miércoles, enero 26, 2022
País Las nuevas generaciones son más propensas a tener ansiedad

Las nuevas generaciones son más propensas a tener ansiedad

En Ecuador, el suicidio es la primera causa de muerte en menores de 18 años. ¿Cómo detectarlo?

Micaela B., tiene 24 años y se graduó en 2020 como Ingeniera Civil. En agosto cumplirá un año sin conseguir trabajo.

En diciembre de 2020 empezó a tener problemas para dormir. “Pensé que era porque me levantaba muy tarde o como no hacía nada mi cuerpo seguía con energía”, dice la joven.

En enero de 2021 sintió un fuerte dolor en el pecho, le faltaba el aire, tenía taquicardia y lloraba desconsoladamente sin saber por qué. Después supo que lo que tuvo fue un ataque de ansiedad.

“Tan jovencita y ya con esas cosas”, le dijo su mamá. Pero su padrastro insistió en que viera a un psicólogo.

Micaela es parte de las estadísticas de jóvenes que padecen ansiedad u otros problemas relacionados a la salud mental.

Un informe  del organismo ‘Plan Internacional’ detalla que nueve de cada 10 chicas adolescentes en el mundo sufren ansiedad debido a la pandemia. La investigación se hizo con datos de 14 países incluyendo Ecuador.

Entre los datos que revela el informe está que, el 33% piensa que la pandemia reducirá sus oportunidades laborales; el 25%, que afectará a sus ingresos, y el 19%, que les obligará a abandonar su educación.

Suicidio

Ecuador no cuenta con datos consolidados de cómo se han dilatado los problemas de salud mental durante 2020. Sin embargo, para Catalina Arias, psicóloga clínica, es necesario reforzar las políticas de salud mental para evitar solventar un problema que viene en alza: el suicidio.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el suicidio es la primera causa de muerte en menores de 18 años. En 2019, las lesiones autoinfligidas intencionalmente fueron la causa de 148 defunciones; por otro lado, la segunda causa fueron los accidentes de tránsito, con 111 muertes de adolescentes.

Generaciones con más presiones

Más de uno habrá visto en redes sociales memes donde los jóvenes comparan lo que tienen y lo que sus padres tenían a la misma edad.

Las comparaciones detallan que las generaciones pasadas conseguían, a temprana edad, trabajos y lograban adquirir bienes.

Según un estudio de la Reserva Federal de Estados Unidos, a nivel mundial los milenials alcanzan un patrimonio neto (activos menos pasivos) de $81.000. Sus padres, que pertenecen a la llamada generación Boomer, sumaban alrededor de $125.000 entre los 35 y 40 años.

Los milenials ecuatorianos (nacidos entre 1981 y 1996) han tenido que vivir crisis económicas y políticas. Los mayores de esa generación cumplieron la mayoría de edad cuando estalló la crisis bancaria de 1999. Aunque también pasaron por el segundo boom petrolero, entre 2003 y 2014.

Ahora, sus ingresos, capacidad de ahorro, e incluso oportunidades laborales son menores que las de sus padres a la misma edad.

Por tanto, dice Arias, las generaciones crecen intentando superar lo conseguido por sus padres “pero en un entorno social y económico distinto y, por la pandemia, mucho más debilitado”, dice.

Además, si bien las generaciones pasadas tenían menos trabas para lograr un patrimonio,  no tenían consciencia “de la responsabilidad afectiva”, detalla Arias; por eso, les suele parecer ‘extraño’ hablar sobre problemas de salud mental.

La clave es el diálogo

Lo primero que los adultos deben saber es que los adolescentes pasan por etapas por las cuales hablan poco. “Esto no quiere decir que no quieren que sepamos sobre ellos”, dice Arias.

La especialista dice que es importante respetar los espacios, pero encontrar unos para entablar el diálogo. “Tratar de todos comer juntos o mirar su programa favorito sin criticarlo, sino mostrando interés”, dice la especialista, es una de las formas de generar confianza con los menores.

“A veces los padres se acercan a sus hijos solo para juzgar lo que escuchan, lo que ven, lo que sienten y así pues nunca los chicos van a ser capaces de decir ‘siento esto, no sé qué me pasa’”, agrega. (AVV)

Según American Time Use Survey antes del 2020, los jóvenes de 15 a 19 años pasaban aproximadamente 4 horas y 20 minutos solos al día. Pero durante la pandemia esa cifra fue de 6 horas al día (aumento del 40%).

Síntomas para reconocer la ansiedad

Insomnio
Ataques de pánico
Mal humor- falta de paciencia
Problemas estomacales (náuseas- vómito)
Preocupación constante
Dificultad para respirar
Corazón acelerado
Mala memoria
Dolor de pecho
Sobre pensar todo
Dolor de cabeza
Fatiga

Noticias relacionadas

La Hora TV