miércoles, diciembre 8, 2021
País Erosión del río Coca amenaza oleoductos e hidroeléctrica

Erosión del río Coca amenaza oleoductos e hidroeléctrica

Petroecuador y OCP hacen trabajos para evitar que se suspenda el bombeo de crudo. Por otra parte, Celec evalúa daños en infraestructura de Coca Codo Sinclair.

El proceso de erosión regresiva del río Coca se reactivó con las fuertes lluvias de los últimos días. La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) está evaluando los daños en el puente 2, el cual da acceso al túnel de mantenimiento de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

Según un comunicado oficial, se “monitorea constantemente los efectos que se producen en el frente de erosión del río Coca, que actualmente se ubica a 9,7 kilómetros de distancia de las obras de captación de la central Coca Codo Sinclair”.

A la par, se continúa desarrollando estudios y acciones para proteger la infraestructura de la hidroeléctrica, que aporta con el 30% de la energía que consumen los ecuatorianos.

La temporada de lluvia elevó el caudal máximo del río Coca a 2.100 m3/s. Como consecuencia, el domingo 16 de mayo de 2021 se reactivó la erosión regresiva, que estuvo detenida desde hace ocho meses.

Nueva variante para el SOTE

Durante 90 días, Petroecuador ejecutará, de manera preventiva, trabajos de construcción de una nueva variante en el sector de San Luis, en la provincia de Napo, para precautelar la integridad de la tubería del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), mantener la continuidad del servicio de transporte y prevenir afectaciones ambientales y a la comunidad.

La séptima variante tendrá una extensión aproximada de 2,2 kilómetros, lo que representa una inversión aproximada de $4 millones.

Como resultado del monitoreo diario que realiza Petroecuador a los puntos críticos en la zona de influencia de la erosión regresiva, se evidenció el avance de este fenómeno natural de forma lateral, con dirección al eje de la tubería del SOTE, en el sector del río Piedra Fina 2 (San Luis).

Esto pone en riesgo un nuevo tramo, ya que la distancia entre la erosión y la tubería es de aproximadamente 60 metros.

Por otra parte, el gerente general de Petroecuador, Gonzalo Maldonado, explicó que “hasta el momento hemos invertido cerca de $11,2 millones para la construcción de seis variantes y un ‘by pass’, labores que se han realizado de manera preventiva y que nos permiten alejarnos de la erosión que afecta este sector”.

OCP Ecuador invierte $22 millones

Desde el reinicio del progreso erosivo, OCP Ecuador avanza en dos obras adicionales. La primera, una variante definitiva de 34 pulgadas en el sector de San Rafael –Reventador, de aproximadamente 1.150 metros.

La segunda, con la que se completa una inversión total de $22 millones, es la entrada en funcionamiento de un nuevo ‘by pass’ temporal de 1.350 metros con tubería de 20 pulgadas.

“Este fenómeno natural imprevisible continua, por lo que el compromiso de OCP Ecuador seguirá siendo el monitoreo constante del fenómeno y se tomarán las medidas necesarias para garantizar la continuidad del servicio de transporte”, afirmó Roberto Grijalva, gerente de operaciones de la empresa transportadora. (JS)

 

Noticias relacionadas

La Hora TV