¿Por qué importa una tercera dosis de cualquier vacuna?

Las vacunas sí son barreras contra el coronavirus
Hasta ahora las vacunas y las medidas de bioseguridad son las mejores ‘barreras’ contra el coronavirus.

Virólogos señalan que cada dosis de vacuna que nos aplicamos prepara de mejor manera a nuestro sistema inmune contra el coronavirus e incluso futuras variantes.

LONDRES. Ante la falta de datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre ómicron, la nueva variante del coronavirus que se expande por el mundo, proliferan los estudios que hablan sobre superioridad de una u otra de las vacunas existentes en la actualidad para combatir a la nueva cepa; hoy (17 de diciembre de 2021), por ejemplo, Rusia anunció que su vacuna Sputnik es altamente eficaz contra ómicron. Y lo mismo se ha dicho previamente sobre Pfizer o AstraZeneca.

Ante ello, mucha gente e incluso gobiernos se preguntan qué hacer. La respuesta más aconsejada, por ahora, parece ser que una dosis de refuerzo con cualquiera de los biológicos anticovid disponibles es mejor que nada. Esto porque, como señala un reporte de la cadena de noticias BBC, los datos parecen indicar que, en general, dos dosis de cualquier vacuna son poco eficaces para evitar una infección con ómicron, aunque todas reducen el riesgo de hospitalización y muerte.

Y es que todas las vacunas se desarrollaron para combatir la primera versión del virus que surgió hace dos años.

¿Puede, entonces, una tercera vacuna o dosis de refuerzo de esas mismas vacunas originales marcar el cambio, o será que ómicron ya burló la protección que nos pueden dar?

Expertos consultados por BBC responden que sí es importante el refuerzo. Esto ocurre porque, afortunadamente para nosotros, aunque que el contenido de las jeringas puede ser idéntico, una dosis de refuerzo no es simplemente más de lo mismo para el sistema inmune.

Proceso de aprendizaje

En inicio, el sistema inmune tiene que aprender cómo se combate el coronavirus.

Una opción es que descubra cómo hacerlo sobre la marcha, cuando realmente te encuentras con el virus al contagiarte. Sin embargo, existe el riesgo de que se equivoque y termines grave, hospitalizado e incluso muerto.

Las vacunas funcionan más como asistir a la escuela: un entorno seguro donde tu sistema inmune puede aprender más sobre el coronavirus.

La primera dosis es la educación de escuela primaria que te da las bases fundamentales.

La segunda y tercera dosis son comparables a enviar tu sistema inmune a la escuela secundaria y a la universidad para profundizar dramáticamente su conocimiento. No es que se esté simplemente repitiendo la escuela primaria una y otra vez.

«El sistema inmune queda con un conocimiento y entendimiento más profundo del virus», explica el profesor Jonathan Ball, un virólogo de la Universidad de Nottingham, Inglaterra.

Dice que a pesar de todo lo que se habla de los viles trucos de ómicron, un sistema inmune altamente entrenado presenta «un ambiente increíblemente difícil y hostil» para el virus y sus variantes.

En resumen, dosis adicionales de la vacuna también hacen que el sistema inmune amplíe su repertorio de anticuerpos a medida que encuentra nuevas maneras de atacar el virus.

Por otro lado, no se trata únicamente de la calidad de los anticuerpos, también aumenta la cantidad con las dosis de refuerzo.

«Tienes más (anticuerpos), su concentración en la sangre aumenta y no sabemos por cuánto tiempo, pero entre más veces te vacunes la memoria inmune perdura más», señaló el profesor Charles Bangham de Imperial College.

El impacto de todo esto está claro en los mismos estudios que demostraron que dos dosis eran más débiles contra ómicron. La protección contra los síntomas de covid aumentó casi al 75% después de la tercera dosis.

Y en otras áreas del sistema inmune, la dosis de refuerzo también les están dando a nuestro cuerpo la delantera contra futuras variantes. (LAG)

TE PUEDE INTERESAR:

Contratada tecnología para la cárcel de Cotopaxi. ¿Y el resto qué?

Ojo, al pagar combustible con tarjetas, está sujeto a comisión

Ninguna mujer migrante se salva del acoso sexual