sábado, noviembre 27, 2021
País Elimina las deudas de las tarjetas de crédito

Elimina las deudas de las tarjetas de crédito

En el país existen más de 2 millones de personas con obligaciones crecientes en sus tarjetas de crédito. Si no se planifica cómo pagarlas, el problema se vuelve inmanejable.

Siete de cada diez personas no saben cómo utilizar las tarjetas de crédito. Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), eso provoca que más de 2 millones de ecuatorianos tengan problemas para controlar sus gastos a través de esas tarjetas.

El resultado son deudas crecientes. Sin embargo, Paulina Moreno, economista y estudiosa de finanzas personales, comentó que hay mecanismos para ir reduciéndolas de manera planificada.

“Hay métodos tradicionales que permiten cubrir su deuda en 60 pagos o menos. Pero si la situación es más compleja, hay opciones como la consolidación de obligaciones o pedir un préstamo para reemplazar deuda cara por una más barata”, dijo.

Método de bola de nieve

El método de bola de nieve es una estrategia que se enfoca en pagar primero la cuenta con el saldo más bajo. A medida que orienta sus pagos más grandes hacia ese saldo, se continúa haciendo los pagos mínimos en sus otras cuentas para no terminar con cargos por atrasos, perjudicar su crédito o incluso caer en mora.

Para empezar, enumere los saldos de sus cuentas en orden de menor a mayor. En este punto, puede ser de gran ayuda revisar su historial crediticio.

Configure su presupuesto para pagar el mínimo en todas sus cuentas de tarjetas de crédito, excepto la que tenga el saldo más pequeño. Para ese saldo, invierta todo el dinero adicional que pueda pagar cada mes.

Cuando el saldo de esa cuenta sea cero, coloque el dinero que estaba usando para liquidarlo en la cuenta con el siguiente saldo más bajo. Continúe hasta que todos los saldos de su tarjeta de crédito se hayan pagado en su totalidad.

Supongamos que tiene tres tarjetas de crédito con saldos de $500, $1.500 y 2.500. Con el método bola de nieve, pagaría primero la tarjeta con el saldo de $500. Luego, pasaría a la tarjeta con el saldo de $1.500 y pagaría la del saldo de $2.500 al final.

Ventajas

El método de bola de nieve de deuda es eficaz porque probablemente verá un progreso rápido. Cuando cuenta con algunas victorias rápidas, se genera un impulso. Esto puede ayudarle a mantenerse motivado para continuar trabajando hacia su objetivo de estar libre de deudas. Además, un menor número de saldos pendientes puede hacer que el proceso parezca menos abrumador.

Desventajas

El método de bola de nieve no tiene en cuenta los intereses que se le cobran. Si sus deudas más grandes también son las que tienen las tasas de interés más altas, es posible que pague más intereses utilizando el método de bola de nieve que con otra estrategia de pago de deudas.

Por lo tanto, si su objetivo es minimizar sus pagos de intereses a medida que paga la deuda, otro método de pago puede ser una mejor opción.

DEUDAS DE TARJETAS. CARACTERIZACION PARA LA REVISTA + MUJER.

Método de avalancha

Cuando usa el método de avalancha, se prioriza los pagos de las deudas con intereses altos, mientras realiza los pagos mínimos en el resto de sus cuentas.

Cuando la cuenta con la tasa de interés más alta se cancele, coloque el dinero que le asignó hacia la siguiente deuda más cotosa. Repita el proceso las veces que sea necesario hasta que todas tus tarjetas de crédito se hayan liquidado.

Digamos que tiene tres tarjetas de crédito con tasas del 17%, 16% y 15%. Con el método de avalancha, pagaría primero la tarjeta con el 17%. Luego pasaría a la tarjeta con el 16% y pagaría la que tiene una tasa 15% al final.

Ventajas

La mayor ventaja del método de avalancha para deudas es la posibilidad de ahorrar en intereses. Si le preocupa cuánto interés va a acumular mientras paga su deuda, este método puede ser una buena estrategia.

Desventajas

Una estrategia de pago de deudas que le ayude a ahorrar dinero puede resultar atractiva. Pero si su cuenta con la tasa de interés más alta también tiene un saldo elevado, puede llevar un tiempo liquidarla. Y eso puede perjudicar en su búsqueda por estar libre de deudas porque puede ser psicológicamente desmoralizante.

Supongamos que tiene un saldo de $5.000 en una tarjeta con una tasa del 17%. Si paga $300 al mes en esa cuenta, le tomará 16 meses liquidarla (siempre y cuando no use la tarjeta para comprar nada más).

Más de un año es mucho tiempo de espera para eliminar su primera deuda. Con el método de avalancha es posible que no obtenga esas ganancias rápidas que ayudan a crear una sensación de logro. Así que es fácil desanimarse y perder la motivación para seguir adelante.

Consolidación de deudas

Hay tres formas de consolidar las cuentas pendientes: Transferencia de saldo de tarjeta de crédito, préstamo de consolidación de deuda personal, programa de manejo de deudas.

Cualquiera de estas opciones consolidará o reunirá sus deudas para que pueda cubrirlas de manera eficiente con un solo pago mensual. Las dos primeras opciones funcionan mediante la obtención de un nuevo financiamiento que liquide sus saldos existentes.

En otras palabras, se debe contactar con su banco o cooperativa para averiguar sobre las opciones de crédito para reemplazar deudas vigentes. Así, se pagan todas las obligaciones y se queda con un solo crédito.

La principal ventaja es que se puede negociar una tasa de interés más baja, por ejemplo, el 14% de un préstamo de consumo, con lo que se ahorra recursos y tiempo.

La última opción es una forma de consolidación de deuda con asistencia profesional. Aún le debe a sus acreedores originales, pero la consejería de crédito le ayuda a establecer un plan de pagos y negocia en su nombre para minimizar la tasa de interés.

Refinanciamiento de deudas

El refinanciamiento es una alternativa que ofrecen las entidades financieras a sus clientes, especialmente a aquellos que cayeron en mora, para salir de sus deudas de una manera más ordenada, reprogramando los pagos en cuotas fijas por un tiempo determinado.

Es un proceso en el que se puede solicitar que las cuotas sean más bajas, pero eso provoca que los plazos sean más largos y los intereses también crezcan.

La Superintendencia de Bancos establece que las condiciones de un refinanciamiento dependen exclusivamente de la entidad financiera. Sin embargo, la mayoría de las instituciones piden que se cancele por lo menos entre un 20% y 30% la obligación, como paso previo para renegociar las condiciones.

Noticias relacionadas

La Hora TV