Los ecuatorianos están en el top 10 de los que invierten en vivienda y departamento en Miami

BIENES. El mercado inmobiliario en Miami mueve más de $5.000 millones al año.
BIENES. El mercado inmobiliario en Miami mueve más de $5.000 millones al año.

La inseguridad jurídica, la delincuencia, la inestabilidad política, entre otros temas, llevan a que se busquen sitios más estables para proteger parte del patrimonio personal y familiar.

Frente a economías inestables, con falencias en la seguridad jurídica, con crecientes problemas de delincuencia y desincentivos a las inversiones, personas y familias de varios sitios de América Latina recurren al mercado inmobiliario de ciudades como Miami para asegurar parte de su patrimonio.

Según cifras del Miami Association of Realtors, con corte a abril de 2024, la venta de bienes inmobiliarios a inversores extranjeros sumó $5.100 millones en el último año.

De ese total, al menos un tercio, o casi $1.700 millones son acaparados por inversionistas latinoamericanos en busca de la seguridad de los bienes raíces de Miami frente a la incertidumbre de economías como la argentina, la colombiana e incluso la ecuatoriana.

Los ecuatorianos están en el top 10 de quienes compran bienes raíces en Miami.

Durante el último año, los latinoamericanos que han comprado más viviendas en Estados Unidos fueron los argentinos (15% del total de compras)y los colombianos (14%).

Sin embargo, si se revisa el top 10 de compradores, se encuentra a brasileños y venezolanos que concentran el 7% y 6% de las transacciones, respectivamente.

Pero, en el puesto 8, incluso superando a chilenos y franceses, se registra a compradores de viviendas ecuatorianos, con el 5% de las compras en el último año.

Aunque la gama de propiedades en Miami es muy amplia, se pueden encontrar propiedades de un poco más de $300.000 a otras que superan $1 millón.

En el caso de argentinos y ecuatorianos, normalmente apuntan a la escala más baja, es decir, a propiedades de alrededor de $340.000.

Mientras que los que más gastan son los brasileros y buscan propiedades de $1 millón o más.

Ecuador no es un país de súper ricos, pero sí existen personas y familias que han acumulado buen patrimonio, pero que lo ven amenazado por la inseguridad, la inestabilidad política y la incertidumbre. Invierten como un colchón ante la crisis y en muchos casos como una puerta de entrada para mudarse definitivamente del país en caso de necesidad”, puntualizó Norma Bucheli, asesora inmobiliaria ecuatoriana quien en muchos casos ha ayudado a hacer vínculos de compraventa en Miami.

En enero de 2023, el Servicio de Rentas Internas (SRI), publicó la estimación de que aproximadamente $5.000 millones de la riqueza de los ecuatorianos estaba en el exterior.

En ese momento, Carlos Moreno, economista y asesor financiero, explicó que se puede esgrimir la acusación de que son antipatria, de que esos millones podrían invertirse para el desarrollo del país.

Sin embargo, en la mayoría de casos, lo que se busca es seguridad familiar, estabilidad financiera, oportunidades comerciales, bajos impuestos y estilo de vida.

“Al igual que muchos inversionistas extranjeros, muchos ecuatorianos ven que el país es inestable; con una a dos reformas tributarias durante cada uno de los últimos 15 años; con un discurso anti empresarial y anti bancario; con sectores políticos y sociales radicales, sectarios o incluso abiertamente corruptos. Con ese panorama, sacar parte de la riqueza se ve como una estrategia de sobrevivencia”, puntualizó.

Generar ingresos extras mediante alquilar vivienda comprada

Comprar una vivienda en Miami no quiere decir que las personas o las familias piensen en vivir inmediatamente ahí. La posibilidad existe debido a la crisis y la inseguridad que azotan a varios países latinoamericanos.

Pero, por lo menos en una primera instancia, alrededor del 56% de los compradores colombianos y ecuatorianos ven la opción de rentar la propiedad y generar un ingreso extra importante. En el caso de los argentinos, el alquiler para ganar rendimiento llega al 68% de los casos. Solo en el caso de los brasileños esa opción no supera el 25%.

En la mayoría de los casos se busca rentabilidad alta y a corto plazo, en un mercado estable y con incentivos fiscales que normalmente no se encuentran en su país de origen. (JS)

El mercado inmobiliario en Ecuador está lleno de trabas y desincentivos

Aunque algunos constructores ecuatorianos se alían para participar en proyectos en el exterior y así diversificar riesgos, el mercado interno de viviendas en el país no está pasando por su mejor momento, sin embargo, ha mantenido a flote al sector de la construcción en su conjunto mientras la obra pública sigue en mínimos.

Según datos de la organización Constructores Positivos, en sus mejores épocas, la construcción en Ecuador llegaba al 10% del PIB y ahora está apenas en 6,1%.

En Constructores Positivos creen que la construcción de vivienda ha sostenido al sector y esto se evidencia en los créditos hipotecarios (a través de bancos y cooperativas) que más o menos rondan los $2.000 millones al año.

Sin embargo, para que realmente aumente la demanda de viviendas debería haber un mayor papel del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess). Antes, el Biess entregaba hasta $1.200 millones en créditos hipotecarios, pero ahora llega en el mejor de los casos a la mitad. Constructores Positivos alertó que el Biess se está concentrando en créditos quirografarios (consumo) en lugar de incentivar la inversión en vivienda.

Además, la inseguridad, la inestabilidad política y la engorrosa e ineficiente tramitología frena el desarrollo del sector y desincentiva que se invierta en vivienda en el país, tomando en cuenta que es una compra a largo plazo.

La recientemente aprobada devolución del IVA para la construcción de vivienda o la compra de un inmueble ya listo para vivir puede ayudar a incentivar el mercado interno; pero no es la solución definitiva.

Fuente: Miami Association of Realtors

¿Quieres recibir las noticias más importantes? ¡Suscríbete sin costo, recíbelas por WhatsApp! Da clic aquí.