no lo sé. No lo sé si yo hubiera podido levantarme después de la muerte de mi mamá, si me hubiera enterado de algo así. Por eso la admiro y me quito el sombrero porque a pesar de todas esas adversidades sigue entrenando y levantando. También es verdad que ella tiene mucha potencia de fuerza y tiene una técnica muy fina, muy bonita, muy precisa y parece que ni siquiera le pesa. No sé si escucharon un comentario que dije: “¡Así o más fácil!”. Ella, por el honor de su mamá y de su hermano, sigue adelante, sigue con esa fuerza y no cualquiera tiene esa resiliencia.

También calificaron a Neisi como la reina de la competencia por su técnica. ¿Desde cuándo ha seguido su carrera?

No hace falta seguirla desde hace años. Leidy Solís, de Colombia, lideraba la competencia con gran superioridad. Ahora Neisi quitó el reinado a Leidy Solís, porque levanta 118 kilos de arranca y 145 kilos de envión muy fácil y es lo que más o menos hacen esas marcas los primeros tres o cinco lugares del mundo. Ahora mismo ella se corona como la reina de los 76 kg en el mundo, no solo en América.

 Usted se emocionó, como es obvio, por Aremi Fuentes (México) justo cuando la deportista surcoreana no logró su tercer intento. ¿Qué significa para América Latina estas medallas?

En la Federación Internacional hay una cacería de brujas y están castigando a muchos países que usan sustancias prohibidas. Es la primera vez en la historia que todas las medallas se quedan en América: Ecuador, EE.UU y México. Es algo para conmemorar de que las posibilidades también están aquí en América, que no es solo para Asia y Europa. Estas tres jovencitas lo hicieron, cada una con su historia. Aremi también sufrió de Covid, no le llevaron a su entrenador, otros entrenadores se llevan el protagonismo; la chica de EE.UU. sufre de bipolaridad y de déficit de atención con hiperactividad. Ella estaba en gimnasia y el único deporte que la pudo salvar, por el tipo de concentración que se requiere, fue las pesas. Cada una, en su medida, tiene sus particulares y saben reponerse.

En 1968 fue la primera vez que una deportista ecuatoriana estuvo en unas olimpiadas y fue en la Ciudad de México. Pasaron 53 años y 14 ediciones para que Ecuador logre se primera medalla de oro con una mujer. ¿Cómo se puede mantener esto?

Ustedes tienen una buena escuela con Alexandra Escobar. Ella es una grande, una guerrera. En muchas ocasiones me tocó competir con ella. La escuela que Ecuador viene haciendo es significativa, porque son tácticos, técnicos. La técnica de todas es muy hermosa. Imagino que para París 2024, obtendrán mínimo 2 medallas de oro u oro y plata.

Las competidoras que tienen son unas verdaderas guerreras. No me cabe duda de que se puede mejorar, pero a partir de esto habrá más inyección de recursos para las pesas, porque ya están volteando a ver a las pesas y sobre todo que no estén prohibiendo a las mujeres levantar pesas, porque también ese es otro factor importante socialmente. Al contrario, las van a impulsar a que sigan adelante.

 ¿Cuál es el futuro para deportistas como Neisi? ¿Cómo pueden seguir concentradas en el deporte? Ahora llega la fama y puede desconcentrarse y perder su rumbo.

A muchos atletas, luego de la llegada de una medalla, “se les sube”; como decimos acá. Nadie sabe cómo manejar la fama, pero regularmente todos tenemos un mentor o una mentora que está detrás de nosotros para jalarnos las orejas. Sí tienes que disfrutar y vivir tu momento porque para eso trabajaste, pero también debes enfocarte en tu pasión porque es lo que te seguirá dando glorias y satisfacciones. Tú eres un referente para el país, no puedes dar mal ejemplo porque eres un embajador olímpico en toda la extensión de la palabra y seguir respetando esos valores, esa hermandad, unidad, fuerza, pasión, que un medallista olímpico puede lograr.

Tanto en México como en Ecuador seguro ocurre que los políticos se suben también al podio. ¿Cómo aprovechar para que ellos e incluso la empresa privada se sumen a este momento?

Me imagino que como en todos lados se sumarán marcas que nunca en la vida habían volteado a ver a la pesas y ojalá que se sepa aprovechar ese momento que pasa una vez cada cuatro años. Y que los patrocinadores estén conscientes que es un deporte olímpico que sí merece todos los premios y la consideración. Somos humanos, también comemos, si llegan los auspiciantes que quieren hacer un comercial que paguen bien, que no regateen ni la hagan de menos porque se merece eso y más. Una vez que pase esta euforia, yo estoy segura que Neisi seguirá entrenando como lo ha hecho hasta ahora porque es como su terapia para salir adelante y sobreponerse a las adversidades a las que ha estado expuesta.

 

Noticias relacionadas

La Hora TV