domingo, diciembre 5, 2021
País El empleo adecuado se concentra en hombres de mediana edad y universitarios

El empleo adecuado se concentra en hombres de mediana edad y universitarios

El mercado laboral ecuatoriano es precario y excluyente. Se necesita inversión, plan de competitividad y medidas educativas y sociales de largo plazo.

Un sueldo de al menos $400, todos los beneficios de ley, y 8 horas de trabajo al día, parecen condiciones laborales simples; pero solo 3 de cada 10 ecuatorianos, dentro de la Población Económicamente Activa (PEA), se beneficia de ellas.

Actualmente, 2’701.154 personas tienen empleo adecuado y ganan, en promedio, $540 mensuales. Andrea Benítez, de 36 años, contó que, aunque tiene un masterado y algunos cursos en su hoja de vida, se ha tenido que conformar con trabajos con una remuneración más baja y donde no utiliza todo su conocimiento.

“He pasado por todo tipo de trabajos, desde ventas de cursos de inglés hasta funciones operativas en una dependencia pública. Tener trabajo formal es una suerte en este país; pero no quiere decir que estés realmente bien”, dijo.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), el perfil del empleado adecuado es mayoritariamente hombre (66%), con una edad entre los 35 a  64 años. Además, las personas con educación secundaria incompleta o menos pueden acceder al sector formal de la economía solo en el 24% de los casos.

En otras palabras, las mujeres y los jóvenes son los más afectados por la precaria situación del mercado laboral; y las oportunidades se concentran en ecuatorianos universitarios de media edad o más.

Según un último estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), solo el 19% de las personas que salen de la secundaria tienen las habilidades básicas para acceder a un empleo o seguir estudiando.

Esto significa que para poder revertir la situación del empleo se necesitan acciones educativas, económicas y sociales a mediano y largo plazo.

Apostar al mundo

Diego Olmedo, economista y socio fundador de Olmedo Inversiones y Finanzas, explicó que la mala situación laboral es uno de los problemas estructurales del país, por lo que no hay soluciones inmediatas ni mágicas.

El presidente Guillermo Lasso ha dicho, desde la campaña, que la meta es crear 2 millones de empleos de calidad en su periodo, es decir, alrededor de 500.000 cada año.

Esa meta es poco viable si se toma en cuenta que, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD), Ecuador necesita un nivel de por lo menos $30.000 millones de inversión pública y privada; además de una revisión completa de su estructura de costos productivos.

Desde 2014 ese nivel se ha estancado en alrededor de $20.000 millones; y, para realmente provocar una mejora en el empleo se requiere que aumente entre $1.000 millones y $2.000 millones hasta 2025.

Sin embargo, según Olmedo una vía más rápida para reactivar el empleo es apostar a las exportaciones y el sector externo.

“Si es que el Ecuador está pensando en solo abastecer la demanda interna es muy difícil que se abran nuevas fuentes de empleo. La capacidad de consumo de la clase media llegó a un tope antes de la pandemia. La solución es dirigir la producción y la competitividad a los mercados internacionales”, acotó.

Tanto el presidente Lasso como el ministro de Producción, Julio José Prado, han dado pista de que esa es la apuesta, incluso han hablado de un gran plan nacional de competitividad para “poner más Ecuador en el mundo”, pero todavía no hay una ruta clara.

Según el INEC, se perdieron casi 70.000 empleos adecuados entre marzo y abril 2021.
En total, 2'701.154 ecuatorianos tienen empleo adecuado, es decir, 33% de la Población Económicamente Activa (PEA)

Pocas luces sobre la reforma laboral

El ministro de Trabajo, Patricio Donoso, no ha sido muy concreto sobre las acciones que se ejecutarán para mejorar los niveles de empleo. Hasta el momento, solo se sabe que el Gobierno no irá por la esperada reforma integral del Código de Trabajo, “con el fin de no afectar derechos adquiridos de los trabajadores”.

En este sentido, la apuesta sería una Ley de Oportunidades donde se establecerían modalidades de trabajo por obra para sectores y actividades específicas. Según Donoso, el enfoque estará en los jóvenes; y ya ha pedido una cita con la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, para comenzar a analizar un primer borrador.

Las principales características del empleo adecuado

Sexo
Hombre 66%
Mujer 34%
Nivel de educación
Bachiller o superior 75,9%
Primaria o menos 24,1%
Edad
18 a 34 años 37%
35 años o más 63%
Sector
Público 21%
Privado 79%

Noticias relacionadas

La Hora TV