viernes, diciembre 3, 2021
País Costos e impuestos enlentecen la telefonía móvil en Ecuador

Costos e impuestos enlentecen la telefonía móvil en Ecuador

Las arcas del Estado han recibido millones de las operadoras, pero el servicio no ha mejorado ni se ha ampliado su cobertura. 

Este 25 de noviembre de 2021, la Asociación Global del Ecosistema Móvil (GSMA) develó un nuevo informe que, entre sus principales conclusiones, establece que los altos impuestos y costos cobrados a las operadores de telefonía móvil han provocado que no se invierta en mejoras tecnológicas y de servicio.

Los usuarios ecuatorianos se han visto directamente afectados porque la velocidad de descarga es 40% menor que la media regional. Además, se ha retrasado en más de un año la meta de alcanzar una cobertura del 80% en 4G.

El resultado es que el internet móvil es de los más caro y lentos de América Latina.

“En Ecuador, los pagos anuales, en particular las tasas administrativas por uso del espectro, se han vuelto una porción creciente del costo de este recurso. Esta fuerte carga ha reducido la capacidad y los incentivos para invertir de los operadores, perjudicando a los usuarios”, señala Lucas Gallitto, director para América Latina de GSMA

El estudio asegura que el costo del espectro en Ecuador está tres veces por encima del costo de la media regional. Mientras en 2010 representaba el 10% de los ingresos recurrentes de los operadores, ahora se come el 16%.

Adicionalmente, se ha entregado un menor volumen de espectro que sus pares en otros países de América Latina. A fines de 2020, Ecuador había asignado alrededor de 280 MHz de espectro para uso móvil, muy por debajo del promedio regional de 400 MHz.

Así, se configura un escenario de poca eficiencia donde hay un espacio grande de crecimiento, pero que es desaprovechado porque se privilegia cobrar más a las operadoras. No hay innovación ni incentivos de mejora

Gallitti recalcó que el alto costo, definido en un gran porcentaje por el Estado, y no por oferta y demanda, ha generado efectos negativos tanto en el despliegue de nuevas redes como en la calidad del servicio de telefonía móvil en el país.

De acuerdo con el estudio, la renovación de la banda de 1900 MHZ fue siete veces más cara que la medida en América Latina; y los de banda de 900 y 1700 MHZ fue cinco veces más alta.

Todas estas situaciones deberán ser tomadas en cuenta por el actual Gobierno dentro del proceso de negociación que ya lleva a cabo con las empresas de servicios móviles para la renovación de los contratos de concesión de espectro. Ese proceso debe concluir en el 2023.

Dentro de la reforma tributaria que se está tratando en la Asamblea, las autoridades nacionales han incluido la posibilidad de que las empresas de telefonía puedan pagar parte del espectro con inversiones directas para ampliar los servicios para sectores remotos.

En los últimos años, los impuestos y tasas cobradas a las operadoras no se han destinado a mejoras en el sector de telecomunicaciones, sino que han ido al saco roto del presupuesto estatal para cubrir gasto corriente.

Así, por ejemplo, los Gobiernos de los periodos anteriores recibieron más del doble de lo necesario para cerrar la brecha digital, pero lo malgastaron en otros fines. (JS)

TE PUEDE INTERESAR:

Discurso de la primera dama sobre violencia de género recibe críticas

Al trabajador medio no le alcanza la vida para ahorrar para una casa

Recursos públicos se malgastaron en la infraestructura vial

Noticias relacionadas

La Hora TV