¿Vicepresidenta Verónica Abad se convierte en una víctima de los errores de Daniel Noboa?

ALERTA. Las actitudes autoritarias generan alarma dentro de los sectores del país. Foto: Presidencia
ALERTA. Las actitudes autoritarias generan alarma dentro de los sectores del país. Foto: Presidencia

El presidente de la República, Daniel Noboa, se aleja de su discurso ‘anti-nada’ y se abre frente con todos sus exaliados políticos. Los intentos de liberarse de la vicepresidenta Verónica Abad la convierten en una víctima de un Gobierno con “tintes” totalitarios.

El último capítulo de la disputa del presidente de la República, Daniel Noboa, con su vicepresidenta, Verónica Abad, terminó con una gran derrota del Gobierno en la Asamblea Nacional, aunque para algunos analistas la presentación del caso fue realizada por el poder Judicial y la derrota debería ser cargada a la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Lo cierto es que la negativa del Parlamento al enjuiciamiento de Abad, no es un aval a la impunidad, sino una advertencia al régimen para reconducir sus acciones y detener los “tintes totalitarios”.

A pesar que el Presidente mantiene una importante aceptación y aprobación a su gestión, siendo febrero el mes en que registró su pico máximo de popularidad al superar los 80 puntos de aprobación, en los últimos cuatro meses la caída ha sido importante, perdiendo según los datos de la encuestadora Cedatos algo más de 20 puntos.

En este sentido, al Gobierno llegan llamados a mejorar la comunicación, a poner fin a la persecución a la Vicepresidenta y a recuperar el espíritu conciliador que le permitió iniciar un proyecto para el futuro de los ecuatorianos.

También hay analistas que abogan por la difusión de los resultados del Gobierno de forma transparente.

¿Derrota del Presidente o de la Justicia?

Para el analista político, Lolo Echeverría, lo ocurrido el 14 de junio de 2024 en la Asamblea, debe ser tomado como una advertencia al Gobierno sobre la necesidad de recuperar lo que fue la esencia de su propuesta luego de su juramentación.

Echeverría indicó que siendo una petición de la justicia el enjuiciamiento de Abad, “es una derrota de la Justicia, primero, porque involucran a la Vicepresidenta en un juicio que no le corresponde a ella, después del análisis lo que ha hecho la Justicia es incomprensible”, acotó.

Para el analista la pretensión de tratar de mantener en secreto los detalles sobre los que se acusó a Abad, no deben ser permitidos, “la destitución de un Vicepresidente de la República, y que se lo haga en secreto, sin conocimiento de cuáles son en detalle las acusaciones, ha sido una barbaridad desde el punto de vista jurídico y político”.

Acotó que Abad deberá ser investigada cuando deje el cargo y deberá responder ante la justicia en caso de alguna irregularidad.

“Cabe que mucha gente crea que el Gobierno está detrás de toda esta tropelía por los antecedentes, pues el Gobierno ha ensayado numerosos caminos, al margen de la ley o por lo menos al filo de la legalidad, para librarse de la Vicepresidenta”, lamentó.

Para Lolo Echeverría, “cabe la presunción de que también detrás de este camino judicial estaba el Ejecutivo, un error garrafal que es indicativo del talante autoritario del Gobierno”,.

Error estratégico en la política del Gobierno

El director de la consultora de comunicación y análisis político ICARE, Pedro Donoso, consideró que lo acontecido con Abad es la demostración de los errores políticos y estratégicos que se vienen cometiendo desde el Palacio de Carondelet.

Indicando que más allá de la decisión de la Asamblea de no enjuiciar judicialmente en este momento a la Vicepresidenta, lo trascendental es la suspensión de la rueda de prensa en la que el Gobierno anunciaría la eliminación del subsidio a la gasolina.

Donoso explica que los estrategas políticos y operadores del régimen “pudieron haber anticipado la derrota, es decir, una cosa es que tú anuncies la eliminación de los subsidios con una imagen fuerte de una relación sólida con la Asamblea Nacional, sin que la Corte Constitucional se te baje el decreto de excepción y otra cosa es que lo anuncies con debilidad”.

Para el director de ICARE ambas situaciones están “profundamente atadas y conectadas”, por lo que considera que, ahora, la decisión de enfrentar o no la eliminación del subsidio “no sabemos si lo va a paralizar o no”.

Desde su punto de vista, “no creo que tenga impacto en la imagen del Gobierno en sí mismo, sino que es más una derrota estratégica en Carondelet”.

Incapacidad para gestionar la estrategia

Para Donoso, el Gobierno ha exhibido una gran incapacidad al momento de manejar los conflictos internos, sobre todo en el caso de la Vicepresidenta.

“Noboa hizo un macroproblema de un miniconflicto; es decir, tiene un pésimo manejo en su relación y en el entendimiento. Si no tenía una buena relación con la Vicepresidenta, la incapacidad de entender finalmente cómo administrar esta crisis le ha llevado finalmente a alimentar un monstruo, y ese monstruo es poderosísimo sin serlo”.

Detalló que, a pesar de lo que han tratado de señalar los sectores cercanos al Gobierno de la posibilidad de un acuerdo entre la Vicepresidenta y el correísmo, “Abad no necesita tener un acuerdo con el correísmo, porque finalmente el correísmo entiende que mientras Abad se mantenga viva políticamente, es un estorbo para Noboa”.

Para Donoso, “la Revolución Ciudadana ha entendido que mantenerla, complica el camino a Noboa y eso tiene un solo responsable, que es el mismo Noboa”.

Advirtió que, en este momento, Abad podría terminar por convertirse en la “cara visible de una oposición legítima”, indicando que el encargado de hacer esta campaña ha sido el propio Presidente, “la campaña que está haciendo Noboa para Abad es fabulosa”, ironizó. (ILS)

Noboa debe volver a lo que era

Lolo Echeverría manifestó que en la actualidad la oportunidad que tiene el presidente Daniel Noboa es recuperar la imagen que lo acompañó al principio de su Gobierno.

“La primera opción es volver a lo que él nos dijo que era, en campaña, nos dijo que era anti-nada y pro Ecuador, y al inicio de su Gobierno, así se presentó”, recordó.

Relató que las alianzas en la Asamblea Nacional, fueron vistas de forma positiva, “pero después, el Presidente cambia y se convierte, como él mismo dijo, en un enemigo peligroso”.

¿Quieres recibir las noticias más importantes? ¡Suscríbete sin costo, recíbelas por WhatsApp! Da clic aquí.