lunes, noviembre 29, 2021
País La Mariscal, de zona de 'farra' a punto muerto

La Mariscal, de zona de ‘farra’ a punto muerto

El sector insignia de la vida nocturna en Quito atraviesa su peor momento. Desde que comenzó la pandemia, varios negocios están abandonados. 

Lo que un día fue el principal punto de encuentro de la vida nocturna capitalina, hoy luce abandonado. Los letreros que decoraban las puertas de los negocios en la Plaza Foch y sus alrededores invitando al transeúnte a sumarse a la tertulia y juerga de “La Zona” fueron reemplazados por carteles de “se arrienda” o “se vende”.

Locales comerciales de lo que en su momento fueron un bar o una discoteca, hoy están cerrados y sus ventanas fueron tapadas con plásticos negros. Los negocios que sobrevivieron al confinamiento se adaptaron. Pero, les tomará tiempo recuperarse de los efectos de la crisis.

 “La Plaza Foch era un punto de encuentro. No siempre el destino, sino el lugar donde comenzaba la noche del viernes”, cuenta Eugenia Veintimilla, moradora de La Mariscal. “Es un punto de referencia que todos conocen, locales y extranjeros. Te citabas para tomar algo con amigos, picar algo y cuando ya todos los panas llegaban, se decidía el resto de la noche”.

ABANDONO. Una discoteca funcionaba en el segundo piso de este edificio en una equina de la avenida Joaquín Pinto, Hoy está cerrada.
ABANDONO. Una discoteca funcionaba en el segundo piso de este edificio en una equina de la avenida Joaquín Pinto, Hoy está cerrada.

Con la pandemia llegó el confinamiento y también el distanciamiento. Las discotecas todavía no pueden abrir, los bares tampoco. Cualquier tipo de aglomeración está prohibida para cuidar la salud y la vida de las personas.

En una zona donde los encuentros sociales alimentaban el comercio, apenas unos cuantos restaurantes sobreviven. Algunos intentan adaptarse y sacar sus negocios adelante.

Personas como Daniel Ochoa, administrador de El Cafecito, estimó pérdidas en sus ventas superiores al 70%, en comparación al 2019. “Estamos resistiendo, pero necesitamos que las autoridades nos ayuden con planes concretos”, comentó Ochoa.

Angel Paguaya, administrador de Black Sheep, comentó que “tratando de salir adelante” han invertido cerca de $15.000 en su negocio, pero reciben apenas unas 30 personas a la semana.

PÉRDIDAS. Plásticos negros cubren las ventanas y todo el segundo piso de lo que antes fue un bar, en plena Plaza Foch.
PÉRDIDAS. Plásticos negros cubren las ventanas y todo el segundo piso de lo que antes fue un bar, en plena Plaza Foch.

Desde que comenzó la crisis sanitaria, las ventas se redujeron hasta en un 60%, según cálculos de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ). Para agosto de 2020, un 13% de los negocios turísticos cerraron, en su mayoría ubicados en el Centro Histórico y La Mariscal.

Según Quito Turismo, el turismo receptivo en 2019 generó $520 millones y un 24% de los establecimientos turísticos se concentran en La Mariscal. Es decir, que cerca $125 millones se generaron del comercio  en esta zona.

De acuerdo con un sondeo bimensual  de esta entidad, un 15% de los locales de La Mariscal cerraron. De ese porcentaje, los negocios más afectados fueron bares y discotecas. (CV)

Noticias relacionadas

La Hora TV