Fiscalía dice que el correísta Alega quería «silenciar» a Fernando Villavicencio y pidió su prisión preventiva

El exlegislador Ronny Aleaga, en una foto de archivo. (Foto: A.S.)

En la Corte Nacional de Justicia se realiza la audiencia de vinculación de 13 personas más en el caso Metástasis. (En desarrollo)

La Fiscalía General del Estado ofrece sus argumentos para vincular a 13 personas más al caso Metástasis. Entre ellas el exlegislador correísta Ronny Aleaga, de quien pidió la prisión preventiva.

Sobre este investigado, el organismo de control aseguró que su participación sería fundamental en la trama de crimen organizado y de unión entre policías, fiscales, jueces, legisladores, empresarios y narcotraficantes.

«Su participación esta dirigida a silenciar a la persona que representaba la principal fuente de revelación de sus actividades delictivas: Fernando Villavicencio, quien públicamente denunció los hilos de la mafia manejados por Xavier J. y Leandro Norero«, dice oficialmente la Fiscalía.

«Como legislador de la provincia del Guayas, abusó de sus facultades fiscalizadoras al solicitar información sobre posibles investigaciones previas que la Fiscalía habría iniciado contra Xavier J.«, sostiene la Fiscalía.

Fernando Villavicencio fue asesinado el 9 de agosto, en Quito. Los autores intelectuales del crimen, pese a que hay una recompensa de $5 millones por información certera, todavía no han sido descubiertos.

La fiscal Diana Salazar, en la audiencia, aseguro que Aleaga, quien fue un político determinante en la revolución ciudadana, liderada por el prófugo Rafael Correa, «mal utilizó sus facultades fiscalizadoras». Que respondía a las ordenes de su líder «pero no de su líder prófugo, sino del otro líder prófugo. Me refiero a Xavier Jordan», dijo Salazar en la audiencia.

Otros imputados en el caso Metástasis, entre ellos ‘el Joyero’

Entre los nuevos imputados está Marcel Adrián L., apodado ‘El Joyero’, al que la Fiscalía identifica como «el operador financiero de la cúpula criminal» de Norero, con quien planificaba sustituir por réplicas los relojes de alta gama y lingotes de oro confiscados en el proceso que se seguía por lavado de activos contra el apodado ‘El Patrón’.

«Se encargaba de manejar grandes cantidades de dinero y propiedades pertenecientes a Leandro Norero y que provenían, en gran medida del financiamiento de Xavier (Jordán)«, precisó el Ministerio Público.

De acuerdo a la Fiscalía, ‘El Joyero’ también «fue pieza clave en la obtención de joyas destinadas a entregarlas a la también procesada María José A., fiscal que reformuló el tipo penal de tráfico de armas a tenencia y porte de armas en contra de Leandro Norero», lo que le garantizó «una reducción de pena considerable».

Asimismo, está el juez Rommel David T., magistrado «colaborador de esta estructura criminal en la búsqueda de la impunidad», quien a través de otro de los procesados «negociaba y convencía a otros jueces para emitir resoluciones sobre medidas cautelares en beneficio de la cúpula de la organización, bajo la promesa de un beneficio económico».

De acuerdo a la Policía, Norero se encargaba desde la cárcel de Latacunga, en Cotopaxi, de financiar y auspiciar a Los Lobos, Los Tiguerones y los Chone Killers, entre otras bandas criminales que buscaban desplazar la hegemonía de la criminalidad organizada que ostentan Los Choneros, el grupo más antiguo y grande que opera en el país. (DLH/EFE)

¿Quiénes son los ‘Choneros’, ‘Los Lobos’ y ‘Tiguerones’?