Femicidios en Ecuador: Daniel Noboa dijo que estos delitos diminuyeron, pero las cifras son falsas

Daniel Noboa está en una gira en Europa

Daniel Noboa, en su viaje a Europa, tuvo una entrevista con EFE donde dijo que los femicidios en Ecuador se han reducido en un 60% desde su Gobierno. Las cifras del primer mandatario no son reales, te explicamos. 

Este 17 de mayo de 2024, Daniel Noboa, dio una entrevista para EFE en España, sobre su gestión el Presidente de Ecuador dijo que  ha enfrentado una crisis política así como «unos niveles de violencia nunca antes vistos». Noboa destacó que previo a asumir el mandato del país había entre 180 y 200 homicidios por semana y «hemos logrado mejorar significativamente eso. Nuestro promedio de de homicidios ha bajado en más de un 40%, desde el 23 de noviembre de 2023, que nosotros asumimos. También homicidios a personas inocentes, sin antecedentes penales, se ha reducido significativamente cerca de un 70%. Los feminicidios se han reducido en un 60% y hemos logrado poner en orden las finanzas», dijo Noboa.

Sin embargo, Lupa Media EC, espacio de ‘fact checking’ (verificación), detalla que Noboa no puede hacer una evaluación de las cifras del año pasado y los cinco meses de su gestión.

Fundación Aldea detalla que en 2023 hubo 321 femicidios  a escala nacional. en Ecuador. Mientras que la Fiscalía recoge solo 107 denuncias – es decir que además hay un subregistro (denuncias no hechas)–. Noboa compara 107 femicidios de un años, frente a los 39 de los cinco meses que lleva en el cargo. Sin embargo, si se compara solo con los cinco primeros meses del años pasado (mismo periodo de tiempo entre 2023 y 2024),  la reducción es de un 20%. 

En 2023, una mujer fue asesinada cada 27 horas

Fundación Aldea contabilizó 321 femicidios, en Ecuador, en el 2023: 128 casos son femicidios íntimos, familiares y/o en contextos sexuales, 17 transfemicidios y 172 femicidios en otros contextos. cuatro casos son de mujeres desaparecidas en años anteriores, cuyos cuerpos fueron hallados en el 2023.

37 víctimas tenían antecedentes de violencia y ocho tenían boleta de auxilio, lo que quiere decir que por lo menos 45 vidas pudieron ser salvadas. Por lo menos, seis sufrieron abusos sexuales antes de ser asesinadas.  En cuatro de cada 10 casos, los femicidas tenían un vínculo sentimental con las víctimas, lo que quiere decir que el ámbito de las relaciones íntimas o familiares es peligroso para las mujeres.

La edad más frecuente de las mujeres asesinadas fue de 22 años. Pero las cifras revelan que los femicidios afectan la vida de mujeres de diversas edades, desde los 0 años (bebés) hasta los 90 años de edad, demostrando que la escalada mortal de la violencia atraviesa todo el ciclo vital de las mujeres. Un dato estremecedor es que por lo menos 31 víctimas eran niñas y/o adolescentes; 16 de ellas tenían menos de 7 años de edad. (AVV)