martes, diciembre 7, 2021
País Ecuador, la sexta economía de la región que más C02 emite

Ecuador, la sexta economía de la región que más C02 emite

Los niveles de CO2 son alarmantes y se deben a la mala calidad de los combustibles que se consumen en el país.

A pesar de tener un menor grado de industrialización y menos población que Perú y Colombia, las emisiones de C02 por habitante son mayores en Ecuador. Según las mediciones hechas por el Banco Mundial, nuestro país emite anualmente 2,31 toneladas por persona; mientras los vecinos fluctúan entre 1,60 y 1,70 toneladas.

El ranking, que toma en cuenta a 107 países, pone a la economía ecuatoriana como la sexta más contaminante en Sudamérica y la novena en toda América Latina.

Una de las principales causas de esta situación es la mala calidad de los combustibles que se consumen. En el mejor de los casos se alcanza la normativa Euro 2 y, en el caso del diésel, apenas es Euro 1; es decir, existe un retraso de más de 20 años, según Santiago Encalada, especialista del Laboratorio de Ensayos de la Escuela Politécnica del Ecuador.

En Perú y Colombia se tienen estándares Euro 3 y Euro 4, respectivamente; mientras que en Europa se prepara la implementación de Euro 7.

De acuerdo con un estudio del Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina (CODS), las malas condiciones de un gran porcentaje de las unidades de transporte público y la deficiente calidad de las gasolinas son la fuente de hasta el 50% de las emisiones de CO2.

Alto costo para el país

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estableció que la combinación de combustible barato y de mala calidad, como el diésel que se consume en Ecuador, genera altos costos en términos de salud (enfermedades respiratorias y de otros tipos), tiempo perdido en congestión vehicular, daños en vehículos y desgaste de las carreteras causado por el uso de los vehículos.

Esos costos, si se suman, totalizan más de $3.000 millones al año en pérdidas, no solo para la caja fiscal sino también para el bolsillo de los ciudadanos.

Así, por ejemplo, el peso de la contaminación, y la falta de políticas para tener un mejor transporte público, representan un costo de casi dos salarios básicos unificados $800 al año para cada familia ecuatoriana.

Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador, explicó que, el mal manejo de la política de combustibles no solo afecta la calidad del diésel sino a otros combustibles también.

En 2015, se permitió que se comenzara a despachar la gasolina extra con dos octanos menos de lo regular.  Esa disposición, en primera instancia, tenía una validez hasta diciembre de 2020; pero en enero 2021, el Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN) hizo permanente esa disminución en la calidad.

En este contexto, las autoridades todavía no concretan un nuevo marco legal para que aumenten los estándares de calidad. (JS)

Reforma verde generaría $6.000 millones adicionales y 1,5 millones de empleos

El 5 de junio de 2021 se emitió el Decreto Ejecutivo No 59, donde se cambió la denominación del Ministerio de Ambiente y Agua por el de Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica. Además, se estableció que se debía construir una política pública para esa transición.

Sin embargo, todo está en postulados y grandes propósitos; pero hasta 2025 el país debe tener claro cómo va a aprovechar las oportunidades de la nueva economía verde en ascenso y reducir sus emisiones de CO2.

Según el reciente estudio ‘Política Fiscal y Cambio Climático’, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ecuador podría generar hasta $6.000 millones de ingresos adicionales si combina eliminación de subsidio a los combustibles, compensaciones directas a los sectores más pobres y más inversión en energías renovables e industrias verdes.

En las economías más desarrolladas, no solo se han desmontados esos subsidios, sino que se imponen impuestos a las emisiones de C02; y se tienen planes de transición a transporte eléctrico con metas hasta 2050.

A mediano y largo plazo, esas medidas, de la mano de las industrias verdes, podrían crear hasta 1,5 millones de empleos.

Contaminación se redujo drásticamente durante confinamientos

Durante los últimos confinamientos totales de fin de semana (abril y mayo 2021), y los que se produjeron a inicios de la pandemia (marzo y junio 2020), la concentración de contaminantes en el aire disminuyó hasta en un 50%, en ciudades como Quito.

Esa disminución se debe, en gran medida, a que se impusieron restricciones a la circulación de vehículos y el transporte público se redujo al mínimo.

En un análisis realizado por Rasa Zalakeviciute, docente de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Las Américas (UDLA); los estudiantes Renne Vásquez y Daniel Bayas; y Valeria Díaz Suárez, directora de la Red de Contaminación Atmosférica de Quito, demostraron que la contaminación del aire empezó a bajar desde el primer día de la estricta cuarentena.

Noticias relacionadas

La Hora TV