sábado, noviembre 27, 2021
País La Senescyt sobrevive a pesar de los anuncios de eliminarla

La Senescyt sobrevive a pesar de los anuncios de eliminarla

Expertos aseguran que la eliminación del organismo se puede hacer por la instalación de una Asamblea Constituyente o mediante una enmienda constitucional.

Una promesa de campaña que se quedaría en el papel. El presidente Guillermo Lasso en abril de 2021 planteó la necesidad de eliminar la Secretaría Nacional de Educación Superior, Innovación, Ciencia y Tecnología (Senescyt), porque “ha impedido el ingreso de estudiantes a las universidades”.

Sin embargo, esta posibilidad se va quedando, puesto que para eliminar a este organismo se lo podría hacer mediante la instalación de una nueva Asamblea Constituyente, referéndum directo o una enmienda constitucional vía Asamblea. En todos los casos se requiere de un pronunciamiento de la Corte Constitucional.

¿Cuál es el camino para la eliminación?

La Constitución -en el numeral 1 del artículo 353- establece que e  se regirá por: “un organismo público de planificación, regulación y coordinación interna del sistema y de la relación entre sus distintos actores con la Función Ejecutiva”. Es decir, la Senescyt ejerce la rectoría de la política pública en los ejes de su competencia. Tiene como misión coordinar acciones entre la función ejecutiva y las instituciones de educación superior”.

La Senescyt junto con el Consejo de Educación Superior (CES) y el  Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Caces) conforman este sistema.

Para el constitucionalista Santiago Basabe no existe la posibilidad de que la Senescyt sea suprimida o eliminada mediante una reforma legal o una consulta popular.

“Eliminar la Senescyt por completo no se puede hacer por Consulta, hay varias opiniones de la Corte Constitucional, que para eliminarla debe haber una Constituyente”, dijo.

Basabe va más allá y cree que el Presidente se dio cuenta de eso, razón por la cual está enviando las reformas a la Ley Orgánica de Educación Superior, que al momento están en discusión en la Asamblea.

Se necesitan reformas puntuales

Para el docente de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y constitucionalista, Salim Zaidan, la manera de llegar a eliminar la Senescyt sería mediante una enmienda constitucional, la cual debería ser tratada en la Asamblea en dos debates, con un lapso de un año. Asegura que Lasso “está mal asesorado” al sostener que esto lo podría hacer mediante una consulta popular, decreto o una reforma legal.

“La intención del Presidente es plantear una consulta popular y  así no puede modificar la Constitución, por más buenas intenciones que tenga”, aseveró Zaidan.

El constitucionalista está a favor de que no se elimine la Senescyt, sino que se hagan reformas puntuales para que se mantenga el funcionamiento del sistema universitario.

Para la exasambleísta constituyente Betty Amores, la eliminación de la Secretaría Nacional de Educación Superior no pasaría por una Asamblea Constituyente, por cuanto no se trataría de un tema de la estructura del Estado. “Podría ameritar una reforma constitucional, porque en la Constitución se establece el sistema nacional de educación superior”, acotó.

Coincide en que se necesita de un organismo de control. (RR)

Hay más estudiantes que cupos en las universidades

En el primer semestre de 2021, en el proceso de admisión a universidades institutos, hubo 94.349 cupos disponibles en 218 instituciones de educación superior. La cifra de aspirantes es de casi el doble de las plazas.

En marzo, 185.191 personas rindieron el Examen de Acceso a la Educación Superior (EAES), que es la nueva prueba y que reemplaza al Ser Bachiller y al Examen Nacional de Educación Superior.

Noticias relacionadas

La Hora TV