Dudas sobre mal uso y contrabando ensombrecen el consumo de diésel en el sector eléctrico e industrial

PRODUCCIÓN. Petroecuador distribuye el 99% del combustible para sectores como el eléctrico.
PRODUCCIÓN. Petroecuador distribuye el 99% del combustible para sectores como el eléctrico.

El consumo de diésel sube hasta más de 300% supuestamente para uso en el sector energético; mientras el consumo industrial cae 67%. Se sospecha desvío e incluso contrabando.

Los distribuidores de combustibles están preocupados porque, de manera sorpresiva, desde el Estado se han establecido cupos de venta para las estaciones de servicio.

Ivo Rosero, presidente de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), explicó que les están asignando menos de lo que normalmente venden y eso puede provocar desabastecimiento.

Según Rosero, la razón para esta medida, de acuerdo con la explicación de las autoridades, es que algunas estaciones de servicio estarían vendiendo combustible a sectores no autorizados, por ejemplo, el sector industrial que tiene un costo de diésel más elevado.

“Ante esto, hemos enviado una carta al Ministro de Energía en la que manifestamos que estamos de acuerdo con que se investigue, se hagan todos los análisis, pero la solución no es poner cupos de venta”, puntualizó.

Problema está en Petroecuador

Según el análisis de la Camddepe, con base en cifras de la empresa pública Petroecuador, el aumento atípico en el consumo de diésel está concentrado en el sector eléctrico.

Entre enero y mayo de 2023, el consumo de diésel 2 creció 537%, en comparación al mismo periodo de 2022. Ese incremento es solo supuestamente para el sector eléctrico.

En el caso del diésel premium, el incremento del consumo para el sector eléctrico fue de 302% en los primeros cinco meses de este año.

A la par de este salto desproporcionado en el sector eléctrico, se registró una caída del diésel para consumo industrial del 67%

“Hay una distorsión gravísima en el consumo del diésel eléctrico que contrasta con la disminución del consumo del diésel industrial. Muy probablemente ahí está el desvío y la responsabilidad recae en Petroecuador, porque la estatal petrolera maneja el 99% de la distribución para los sectores eléctrico e industrial”, afirmó Rosero

Así, los distribuidores consideran que Petroecuador debe responder sobre lo que está pasando y si se está desviando combustible subsidiado para industrias que deberían pagar el precio real.

La carta al Ministro de Energía y la reunión pedida con el presidente de la República, Guillermo Lasso, son para esclarecer estos temas y encontrar soluciones efectivas.

No se descarta contrabando

Rosero no descarta que el atípico consumo de diésel también esté relacionado con temas de contrabando; pero nuevamente todo apunta a Petroecuador.

“No se puede descartar que el aumento en el consumo de combustible para el sector eléctrico esté relacionado con contrabando, pero quien maneja las estaciones de servicio en frontera es Petroecuador.  Esas estaciones fueron confiscadas hace varios años por el Estado”, añadió.

Rosero recalcó que el sector de la distribución privada de combustibles es uno de los más controlados del país. Diariamente se deben presentar reportes de ventas y compras.

“El SRI tiene datos de todo lo que hacemos. Cuando compramos un tanquero de combustible pagamos el IVA como cualquier producto, pero en ese mismo momento nos retienen el IVA de lo que todavía no vendemos. Eso se llamaba IVA presuntivo y puede llegar hasta el 100%”, acotó el presidente de la Camddepe.

LA HORA consultó a Petroecuador sobre el aumento desproporcionado del consumo de diésel para el sector eléctrico y la caída en el sector industrial. También se preguntó sobre el manejo de las estaciones de servicio en frontera y los problemas con un posible contrabando.

Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, no se recibió respuesta.

¿La focalización viene al rescate?

Además de los problemas citados, los distribuidores de combustible tienen un margen de comercialización congelado desde hace 20 años. “De 1.200 estaciones de servicio, en 600 estamos trabajando del punto de equilibrio hacia abajo (en pérdida o casi)”, aseveró.

De acuerdo con Rosero, el 1 de marzo de 2023, los ministros de Economía y Energía, les dieron la razón e incluso les ofrecieron ajustar el margen de comercialización dentro de un mismo decreto ejecutivo (a emitirse en mayo de 2023) en donde se establecería la focalización de combustibles.

Con la muerte cruzada todo quedó en suspenso; pero el tema se reactivó hace pocas semanas.

“Hace pocas semanas una funcionaria del Ministerio de Energía nos presenta a nosotros y al ministro (Fernando) Santos un cronograma qué termina con la elaboración de un Decreto Ejecutivo en septiembre. Es decir, se estaría pensando en la focalización a las puertas de la salida del Gobierno”, dijo Rosero.

El proceso de focalización sería gradual; pero los distribuidores cuestionan que se busque implantar un costoso software informático para cobrar precios diferenciados, cuando existen soluciones rápidas y baratas, como tarjetas de débito o billeteras móviles, donde se puede depositar un monto mensual para los sectores focalizados con el subsidio a los combustibles.

“Lamentablemente, en el acta de paz (con el movimiento indígena), el Gobierno se comprometió a instalar un software de última tecnología con precio diferenciado para el combustible, solo les faltó poner la marca del software. El problema es que había intereses creados porque un asesor del sector indígena era un vendedor de software. Se llegó a hablar de un costo de hasta $300 millones, sería una inversión de $20 millones a nivel nacional. No es lógico, es un absurdo”, concluyó Rosero.

Un buen sistema de focalización ayudaría a transparentar el mercado y aclararía a dónde van los desvíos en el consumo de combustibles; pero actualmente existen más preguntas que respuestas. (JS)

Los distribuidores de combustibles harán un plantón frente al palacio de Carondelet durante el próximo miércoles 26 de julio de 2023.